Jun 14, 2022 | Actualidades

Islas Malvinas: 40 años después, Argentina continúa su reclamo de soberanía

Cuatro décadas después del fin de la Guerra por Malvinas, el Gobierno Nacional ratifica el pedido de descolonización por parte de Reino Unido y solicita la apertura al diálogo.
MALVINAS
En 2017, Naciones Unidas aprobó la extensión del límite exterior de la plataforma continental argentina y comenzó el reconocimiento de los soldados argentinos enterrados en las Islas Malvinas. Créditos: Radio Nacional.

La Guerra de Malvinas fue un conflicto bélico entre Argentina y Reino Unido, en la cual murieron 649 soldados argentinos, 255 británicos y tres isleños. Tras 74 días de combate, finalizó el enfrentamiento luego de la rendición del General argentino, Mario Benjamín Menéndez. Desde aquel entonces, el Estado nacional reclama la soberanía del archipiélago, pero los británicos se niegan al diálogo.

A partir del Golpe de Estado liderado por la Junta Militar que tomó el poder el 24 de marzo de 1976, el destino de Argentina cambió por completo. Durante los años de persecución y tortura del Proceso de Reorganización Nacional, se decidió comenzar la guerra el 2 de abril de 1982. Pocos meses más tarde, el 14 de junio del mismo año, finalizó el conflicto. 

Desde el retorno de la democracia en 1983, los reclamos de Argentina por el territorio no cesan y aún continúa su búsqueda por recuperar el archipiélago. Desde la usurpación en 1883, ningún organismo multilateral reconoció la soberanía británica. Sin embargo, Reino Unido jamás retiró su ocupación militar de las islas y se opuso a negociar con las autoridades argentinas.

MALVINAS
«Desde el regreso de la democracia hemos rechazado el uso de la fuerza y nos hemos mostrado dispuestos a la negociación para alcanzar una solución pacífica», certificó Alberto Fernández a través de redes sociales. Créditos: Diputados Bonaerenses.

El reclamo argentino por Malvinas

Pese a cambios en las agendas políticas de ciertos gobiernos nacionales, la reivindicación por las Islas Malvinas es un tema central. De este modo, el reclamo, la solicitud al diálogo y los actos que buscan reafirmar la soberanía sobre el territorio continúan. Debido a esto, y  pese a la permanente negativa británica, la postura de Argentina sigue siendo luchar por el reconocimiento de la autoridad sobre el archipiélago.

Durante la última Cumbre de las Américas, Alberto Fernández reafirmó que “Las Malvinas fueron, son y serán argentinas”. En este sentido, el Gobierno trabaja de cerca con el secretario de Antártida, Malvinas e Islas del Atlántico Sur de la Cancillería, Guillermo Carmona. El objetivo es poner en evidencia la usurpación del Reino Unido y exigir la reanudación de negociaciones congeladas desde el fin de la guerra.

“Argentina tiene que sostener con persistencia la reivindicación de soberanía. Frente a la reticencia británica tiene que haber persistencia argentina”, aseveró Guillermo Carmona. Por este motivo, tratarán el tema en el Comité de Descolonización de Naciones Unidas (ONU) en “Cuestión Malvinas” el próximo 23 de junio.

Allí se debatirá la acusación de colonialismo hacia Gran Bretaña, que sostiene 11 de las 17 colonias que existen en el mundo. El argumento argentino es la designación de autoridades nacionales en las Islas Malvinas desde la independencia nacional y la imposibilidad de aplicar el principio de libre determinación. Esto se debe a que Reino Unido desalojó a la población argentina.

MALVINAS
“Siempre hay algún dictador probando si este país y nuestros amigos están realmente dispuestos a defender ese principio, que es la base esencial de un mundo pacífico”, aseguró Boris Johnson. Créditos: Diarios Bonaerenses.

La respuesta británica

Gran Bretaña no dialoga con Argentina hace ya varios años porque no está dispuesta a negociar por la soberanía del territorio. Desde el otro lado del Atlántico, las autoridades reafirman su postura de respeto hacia el principio de autodeterminación. Por esta razón, la ocupación inglesa en Malvinas marca que el deseo es continuar bajo el mando británico.

Bajo esta premisa, el Gobierno de Reino Unido no reconoce la usurpación iniciada en 1833 y acusa a Argentina de ocupar el archipiélago de forma ilegal. En el último acto en homenaje a las fuerzas británicas, el primer ministro, Boris Johnson, afirmó que “las fuerzas armadas lograron lo que muchos pensaban que era imposible y liberaron al pueblo de las Islas Malvinas de la ocupación de una junta militar”.

Asimismo, confirmó que la aplicación de esta regla es la base argumentativa del gobierno. “Luchábamos por el principio esencial de que los habitantes de las Islas Malvinas. Como la gente en todas partes, tienen el derecho soberano de decidir su propio destino y elegir su propia lealtad», concluyó.

La posición de los isleños

El posicionamiento actual de los habitantes de Malvinas es la autonomía política y el reconocimiento de las islas como parte del Reino Unido. Tras la realización de un referéndum en el 2013, se determinó que el 99,8% de los isleños considera al archipiélago como un Territorio Británico de Ultramar. 

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto