viernes 12 de julio de 2024

¿Cómo transitar la incertidumbre en épocas electorales?

Frente a un panorama que es incierto, las emociones como la ansiedad y angustia se hacen presentes en el día a día. Nota al Pie conversó con el Licenciado Juan Carlos Picasso.
Ante la crisis económica, la incertidumbre es uno de los estados de ánimo más frecuentes. Crédito: El País Uruguay
Ante la crisis económica, la incertidumbre es uno de los estados de ánimo más frecuentes. Crédito: El País Uruguay

Según un estudio de la Universidad de Buenos Aires, la salud mental está influenciada por la crisis económica. Además, destaca que la incertidumbre es el estado de ánimo dominante. Ante esta situación, es fundamental poder contar con herramientas para atravesar este período de la mejor forma posible.

El Informe sobre Crisis Económica y Salud Mental fue realizado por el Observatorio de Psicología Social Aplicada, dependiente de la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Sus resultados sostienen que “el 74% de los argentinos cree que la crisis tendrá efectos negativos muy profundos y duraderos en su vida personal”. También que “el 72% piensa que no podrá realizar los proyectos de vida personales/familiares que tenía antes de la crisis”. Además, “el 66% señala que su salud mental está mucho o algo peor por dicha inestabilidad”.

El contexto actual del país se engloba en un marco de incertidumbre por la crisis económica y política y por no saber todavía quien asumirá la próxima presidencia. En este sentido, según el informe los estados de ánimo que más se repiten son desesperanza, tristeza, angustia, preocupación, bronca y ansiedad.

Para el Lic. Picasso, las emociones cumplen un papel importante en la vida de las personas, pero no son determinantes, a menos que le demos prioridad a ellas. Crédito: Juan Carlos Picasso
Para el Lic. Picasso, las emociones cumplen un papel importante en la vida de las personas, pero no son determinantes, a menos que le demos prioridad a ellas. Crédito: Juan Carlos Picasso

Nota al Pie conversó al respecto con el Lic. Juan Carlos Picasso, director del Centro de Bienestar Integral Life Center.

En los últimos tiempos han aumentado las consultas, que se relacionan con tres causas. Por un lado, lo relacionado a cuestiones afectivas sin resolver. Esto se da, por ejemplo, cuando se transita un cuadro de ansiedad generalizada, puede haber problemas de convivencia y que se deterioren los vínculos. 

Por otro lado, las cuestiones laborales, “por incertidumbre laboral, porque no hay una retribución equitativa a lo que se está haciendo. Los estándares de vida requieren de un mayor ingreso”. En tercer lugar cuestiones relacionadas a la personalidad, “personas con alto nivel de exigencia y una baja tolerancia a la frustración”.

Emociones en un contexto de incertidumbre

“Las emociones cumplen un papel importante en la vida de las personas, pero no son determinantes, a menos que le demos prioridad a ellas”, comenzó explicando el Lic. Picasso. Además de incertidumbre, lo que más abunda en estos tiempos son el distrés, los trastornos de ansiedad y la depresión.

“El impacto que genera en cada uno va a depender no sólo del fenómeno en sí, sino de las herramientas con que la persona cuente. Dentro de esas herramientas está su escala de valores, y dentro de ella su sentido de la vida”, agregó. “El tamaño del problema depende de las herramientas con las que contamos. Por ejemplo, si mantenemos un estado de equilibrio psicofísico, estamos en mejores condiciones para poder hacer una lectura adecuada de la realidad que nos toca”, indicó.

La “ansiedad anticipatoria” y la incertidumbre

“Hay personas que padecen de ansiedad anticipatoria. Viven por anticipado acontecimientos que están en el futuro como si los estuvieran experimentando en el presente”, explicó. Esto tiene que ver con la forma de construir seguridad. “Quienes construyen seguridad desde el control van a generar foco de ansiedad en todas aquellas cosas que no pueden controlar. Quienes construyen seguridad desde la confianza van a poder vivir el día de hoy de acuerdo a las posibilidades que el día de hoy ofrece”, amplió.

Por eso, frente a las próximas elecciones, sostiene “¿Qué va a pasar después del domingo? No va a pasar más de lo que yo decida que va a pasar con mi vida, con más o menos dinero, con más o menos reglas de juego claras. El que decide sobre mi vida soy yo, a menos que esté viviendo en dependencia de los otros”. 

Cuando se habla de incertidumbre es porque se está proyectando al futuro. En este sentido, el terapeuta plantea las preguntas: “¿Dónde estoy parado en el presente? ¿Cuáles son mis prioridades? Si planteamos una escala de valores, la economía no es una prioridad. En cambio sí lo son la autorrealización, la relación vincular, la aprobación del otro sobre lo que yo hago, y la aprobación que tengo de lo que yo hago. También la seguridad en cuanto a mi identidad y pertenencia. Estos son valores, son herramientas desde las cuales puedo tener seguridad y darle a la incertidumbre la dimensión adecuada”. 

Según un estudio de la UBA,  “el 74% de los argentinos cree que la crisis tendrá efectos negativos muy profundos y duraderos en su vida personal”. Crédito: Getty
Según un estudio de la UBA, “el 74% de los argentinos cree que la crisis tendrá efectos negativos muy profundos y duraderos en su vida personal”. Crédito: Getty

Recomendaciones para transitar la incertidumbre

Para quienes padecen de ansiedad, el Lic. Picasso aconseja que traten de identificar la ansiedad causada por problemas imaginarios y la causada por problemas reales. También que traten de canalizar esa ansiedad sin recurrir a medicamentos como ansiolíticos o antidepresivos, si es que no lo necesitan, es decir, “que sean el último recurso”. 

Además, influyen una buena alimentación, un buen descanso, evitar la información tóxica y la sobre información tóxica. Otras recomendaciones son “tener actividades lúdicas, actividad física regular 5 días a la semana, entre 20 o 30 minutos a una hora, manteniendo la frecuencia y ocuparse de las cosas que dependen exclusivamente de ellos”.

“La sobreinformación nos está saturando. La gente se queda con la última opción y cambia de criterio respecto de la lectura que hace de la realidad y la proyección que hace del futuro a partir del nuevo presidente”, explicó. Pero “son variables cuyo control no depende de mi persona. Estoy creando una expectativa, que al no cumplirse hace caer en una frustración. Voy a querer cambiar la situación y al no poder se genera un estado de impotencia”. 

Como resultado, se genera angustia, que “puede llevar a consumir elementos adictivos como pueden ser hidratos de carbono, fumar más, alguna droga alucinógena para escapar de la realidad, lo que va agravando la propia realidad”.

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

La recuperación económica no llega sin la intervención del Estado

En plenos síntomas de la recesión y sin un programa económico certero, Milei y Caputo toman medidas de incentivo al consumo. 

El 57% de los medios de comunicación no tiene protocolos para abordar la violencia de género

El dato surge del informe “Medios sin violencias. La urgencia de políticas de abordaje y prevención”, de la Asociación Civil Comunicación para la Igualdad.

“El arte sana y salva”: charla íntima con Lucila Gandolfo, protagonista de “Una película sin Julie”

La reconocida artista personifica a Catalina Lonely, una mujer que desde su infancia será acompañada por su amiga invisible Julie Andrews. Nota al Pie dialogó con ella sobre su rol en la exitosa obra que se presenta todos los jueves en el Teatro Maipo.

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto