miércoles 17 de abril de 2024

Una medida rupturista: el nuevo gobierno de Senegal convocó a Francia a retirarse de su territorio

El flamante presidente, Bassirou Diomaye Faye, declaró que “es hora” de que París abandone su posición colonial. Dakar detona la hegemonía francesa y se alinea al bloque panafricanista articulado sobre el Sahel.
Una medida rupturista: el nuevo gobierno de Senegal convocó a Francia a retirarse de su territorio
Faye representa al panafricanismo en Senegal, una visión geopolítica que está en aumento en África occidental. Crédito: El País.

Después de la victoria electoral del fin de semana pasado, que interrumpió la línea política del ex presidente de la Unión Africana, Macky Sall, el nuevo presidente senegalés, Bassirou Diomaye Faye, arremetió contra Francia

En una conferencia de prensa que alarmó a París, el nuevo jefe de Estado indicó que “es hora” de que la potencia europea abandone Senegal. Nota al Pie analiza la respuesta reactiva de Faye en función de la consolidación del bloque panafricanista en la región del Sahel, las disputas geopolíticas a nivel internacional y la correlación de fuerzas al interior de la Unión Africana.

Faye revierte la relación franco-senegalesa

El candidato opositor, representante político del partido disuelto Patriotas Africanos de Senegal por el Trabajo, la Ética y la Fraternidad (PASTEF), ganó las elecciones presidenciales del pasado domingo en la primera vuelta, al obtener más del 54,3% de los votos frente al 35,8% del oficialista Amadou Ba

Su triunfo sobre el aspirante a suceder al entonces jefe de Estado, Macky Sall, fue notable, ya que ocurrió once días después de salir de prisión por amnistía, donde se encontraba cumpliendo condena por desacato al Tribunal de Justicia del país. “Es la victoria de la democracia senegalesa”, expresó Sall, quien felicitó tanto al ganador como al perdedor, Ball.

Luego de la vertiginosa y contundente victoria, Faye escaló en la escena mediática al declarar en conferencia de prensa que “es hora de que Francia abandone Senegal”. 

Su planteo refiere a la histórica influencia política que la potencia europea ejerce sobre el continente africano, sobre todo en la región occidental y el Sahel. Desde el proceso de descolonización desarrollado a partir de las independencias de estados africanos en la década de 1960, Francia mantiene un control político y militar relativo sobre varios países, a los que considera su “patio trasero”.

Las palabras de Faye representan una reafirmación del cambio de rumbo político elegido por el pueblo senegalés en las urnas. El triunfo de la oposición supone un cambio significativo a nivel nacional, considerando el estado de debilidad en el que se encontraba el partido proscripto PASTEF, fundado por el propio Faye y el líder opositor, Ousmane Sonko

Su encarcelamiento lo posicionó rápidamente en la escena política al nivel de Sonko, quien estaba impedido de postularse debido a las condenas judiciales. La oposición, autodenominada “panafricanista de izquierda”, tiene como objetivo realizar un cambio profundo y estructural en la tendencia política que Macky Sall, de buen diálogo con París, le imprimió a Senegal en los últimos doce años.

Una medida rupturista: el nuevo gobierno de Senegal convocó a Francia a retirarse de su territorio
La rebelión de Mali, Níger y Burkina Faso expresó un punto de quiebre a nivel político en la relación con Francia. Crédito: DW.

Panafricanistas vs colonialistas, ¿un nuevo eje en el Sahel africano?

Mientras Emmanuel Macron reperfila su interés geopolítico hacia Europa oriental en relación con el conflicto en Ucrania y la “amenaza” rusa, su influencia en África occidental se acelera. Este escenario se evidencia con claridad en el proceso que se viene desarrollando en la región del Sahel, sobre todo después del golpe de Estado en Níger en julio de 2023. 

Tras meses de profunda inestabilidad política, el sector militar encabezado por Omar Tchiani logró tomar el control del gobierno a pesar de la amenaza militar de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), impulsada por París y Washington.

La resistencia de Tchiani en Níger no se explica solo por la movilización popular que lo apoyó en las calles, sino también por la articulación política que logró junto a Burkina Faso y Mali, países vecinos. Con procesos similares, ambas naciones potenciaron un nuevo bloque geopolítico con raíces panafricanistas que busca eliminar la relación colonial con Francia. 

En esa línea se inscribe la formación de la Confederación de Estados del Sahel (CEA), acompañada del lanzamiento de una moneda común que reemplace al franco CFA. El movimiento busca así contrarrestar el control ejercido por París sobre el flujo comercial en la región, que impidió a los estados del Sahel planificar su propia economía.

África, un terreno fértil donde avanza la multipolaridad

Si la pandemia de Covid-19 y la escalada militar en Ucrania, desplegada a partir del inicio de la Operación Militar Especial (SMO) en febrero de 2022, representaron un quiebre en la disputa geopolítica a nivel internacional, África es un escenario que da cuenta de ello. 

En julio de 2023, en medio de una situación que el sistema comunicacional occidental caracterizó “de aislamiento” de Rusia, San Petersburgo albergó la segunda edición de la Cumbre Rusia-África y el Foro Económico y Humanitario Rusia-África. En aquel entonces, la Unión Africana y Rusia ratificaron la cooperación en el nivel militar, comercial, e incluso cultural y científica.

La confrontación internacional entre el esquema del Unipolarismo Financiero, que representa los intereses del Foro de Davos (WEF) y es defendido por la OTAN, y el Multipolarismo Pluriversal, nucleado en espacios como el BRICS y la OCS, impulsado también por el Papa Francisco, se desarrolla con fuerza en África. 

En ese marco de multipolaridad, que discute el sistema internacional atlantista y unipolar diseñado en Tratado de Bretton Woods en la segunda posguerra y ratificado con el Consenso de Washington tras la caída de la URSS, se afianza en el continente africano. 

El combate contra el yihadismo y los grupos separatistas, así como la nacionalización de los recursos estratégicos por parte del Estado, son dos lineamientos claros que el nuevo bloque panafricanista persigue y con los que el esquema multipolar colaboró. 

A su vez, la presencia militar rusa y la inversión extranjera directa de china fueron dos factores que le permitieron a naciones del Sahel, pero también a potencias como Sudáfrica, Etiopía, Nigeria y Egipto, ganar grados de autonomía estratégica y proyectar la constitución conjunta de un polo de poder en el concierto internacional de naciones.

Una medida rupturista: el nuevo gobierno de Senegal convocó a Francia a retirarse de su territorio
El viraje de Macron a Kiev deja en evidencia su renuncia a sostener la cuestionada relación colonial con África occidental. Crédito: Radio Canadá Internacional.

¿Reconfiguración de la Unión Africana?

Otra de las medidas que el tándem Faye-Sonko pretende implementar al frente del gobierno se destaca el reemplazo del franco CFA por una moneda regional en coordinación con la CEDEAO, una iniciativa similar a la que apunta la flamante Confederación de Estados del Sahel (ex AES). 

Si bien su antecesor, Macky Sall, criticó el papel atlantista en el conflicto ucraniano debido a las consecuencias comerciales de las sanciones contra Moscú, mantuvo un diálogo fluido con Macron. 

Hoy, y después de trece años en el poder, su renuncia a competir por un tercer mandato deja en evidencia el nivel de tensión política que generaba su protagonismo en la cúpula senegalesa. De hecho, tras perder las elecciones anunció su salida del país hacia Marruecos.

Sall no solo representaba un liderazgo al interior de Senegal, sino que también fue una figura de relevancia a nivel continental. De hecho, presidió la Unión Africana (UA), el organismo regional miembro observador de la ONU, desde 2022 hasta 2023, al ser reemplazado por el comorense Azali Assoumani

En la Unión Africana conviven numerosas naciones africanas, lo que refleja la diversidad de visiones políticas pero también económicas. Desde Sudáfrica, Etiopía y Egipto, miembro del BRICS, hasta Nigeria, cabeza del CEDEAO, y también Marruecos, satélite geopolítico del atlantismo unipolar.

En efecto, el debilitamiento de la figura de Sall en favor de Faye-Sonko en Senegal pone de relieve una confrontación continental con contradicciones de nivel secundario en su interior: la de los panafricanistas frente a los colonialistas. 

Cabe destacar la suspensión que la Unión Africana impuso a Malí, Níger y Burkina Faso al fundar la AES en 2023. El organismo regional representa diversos proyectos políticos que expresan el nivel de influencia de potencias como Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos, así como también de China y Rusia, en relación con el continente. 

Por ello, el reciente triunfo de Faye y su posición se enmarcan en un proceso con características soberanistas a nivel regional que busca revertir el proyecto colonial que Europa sostuvo con claridad hasta la actualidad.

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

La llama olímpica se encendió en Atenas y se dirige a París

La previa a los Juegos Olímpicos París 2024 inició con el fuego sagrado en el templo de Hera, en Grecia. Desde Nota al Pie te contamos cómo fue la ceremonia y cuando inició este ritual.

Chile declaró Internet como servicio público

La Cámara de Diputados aprobó la ley que busca reducir la brecha digital y obliga a las empresas a garantizar la conectividad en todas las áreas donde tengan cobertura. Ahora sólo resta la firma del presidente, Gabriel Boric, para su plena vigencia.

Sin tiempo para atender las demandas populares, Milei se reúne con la élite empresarial en el Foro Llao Llao

El presidente vuelve a mostrar un estrecho vínculo con los empresarios más poderosos al participar del exclusivo encuentro en Bariloche. Por su parte, la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) convocó a cortes de ruta para evitar su llegada, en reclamo por el ajuste y la recesión.

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto