martes 16 de abril de 2024

Javier Milei, un candidato que expresa la crisis interna en el poder

Nota al Pie dialogó con Gabriel Fernández, periodista especializado en geopolítica, quien se refirió a las relaciones de fuerza a nivel internacional que dan cuenta de la emergencia del libertario.
Milei
El triunfo de Milei tuvo diferentes recepciones en el plano internacional. Crédito: Consejo Interamericano de Comercio y Producción.

El triunfo electoral de Javier Milei durante las recientes elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) celebradas en la Argentina abrió el debate sobre las razones y las consecuencias de su emergencia política. 

Sin embargo, en líneas generales, los análisis se reducen al plano local. Para conocer más sobre su impacto a nivel internacional, Nota al Pie dialogó con Gabriel Fernández, periodista de Radio Gráfica y La Señal Medios, quien se refirió a la consolidación del libertario en la coyuntura electoral.

¿Cómo recibieron los grandes grupos económicos locales y el sistema financiero internacional la victoria de Milei?

Milei es una especie de ultra radicalización de las posiciones del capital financiero. Tiene contradicciones en su decir porque no está hablando del planteo habitual liberal de hacer más eficiente el Estado, sino prácticamente reducirlo a la inacción. 

Es decir, dejarlo de lado en la elaboración política interna. Esto necesariamente colisiona con una economía mundial interrelacionada y levanta expectativas en zonas que se han demostrado bélicamente, pero que son, en todos los sentidos, radicalizadas a la hora de desestructurar la economía productiva, la zona social de bienes de producción y consumo. Y priorizar los planes de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y el bloque anglosajón en beneficios de los sectores rentísticos y parasitarios. 

Por eso no se puede hablar de un apoyo específicamente sistémico sobre Milei, sino de una zona del sistema, que es la que está en batalla con otro modelo de desarrollo en el orden americano e internacional. 

Por ejemplo, cuando Milei señala que no va a continuar con el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) es un dato muy relevante porque la apuesta de Brasil y del conjunto de las potencias multipolares, algunas de ellas en proceso de emergencia y otras ya consolidadas, es precisamente hacer la diferencia en sus aparatos productivos y sus mercados internos, pero también del comercio internacional, de la capacidad de la población en ciencia y tecnología.

La desarticulación del CONICET como bandera de campaña de las últimas horas es un buen ejemplo de ese alineamiento de Milei sobre determinadas corporaciones y no sobre otras. Por eso hay coherencia en la reivindicación del menemismo que hace Milei y en las propuestas de Domingo Cavallo

Con su accionar, lo que ha resurgido es la táctica de enfriar la economía para lograr el descenso de la inflación. Es bueno saber que el descenso de la inflación es un argumento que logra cierta popularidad, como lo logró en su momento, porque existe y desmadra la economía familiar. Pero el problema no es la inflación, sino la transferencia de recursos de un sector al otro. 

En ese marco, el enfriamiento de la economía deteriora el desarrollo productivo de la nación en beneficio de una especie de estabilidad de cementerio donde no hay grandes dificultades estructurales porque no hay grandes políticas de producción y desarrollo.

Milei
Gabriel Fernández es periodista de Radio Gráfica y Director de La Señal Medios. Crédito: Gabriel Fernández.

Benegas Lynch, Roque Fernández, Emilio Ocampo y Victoria Villarruel son los nombres que rodean a Milei, ¿se puede esperar un plan diferente del que aplicó el macrismo considerando esta base de apoyo?

Efectivamente el proceso recesivo, el desempleo que generó el 2001, el período en el que se originaron las organizaciones sociales que resistieron a la privatización de más de 1.000 empresas públicas en los ‘90, que específicamente surgió de la entrega de YPF en Tartagal y Cutral Co. Por lo tanto las variantes epocales están marcando una radicalización de este proceso, como se ve en Europa, Ucrania, en el Asia-Pacífico y América

Es muy probable que Milei intente desarrollar una acción de esa naturaleza y, al mismo tiempo, tenga las dificultades que ofrece esa misma acción porque necesita dejar fuera de juego económico a una zona importantísima de la población. No solamente a los más pobres, sino a las capas medias y medias-altas van a sufrir, lo cual puede llevar a “ponerse el país de sombrero”. 

Y es muy probable que, debido al ansia resistente que sigue latiendo en la sociedad argentina, exista a los pocos meses de aplicar una política de shock, como la que se está anunciando, una reacción social apreciable cuyo resultados no difieran mucho de lo observado en el 2001. 

Es importante saber que el proceso multipolar se está desplegando, tanto para los medios occidentales que lo niegan, porque sus acciones pertenecen al capital financiero pero también para los hiper optimistas que piensan que esto ya está concretado. Estamos en el “momento más peligroso de la historia”, como dijo Vladímir Putin, donde surgen estas distancias. 

La batalla corta no está terminada, Milei puede ganar a pesar del desarrollo de la multipolaridad porque ese despliegue va a tener impacto recién dentro de 5 u 8 años. Sigue habiendo enormes recursos atrapados por el capital financiero, robados por el sistema productivo, como se observa en Europa, que pueden sostener un alineamiento como el que propone Milei a costa de represión interna y exclusión externa. 

No es imposible la pelea de Milei, de dejar por fuera a los países emergentes, empezando por China. Puede ser sostenida a través de una política aquiescente por parte de los Estados Unidos y la zona de Europa a la economía argentina. Sin embargo, ese apoyo no está relacionado con convertir a Argentina en una potencia productiva, sino a un proveedor cuasi gratuito de materias primas y know-how para poder avanzar en instalar una especie de subgendarme regional y evitar la integración del sur del continente. Es una interesante apuesta.

Milei
Milei se inspira en la figura de Benegas Lynch, figura cercana a Alfredo Martínez de Hoz, ministro de Economía de la última dictadura militar. Crédito: Facundo Esmereles, Nota al Pie.

En Juntos por el Cambio vemos a Bullrich, Morales y Larreta, nombres que se asocian al Corralito y al fracaso de la Alianza. En cambio, en La Libertad Avanza hablamos de figuras que participaron del inicio del menemismo pero también de la última dictadura militar. ¿La aparición de Villarruel abre la puerta para el restablecimiento del Partido Militar?

Los entornos son los que definen, por eso me parece mucho más genuino y razonable un sufragio por Unión por la Patria (UxP), sea cual fuere su candidato, en detrimento de cualquiera de las variantes liberales antinacionales, aún cuando existan estas diferencias. Porque así como vos me mencionas el entorno menemista-liberal-procesista de Milei, el entorno de Massa es la CGT, la CTA y las organizaciones sociales. 

A pesar de sus propios traspiés y sus errores, la fórmula de Unión por la Patria necesita dar respuesta para su supervivencia a zonas del pueblo argentino que son, por su mera existencia progresiva para el conjunto de la sociedad,  los que pueden impulsar un modelo de desarrollo productivo de ampliación del mercado interno. 

En ese sentido hay que agregar, por un lado, la grave determinación de Milei de cortar lazos con Brasil y realizar acusaciones altisonantes sobre Luiz Inácio Lula da Silva, que considero que marcan toda una tendencia estructuralmente antiperonista. 

Romper la unidad continental parece una determinación elaborada en las zonas más radicalizadas del capital financiero en el norte del continente. Es una especie de gran idea para reposicionar a Brasil como una hipótesis de conflicto, que es sin duda el gran logro anglosajón en las décadas anteriores del emerger del kirchnerismo, donde la creación de la UNASUR logró potenciar al Mercosur y a partir de allí situar según sus posibilidades, proyecciones y sus propios intereses a las naciones de esta región del continente. 

En ese sentido, creo que marca claramente por qué razón alguno está rodeado por determinadas franjas y otro por otras. Pero, en término de campaña, tomando en cuenta los intereses de fondo, hay un montón de trabas por parte de Unión por la Patria. Una de ellas es no poder reivindicar nada de la gestión de Alberto Fernández, Martín Guzmán, Matías Kulfas

Como hay una especie de cancelación de esos personajes, no se puede decir “logramos algo bastante interesante y nos faltó bastante”. No se puede reivindicar el 10% de crecimiento inmediato a la salida del macrismo, lo cual generó una ruptura de la recesión impuesta por el liberalismo conservador en el gobierno. No se puede reivindicar la gestión en Eurasia, que abrió las puertas de la adhesión a la Iniciativa de la Franja y la Ruta y la adhesión al BRICS

Tampoco se puede reivindicar la labor de Argentina sobre el conjunto de las Américas en las cumbres rechazando bloqueos y sanciones sobre algunos pueblos en la cara de Joe Biden. No se puede reivindicar el desarrollo de la industria nacional, el creciente de empleo, y que podría operar como base para mejorar los ingresos promedios. Sin trabajo no hay posibilidades de negociación, sólo hay acciones defensivas para evitar despidos y, en este caso, no se dio esa situación.

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

Universidades públicas en peligro: el presupuesto de este año es el más bajo desde que se tiene registro

Según un informe elaborado por la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia, la partida presupuestaria del 2024 es la más baja desde 1997. Nota al Pie dialogó al respecto con el responsable nacional del Movimiento Sur y secretario de Relaciones Internacionales de la Federación Universitaria Argentina (FUA), Tomás Battaglino

Operación Promesa Verdadera: ¿cómo leer el conflicto entre Irán e Israel?

La ofensiva iraní con drones y misiles en dirección a territorio israelí generó desconcierto a nivel internacional y desencadenó numerosos análisis de orden geopolítico. ¿Qué se puede esperar?

Insistir en una prórroga, profundizar el ajuste: Caputo buscará un nuevo acuerdo con el FMI

El ministro de Economía del Gobierno de Javier Milei viajará a Estados Unidos, donde se reunirá con las autoridades del Fondo Monetario Internacional con el fin de obtener un mayor desembolso de dólares.

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto