domingo 19 de mayo de 2024

El suicidio de un joven futbolista enluta una vez más al fútbol argentino

La pérdida de Fermín Núñez, ex jugador juvenil de Boca Juniors, quién decidió quitarse la vida tras no poder afrontar diversos conflictos de su carrera deportiva y personal, reabre el debate sobre la importancia de un acompañamiento frente a las presiones que viven los futbolistas en su desarrollo deportivo.
El suicidio de un joven futbolista enluta una vez más al fútbol argentino
Fermín Núñez, ex futbolista de 19 años, se quitó la vida a pocas semanas de abandonar la disciplina por no poder equilibrar su vida deportiva con la personal. Crédito: Facebook Peca Núñez.

En el fútbol hay expectativas, presiones y conflictos que van de la mano con la pasión por la profesión. Más allá del talento nato que cada profesional puede tener, dejar todo para enfocarse de lleno en el sueño de ser futbolista puede convertirse en un fuerte peso personal.

Durante las últimas horas, se conoció el lamentable fallecimiento de Fermín Núñez, un jugador de 19 años que participó en las inferiores de Huracán y Boca Juniors. Si bien hay una investigación en curso para determinar la causa de su muerte, se especula que Núñez se quitó la vida. 

El cuerpo del joven jugador fue encontrado el pasado lunes, y un día después fue enterrado en su ciudad natal, General Lamadrid, en la provincia de Buenos Aires. Este trágico acontecimiento generó una profunda conmoción tanto en el ámbito del fútbol argentino como en aquellos que alguna vez compartieron vestuario con él.

Un sueño que se derrumbó

Fermín Núñez nació el 2 de septiembre de 2004. Comenzó su carrera deportiva en Racing de Lamadrid y en 2015 tuvo una breve estadía en el Globo. En 2016, se le presentó la oportunidad histórica de unirse al Xeneize, equipo del cual era hincha declarado. 

“Siempre quise jugar al fútbol en Boca”, expresó en una entrevista tras su llegada al club de La Ribera. Desde el primer momento, contó con el total apoyo de su familia. “¡Éxitos, hijo! ¡Tu felicidad es nuestra prioridad! Estaremos acompañando tus sueños como siempre”, escribieron cuando el joven comenzó su carrera. 

Núñez medía 183 centímetros y pesaba 77 kilos, destacándose además por tener un físico privilegiado y una gran capacidad de adaptación dentro del campo. Al llegar a Boca, el joven profesional expresó su deseo de jugar de mediocampista. 

Sin embargo, con el paso del tiempo, demostró su versatilidad al desenvolverse en varias posiciones, como central, lateral y delantero. Durante su estadía con el equipo boquense, se destacó como uno de los mejores jugadores de su categoría, al punto de ser figura, goleador y campeón del Torneo Buenos Aires Cup

“Comparto con ustedes mi felicidad y emoción”, expresó al firmar su primer contrato con Boca. “Y extiendo un abrazo de gracias gigante a todos los que tienen que ver en mi formación deportiva y para la vida”, añadió por aquel entonces.  

Aún así, Núñez enfrentaba una realidad difícil que muchos aspirantes a jugadores de fútbol padecen día a día para cumplir sus sueños. Desde hace tiempo, el jugador de Boca residía en una pensión del club y de forma simultánea debía viajar para continuar con los estudios.

Esa situación lo superó y en 2020 quedó libre de Boca para volver a Huracán. Pocas semanas antes de que se descubriera su cuerpo, el joven tomó la decisión de abandonar el fútbol para dedicarse por completo al ámbito académico. 

De esta manera, Núñez había dejado de ser futbolista profesional para comenzar la carrera de medicina en la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Nacional del Centro (UNICEN). Una vez más, el mundo del deporte de alto rendimiento influyó de manera negativa en la vida de un futbolista.

Las necesidades del juvenil no estuvieron a la par de las pretensiones deportivas de los clubes en los que participó. Una vez más, en vez de ofrecer una alternativa para poder paliar su realidad, dejaron a la deriva sus sueños profesionales, recluyéndose en sus estudios para ocupar la cabeza en vez de continuar luchando por ellos.

El suicidio de un joven futbolista enluta una vez más al fútbol argentino
Valentín Barco, jugador del Brighton, fue uno de los tantos talentos que compartieron vestuario con Núñez y lo despidieron en las redes sociales. Crédito: srdeportes.com.

Emotivos mensajes de despedida

El joven Núñez fue integrante de un equipo lleno de talento junto a Mauricio Benítez, Lautaro Di Lollo, Ariel Molas, Valentino Simoni, Tiago Simoni y Leonel Coria. Además, compartió vestuario con Valentín Barco, actual jugador del Brighton inglés, y Giovanni Ferraina, reciente refuerzo del Inter de Miami. “Descansa en paz, hermano. Te amo, para siempre en mi corazón”, publicó el Colo junto a una foto de ambos en sus redes sociales.

En tanto, Mateo Medina, promesa del Sub-20 de Boca, le brindó unas sentidas palabras: “Lo que te voy a extrañar hermano. Siempre en mi corazón Fercho”. A ellos se sumaron otros jóvenes del club que lo conocieron y compartieron momentos con él, como Luciano Valle y Simoni. 

Por otra parte, desde la Facultad de Ciencias de la Salud de la UNICEN, donde Núñez cursaba su primer año de medicina, expresaron su dolor al conocer la noticia: “La Facultad lamenta profundamente el fallecimiento del estudiante de primer año de medicina Fermín Núñez”, escribieron.

De igual modo, la Universidad expresó su apoyo a los familiares, amigos y compañeros de Núñez en este difícil momento. Esta tragedia se suma a una larga lista de hechos similares que revelan las consecuencias negativas del lado oscuro del fútbol y las presiones que muchos jugadores enfrentan a la hora de alcanzar sus sueños. 

Para muchos, los futbolistas son vistos como seres perfectos que llevan una vida sin problemas, pero en ocasiones se hace evidente que también enfrentan conflictos personales como cualquier otra persona, ya sea en Argentina o en otros países.

No siempre es el mismo detonante

Desde hace un tiempo, el fútbol entrega casos de suicidio por diferentes motivos que se tornan difíciles de superar. La depresión, los fracasos, las pérdidas o las malas decisiones son algunos de los factores que derivan en situaciones que no tienen retorno. En 2023, el fútbol argentino se vio sacudido con dos hechos que tuvieron distintos detonantes, pero el mismo triste final. 

En el mes de julio, se conoció del fallecimiento de Williams Alexander Tapón a sus 24 años, quien se quitó la vida tras no soportar la presión de los medios. Días antes de su deceso, el joven se viralizó por ser autor de una patada en la cabeza al árbitro Ariel Paniagua en un partido amateur tras una acalorada discusión. 

El suceso tuvo lugar en el partido bonaerense de Sarandí y el propio juez realizó una posterior denuncia por la brutal agresión. A su vez, en septiembre del año pasado se conoció el caso de Brian López, de 24 años, quien se suicidó al no poder afrontar un delicado drama personal

El joven formó parte de las inferiores de Racing, donde llegó a Reserva y estuvo hasta 2020. Tras quedar libre de la Academia por no tener la chance de saltar a la Primera División, probó suerte en Canadá pero su carrera no despegó.

Este tipo de situaciones no solo le pasa a los que recién inician su trayectoria en la disciplina, sino que los problemas de la vida afectan a todos por igual. En 2021, una dura tragedia golpeó al fútbol nacional con la pérdida física de Santiago García, jugador uruguayo que se ganó el respeto de todo el país

El Morro se encontraba en Godoy Cruz, donde era ídolo absoluto pero estaba en conflicto porque pretendía volver a Nacional, club en el que debutó en 2011.Detrás de este conflicto deportivo, existió la realidad de que el jugador de 30 años extrañaba a su hija, a quien no veía desde antes que inicie la pandemia

Sin ganas de entrenar, realizar rutinas y consumido en una gran depresión, más aún después de dar positivo de Covid-19, decidió acabar con los fantasmas que lo atormentaban. Otros nombres recordados que el fútbol argentino perdió en los últimos años fueron Alexis Ferlini y Leandro Latorre en 2020 y Julio “El Huevo” Toresani y Leandro Cogrossi en 2019. 

A principios del siglo, los casos de Mirko Saric en 2000 o Sergio Schulmeister en 2003 llamaron la atención de los medios, que los consideraron casos aislados, aunque la realidad del deporte estaba lejos de ser así.

El suicidio de un joven futbolista enluta una vez más al fútbol argentino
La Facultad de Ciencias de la Salud de la UNICEN lamentó la pérdida del joven estudiante y acompañó a la familia y amigos en este delicado momento. Crédito: UNICEN.

Una problemática que lleva décadas 

Con el correr de los años, el fútbol cobró protagonismo por ser uno de los deportes más reconocidos mundialmente, situación que trajo sus propias complicaciones según la época. Si bien cada caso es personal, la fama, la exposición y los conflictos dentro de la disciplina hacen que cada jugador sea o no más vulnerable a la exposición social.

Los suicidios en el fútbol no son cosa de este siglo ni de Argentina, sino que se arraiga de años anteriores a la aparición de Cristiano Ronaldo y Lionel Messi. A lo largo de la historia del balompié, se registraron muchos casos que contienen sus propias características. 

En 1997, Ramiro Castillo, ex delantero boliviano, decidió quitarse la vida al no superar la muerte de su hijo de 7 años. Un año después fue el turno de Justin Fashanu, primer futbolista que se declaró homosexual de manera pública. Tras verse envuelto en un caso de agresión sexual, aunque sin ser acusado por falta de pruebas, decidió dejar el mundo.

En 1995 se vivió una desgracia en Costa Rica que involucró a Raimundo Tupper, ex defensor chileno, quien con 26 años se quitó la vida en medio de una depresión endógena. Para 1994, otro caso sacudió al fútbol con el suicidio del ex arquero argentino Alberto Vivalda, quien se vio sofocado por los problemas familiares y económicos. 

En 1982, Dave Clement, ex defensor inglés, se quitó la vida tras una fractura en una de sus piernas que le puso fin a su carrera. Tres años antes, Sándor Kocsis, ex delantero húngaro y considerado el mejor cabeceador de la historia, decidió quitarse la vida en pleno tratamiento de cáncer. 

En 1939, Mathhias Sindelar, considerado el más grande jugador austríaco, se quitó la vida junto a su pareja para evitar las presiones de los nazis. Por último, en 1918, Abdón Porte, ex mediocampista uruguayo, se quitó la vida tras no superar la pérdida de la titularidad en el club Nacional de su país.

No solo les pasa a los jugadores

Uno creería que estos lamentables acontecimientos suceden solo a aquellos que se dedican a jugar al fútbol, pero la realidad es otra y ataca a todos por igual. Más allá de los arqueros o jugadores de campo, cualquiera involucrado con el fútbol no es ajeno a los distintos factores que podrían declinar por la decisión de quitarse la vida. 

En 2004, el fallecimiento del ex árbitro Fabián Madorran sucumbió la escena futbolista de Argentina. En épocas de machismo puro y dentro de un deporte catalogado para hombres, los rumores sobre ese tema podía desatar un gran calvario. 

Más allá de tener un alto perfil, Madorran estaba en boca de todos por su orientación sexual. Ante un ambiente cerrado como el fútbol, la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) no le renovó el contrato al árbitro. En septiembre de 2003 dirigió Chacarita-Banfield, lo que sería su último partido antes de dejar este mundo.

La importancia de ver las señales

Más allá de las aisladas pero constantes veces que han sucedido estas tragedias en el fútbol, la muerte del Morro García puso el grito en el cielo otra vez. Frente a un estilo de vida acelerado y público como el de cualquier deportista, entran en juego muchos interrogantes a la hora de analizar a la persona. 

Un factor que se puede saturar con esa fama nacional o mundial es la salud mental, la cual muchas veces no tiene la posibilidad de asistir con un profesional para tratarse. Según la psicóloga Vanesa Vecino, Licenciada de la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA), la salud mental puede ser víctima de la exigencia a la que un deportista se somete en cada partido o entrenamiento. 

Asimismo, esa vida implica dejar de lado muchas cosas personales y familiares, las cuales son parte de cada persona y su ausencia puede afectar de forma negativa. La profesional hace hincapié en que un buen acompañamiento desde la red de contención de cada deportista sería el primer gran paso para ayudar.

La prioridad se enfoca en darle relevancia a la salud mental de los atletas y sus posibles problemáticas, que pueden generarse desde simples cambios rutinarios. La baja de rendimiento o los conflictos personales pueden ser alarmas de posibles afecciones a tener en cuenta y no dejar pasar

Es la obligación de los clubes o federaciones que implementen un equipo interdisciplinario para que los deportistas puedan explayarse sobre su vida personal y deportiva, tanto de manera individual como grupal.

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

Arrierians llega a la Argentina con su rock de las montañas 

La banda colombiana dará dos shows en CABA, donde prometen conquistar al público con su repertorio que fusiona la tradición con lo moderno. Para conocer más detalles de su presentación, Nota al Pie dialogó con el cantante José Villegas.

La violencia obstétrica y su impacto psicológico 

En el marco de la Semana del Parto Respetado, celebrada del 16 al 22 de mayo, Nota al Pie dialogó con Lorena Laserre, especialista en salud mental, quien explicó cómo afecta a las mujeres el incumplimiento de sus derechos durante el embarazo.

La realidad de la comunidad trans en Jujuy

Las Históricas Argentinas están presentes en la organización del 37° Encuentro Plurinacional de Mujeres y Diversidades. Nota al Pie dialogó con Dana Liz Aramayo, representante provincial de la agrupación, para conocer sus principales reivindicaciones.

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto