jueves 18 de abril de 2024

X-Men: más allá de los cómics, un símbolo de diversidad y lucha por la coexistencia

La serie animada de los 90 catapultó a la fama mundial a los mutantes y los convirtió en icónicos de la cultura pop. Ahora, con una secuela en marcha, su popularidad está en alza. Más allá de la narrativa de superhéroes, se revela una crítica social aguda que aborda el relegamiento de las minorías en la sociedad.
2 X Men
La conciencia pública sobre problemas sistémicos creció en el siglo XXI, permitiendo que las series y películas de X-Men se convirtieran en vehículos para la crítica social. Crédito: Marvel Animation.

X-Men: The Animated Series es una serie de televisión animada basada en el popular equipo de superhéroes de Marvel Comics. La serie sigue las aventuras de un grupo de mutantes con habilidades extraordinarias que luchan por la coexistencia pacífica con la humanidad, mientras la protegen de las amenazas de villanos y organizaciones malévolas. La serie fue producida por Saban Entertainment y Marvel Studios y se emitió originalmente desde 1992 hasta 1997. 

La serie aborda una amplia gama de temas, como la discriminación, la tolerancia, la aceptación y la responsabilidad personal. A lo largo de sus cinco temporadas, adaptó varias historias y arcos de cómics clásicos de X-Men, incluyendo La saga de Fénix Oscura, Días del Futuro Pasado y La era de Apocalipsis, entre otros. La producción fue aclamada tanto por críticos como por fans, y es considerada una de las mejores adaptaciones animadas de superhéroes hasta la fecha.

Junto con el programa Batman: The Animated Series de Fox Kids, X-Men ayudó a establecer un nuevo estándar para la narración de superhéroes en la televisión. Lo que la distingue es su capacidad para combinar la fidelidad al material original con la adaptación a las restricciones de la televisión infantil. 

Aunque la serie estaba destinada a un público más joven, no se restringió en la exploración de temas complejos y emocionales que son característicos de los cómics de X-Men. Desde la discriminación hasta el sentido de pertenencia, pasando por las luchas personales de cada personaje, abordó una amplia gama de temas de manera accesible para niñes, pero también profundamente significativa para les espectadores de todas las edades.

4 X Men
Los X-Men son un equipo diverso de personas que destacan por ser diferentes y son ampliamente rechazados por la humanidad. Crédito: Marvel Animation.

El showrunner de la serie, Eric Lewald, enfrentó el desafío de equilibrar la fidelidad a la fuente con las restricciones de la época. Aunque debieron ajustar ciertos aspectos para cumplir con los estándares de censura, lograron mantener la esencia y la intensidad emocional de los cómics. Este equilibrio se reflejó en la capacidad de la serie para abordar temas serios y oscuros sin perder su atractivo para el público infantil.

Uno de sus aspectos más destacados fue su enfoque en el desarrollo de personajes. Más allá de las batallas épicas y los poderes mutantes, la serie se centró en las relaciones entre los miembros del equipo, explorando sus motivaciones, conflictos internos y conexiones emocionales. Esta profundidad emocional y caracterización compleja contribuyeron a su longevidad y el impacto profundo en la cultura pop.

Casi tres décadas más tarde, los X-Men vuelven a la pantalla chica

La secuela, llamada X-Men ’97, se estrenará el 20 de marzo y promete ser una continuación fiel a los elementos que hicieron que su predecesora, X-Men ’92, fuera un éxito rotundo. En un proceso creativo dirigido por Beau DeMayo, se puso énfasis en preservar las complejas relaciones entre los personajes, el tono adulto del programa a pesar de estar dirigido a una audiencia más joven, y la acción, siempre presente en el género de superhéroes.

Uno de los enfoques principales será la exploración de las dinámicas de personajes, como la relación entre Gambit y Rogue, descrita por DeMayo como el “único emparejamiento verdadero” del espectáculo debido a su complejidad. El desarrollo de la trama también abordará los arcos argumentales de otros personajes, como Jubilee, Storm, Wolverine, Beast, Morph y Bishop, cada uno con sus propias luchas y desafíos.

Además, X-Men ’97 promete sumergir a la audiencia en los misterios no resueltos de la entrega original, incluida la muerte del Profesor X, mientras los X-Men enfrentan nuevos desafíos encabezados por Magneto y se enfrentan a Mister Sinister y los Centinelas. En un contexto de creciente simpatía hacia los mutantes, el equipo reflexiona sobre su futuro, mientras algunos, como Cyclops y Storm, luchan por mantener viva la visión de Xavier, y otres, como Jean Grey, buscan nuevos horizontes.

3 X Men
La secuela, X-Men ’97, se estrenará el 20 de marzo y promete mantener la esencia y el tono adulto del programa. Crédito: Marvel Animation.

X-Men, una metáfora que engloba a todos los outsiders

El grupo de mutantes conocido como X-Men hizo su debut en un cómic escrito por Stan Lee e ilustrado por Jack Kirby en 1963. Marvel Comics había tenido un gran éxito con la creación de superhéroes como Los Cuatro Fantásticos, Iron Man y El Increíble Hulk, y estaba buscando presentar una nueva serie. Después de haber agotado las historias de origen radiactivo –reflejo de la Guerra Fría y el temor a la amenaza nuclear–, Lee quería innovar con sus nuevas creaciones. “Pensé, ¡vamos, lo más fácil del mundo: nacieron así. ¡Eran mutantes!”. En aquel entonces, los X-Men estaban compuestos por el Profesor X, su líder, y cinco estudiantes blancos estadounidenses: Cyclopcs, Jean Grey, Beast, Iceman y Angel.

Durante las últimas seis décadas desde su introducción por Marvel Comics, los X-Men han sido comúnmente percibidos como una representación de grupos outsiders en la sociedad, las minorías. Su debut coincidió con el apogeo del movimiento por los derechos civiles. Por lo tanto, no es de extrañar que la intolerancia hacia los mutantes se halla a menudo equiparado con el prejuicio dirigido hacia los afroamericanos.

A pesar de que inicialmente fue considerada un fracaso y cancelada en 1969 poco después de su lanzamiento, en 1975, en medio de los avances sociales en curso impulsados por los movimientos de derechos civiles y derechos LGBTQ+, se le dio a los escritores Len Wein y al artista Dave Cockrum la tarea de revitalizar a los X-Men para una nueva era. Esto comenzó con un número especial titulado Giant-Size X-Men.

1 X Men
X-Men ayudó a establecer un nuevo estándar para la narración de superhéroes en la televisión, junto con Batman: The Animated Series. Crédito: Marvel Animation.

Con el objetivo de hacer que su nuevo equipo fuera lo más internacional y diverso posible, Wein y Cockrum introdujeron personajes ahora icónicos como Nightcrawler, Storm, Colossus y Wolverine, que provenían de Alemania, Egipto, Rusia y Canadá, respectivamente. Estos personajes, que protagonizaron tanto películas como series junto con los miembros clásicos, sentaron las bases para una diversidad continua en el universo de X-Men. A pesar de que la mayor diversidad de los X-Men de la década de 1970 es notable en contraste con el equipo inicial, no se extendió mucho más allá de sugerir diferentes identidades nacionales.

Chris Claremont, quien también comenzó a trabajar en Uncanny X-Men en 1975, es reconocido por crear las versiones más reconocibles de los personajes de hoy en día y por perfeccionar la metáfora de lo que significa ser un mutante, en conflicto con la sociedad. Representados como outsiders sociales en todas sus encarnaciones, los X-Men siempre sirvieron como símbolos de lo que significa ser temido y marginado por la sociedad por rasgos sobre los cuales no tienen control. 

Esta era más diversa de X-Men pudo enfatizar mejor la identidad de los mutantes como outsiders al representar muchas identidades interseccionales, como mutante y negro, mutante e indígena, mutante y queer, y mutante y discapacitado. Sin embargo, estas intersecciones siempre se inclinan fuertemente hacia la parte mutante de la identidad, a veces estereotipando el otro aspecto del personaje. Bajo el mando de Claremont, los X-Men se convirtieron en uno de los cómics más populares de Marvel.

X-Men
La serie adaptó varias historias y arcos de cómics clásicos de X-Men, incluyendo La saga de Fénix Oscura, Días del Futuro Pasado y La era de Apocalipsis, entre otros. Crédito: Marvel Animation.

El resurgimiento de X-Men en una nueva serie de cómics en la época posterior a Stonewall, junto con la movilización política en respuesta a la epidemia de SIDA, provocó que muchos lectores en las décadas de 1980 y 1990 los asociaran con la lucha por los derechos LGBTQ+.

La conciencia pública sobre problemas sistémicos como la injusticia racial, la transfobia y la homofobia creció solo en el siglo XXI, simultáneamente con el lanzamiento de las películas de X-Men. En consecuencia, la versatilidad de la metáfora mutante permitió que sus películas se convirtieran en vehículos para la crítica social, una posición inusual para los blockbusters

Esta crítica, sin embargo, señaló la eliminación de la especificidad de las diversas poblaciones minoritarias en favor de una metáfora más general de los mutantes como el Otro. La genética fue el factor principal que permitió esta amalgama de diferencias. Al surgir cualquier tipo de diferencia, ya sea física, mental o social, de una sola fuente, el gen X mutado, todas las formas de diferencia se volvieron variaciones de lo mismo. Esto resultó en una amplia gama de seres muy diversos que, paradójicamente, se volvieron casi intercambiables como representaciones de la diferencia misma.

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

Emanero, el artista multifacético que regresa al Luna Park

Tras el éxito de sus últimos lanzamientos, el músico argentino anunció un show en el emblemático estadio. Ante la demanda de sus seguidores, agregó una segunda fecha para el 14 de junio. En esta nota, todos los detalles.

“Bajo el Sol del Rocanrol”, un retrato fílmico de la contracultura argentina

El documental dirigido por Mónica Simoncini y Omar Neri, que aborda la figura del editor y periodista Jorge Pistocchi, se estrenará en los próximos días en el marco del festival BAFICI.

En medio de la tensión social, el Gobierno presiona para que avance la Ley Bases

El oficialismo busca establecer acuerdos con diputades y gobernadores dialoguistas para fortalecer el nuevo proyecto. En este contexto, se espera que la próxima semana el documento sea tratado en comisiones y luego pase al recinto de la Cámara de Diputados.

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto