miércoles 29 de mayo de 2024

Desmintiendo a Pichetto: el arduo camino de los feminismos y transfeminismos para acceder a cargos públicos

El auditor general de la Nación cuestionó la capacidad de gestión de Ayelén Mazzina, ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, solo por su orientación sexoafectiva. Declaraciones que atrasan e invisibilizan años de lucha.
Pichetto, cupo laboral trans
El Cupo Laboral Trans se promulgó en junio de 2021. Crédito: Facundo García, Nota al Pie.

El pasado fin de semana no solo se caracterizó por el feriado largo. También estuvo marcado por las misóginas declaraciones del auditor general de la Nación, Miguel Ángel Pichetto. Él puso en duda la idoneidad de la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Ayelén Mazzina, solo por su orientación sexoafectiva. 

Sus declaraciones iniciales fueron en una entrevista en La Nación +. “(El Ministerio) está en manos de una chica que es lesbiana, que está bien”, comenzó. “Pero si es Ministerio de la Mujer, podrían haber puesto a una mujer”. 

Luego, en sus redes sociales, quiso aclarar sus dichos. “El Ministerio de la Mujer no repudió el asesinato de Lucio Dupuy por coincidir la orientación sexual de la ministra, con las de las perpetradoras del crimen”, publicó.

Y para rematar la lista de afirmaciones discriminatorias, volvió a salir al ruedo en su cuenta de Twitter. “La agenda del Ministerio de Géneros y Diversidad siempre está al servicio de las minorías”, denunció. En este sentido, criticó que “la agenda de la anterior ministra era Milagro Sala y mapuches, incluyendo a Jones Huala. La de la actual, es la de las minorías más ideologizadas y excluyentes”.

¿Sabrá Pichetto que si no se legisla para esas “minorías”, estas carecen de derechos garantizados para vivir su cotidianidad como el resto de las personas hegemónicas heterocis? Para informar al auditor general de la Nación, Nota al Pie realiza un racconto de algunas mujeres (trans o cis) que llegaron a ocupar cargos públicos. Y también, de los escollos que debieron superar en el camino. 

De la invisibilización a la lucha por les demás

Cuando una persona del colectivo LGTBIQ+ llega a un cargo de poder, es noticia. No solo por la novedad de ocupar un puesto que suele destinarse a varones hetero cis, sino también por el lugar ganado. Llegará el momento en que sea algo normal, pero hoy es importante visibilizar esas situaciones para asegurar su continuidad. 

En el último tiempo, las personas travestis o trans comenzaron a aparecer en esos titulares. Una de ellas es Agustina Ponce, la activista que asumió como subsecretaria de Políticas de Diversidad del Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad el 16 de enero pasado. 

El mismo puesto lo ocupó antes Alba Rueda, que a su vez fue la primera mujer trans en ocupar un cargo público con rango de Subsecretaría. En la actualidad se desempeña como Representante Especial sobre Orientación Sexual e Identidad de Género del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto. También es la primera mujer trans en tomar ese puesto. 

Ellas (y otras más) siguen el camino de dos históricas en el colectivo travesti trans. Diana Sacayán, que entre otras cosas, formó parte del Programa de Diversidad Sexual del INADI y fue la primera travesti en recibir su DNI con la inscripción del género femenino. Y Lohana Berkins, que además de referente entre sus compañeras fue la primera persona trans en conseguir un empleo estatal, en el año 2000, y en postularse como candidata a diputada nacional (2001). 

Creditos Presentes
Agustina Ponce fue una de las fundadoras de la Asociación Mundo Igualitario (AMI). Crédito: Agencia Presentes.

La importancia de una legislación

“Siempre se dice que el Estado antes ha estado ausente”, afirmaba Agustina Ponce a la Agencia Presentes. “Eso es una falacia. Siempre estuvo presente, nada más que antes lo estaba desde un rol criminalizante y ese rol le tocó vivir a las maricas y travas más viejas”.

Allí radica la importancia de que las “minorías” (como lo dijo Pichetto) lleguen a los cargos de poder. Recientemente se aprobó la Ley 27.636 de Promoción de Acceso al Empleo Formal para Personas Travestis, Transexuales y Transgénero” (o cupo laboral trans). La norma establece un cupo “no inferior al 1%” para las personas travestis, transexuales y transgénero en los tres poderes del Estado nacional.

A junio de 2022, 427 personas trans trabajaban en el Sector Público Nacional, de acuerdo con los datos del Monitoreo del Cupo Laboral Travesti Trans. Un año atrás, el mismo relevamiento había identificado 87 personas trans trabajando en el Estado.

La diferencia la marcó la ley. Pero eso es algo reciente, hace tan solo 10 años se sancionaba en Argentina la Ley de Identidad de Género. Esta fue la primera en el mundo en no patologizar las identidades trans. También, permitió acceder al cambio registral a través de un simple trámite administrativo, sin necesidad de acreditar pericias médicas, intervenciones quirúrgicas o tratamientos hormonales. 

Hace algunas décadas, hasta los ´90, en nuestro país las personas trans eran criminalizadas, con detenciones ilegales y arbitrarias. Y en 2006, se informó que la aplicación de silicona industrial era la tercera causa de muerte en las personas travestis y trans. Antes de la Ley de Identidad de Género, las modificaciones corporales del colectivo trans eran supeditadas a ser prácticas clandestinas, ya que para hacerlo en los hospitales públicos debían tener una órden judicial

Creditoss Presentes
Alba Rueda es la presidenta de Mujeres Trans Argentinas. Crédito: Agencia Presentes.

Los cargos más altos continúan en manos de varones hegemónicos

Solo con una mirada rápida a la disposición de quienes ocupan los cargos más altos en el Poder Ejecutivo, se hace visible la falta de representación de mujeres y personas de la diversidad sexual. 

En la actualidad, en el mapa de la cúpula de la Administración Pública Nacional, se encuentran cinco nombres de mujeres. La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner; y cuatro ministras: Carla Vizzotti en Salud; Victoria Tolosa Paz en Desarrollo Social; Ayelén Mazzina en Mujeres, Géneros y Diversidad; y Raquel Kismer en Trabajo, Empleo y Seguridad Social

Que haya una mujer en el cargo no siempre asegura la implementación de perspectiva de género en los organismos, pero genera la esperanza. En un año de elecciones, todavía hay provincias (como La Pampa) que recién ahora estrenan la Ley de Paridad de Género en las listas. Es decir, que cada partido deberá ubicar de manera intercalada a mujeres y varones como candidates.

Evidentemente, Miguel Ángel Pichetto no está al tanto de la lucha del movimiento feminista y transfeminista por llegar a lugares de poder. Puestos en los que se puede trabajar por mejorar la vida de colectivos relegados. Cargos a los que los varones heterocis y hegemónicos (como él) accedieron con facilidad a lo largo de la historia. ¿Tendrá miedo que las minorías le muevan el piso?

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

El Gobierno Nacional decidió dejar de financiar los Juegos Evita

Durante una reunión virtual federal se acordaron diversas directivas sobre una de las competencias más añejas de la Argentina. Entre lo más destacado se encuentra el hecho de que dejará de recibir sustento monetario y deberán ser las provincias las que se encarguen de ese asunto.

Guillermo Francos jefe de Gabinete, el síntoma de la crisis política

El funcionario mantuvo una reunión con los ministros del gobierno y brindó una conferencia de prensa en la que confirmó que Federico Sturzenegger será designado como ministro. El presidente Javier Milei ya se encuentra en Estados Unidos, por quinta vez.

Cambio climático en los ojos del Parlasur

El Parlamento del Mercosur analizó en un seminario cómo la problemática afecta a los países de América Latina y el Caribe. ¿Sus premisas? La solución es colectiva, y la economía del futuro no puede dejar de lado al cambio climático.

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto