viernes 24 de mayo de 2024

Carlson-Dugin: el encuentro de dos cosmovisiones

El periodista estadounidense entrevistó al célebre filósofo ruso influyente en la doctrina de Putin. Nota al Pie analiza el diálogo en derredor de la crisis de ideas a nivel mundial y su impacto geopolítico.
DESTACADA Carlson entrevistando a Dugin Credito The Daily Beast
Aleksandr Dugin es el referente del movimiento euroasiático que critica la centralidad del Atlántico Norte anglosajón en la historia mundial. Créditos: X Sony Thang

Tucker Carlson, reconocido reportero norteamericano simpatizante de Donald Trump, dialogó en Moscú con Aleksandr Dugin, Doctor en Filosofía, Sociología y Ciencias Políticas ruso. Luego de haber impulsado la primera entrevista de alcance occidental al presidente Vladimir Putin tras el inicio de la Operación Militar Especial, el ex conductor de Fox News conversó con uno de sus inspiradores en materia geopolítica. Nota al Pie analiza el reportaje a luz de la crisis sistémica y la dimensión cultural e ideológica de la disputa en relación al nuevo orden mundial.

Dugin y la expresión del tradicionalismo como amenaza

Aleksandr Dugin ha tomado relevancia internacional dada su influencia en el pensamiento del Jefe de Estado ruso. Autor de la Cuarta Teoría Política que rechaza al liberalismo, el comunismo y el facismo promoviendo un nuevo orden mundial multipolar, Dugin es cuestionado sistemáticamente por su oposición al globalismo progresista. Con una mirada telurocrática de la geopolítica, el filósofo ruso reivindica el movimiento euroasiático que comprende a Europa como una península de este gran continente, y no como polo central de la historia de la humanidad.

En la breve entrevista de 21 minutos, Carlson destacó que las ideas del filósofo “son tan peligrosas” que el gobierno ucraniano planificó el asesinato de su hija, Daria Dugin, y la corporación Amazon se negó a vender sus libros. “¿Qué cree que está sucediendo en los países de habla inglesa?”, fue la primera pregunta que el periodista le realizó al académico, preocupado por “algunos comportamientos autodestructivos”. A propósito, Dugin plantea que la raíz del conflicto es el individualismo, el concepto base de un tipo de subjetividad: la anglosajona, protestante, y materialista. 

Además, indica que es la crisis de la Iglesia Católica como identidad colectiva la que apalanca a este nuevo sujeto en la historia. Según su punto de vista, tras el colapso de la Unión Soviética, intelectuales como Francis Fukuyama señalaron el “Fin de la Historia” dado que la ideología liberal se habría impuesto. Haciendo un paralelismo a treinta y cinco años de aquel postulado, Dugin opina que Klaus Schwab, presidente del Foro Económico de Davos, ha reactualizado esa misma tesis a partir del concepto de transhumanismo. 

Para el mentor de Putin, en conjunto con la “ideología de género” y la inteligencia artificial, el proyecto político globalista de Davos consiste en destruir la relación de los pueblos con su pasado. Es decir, la tradición que se consolida a partir de la tríada: Dios, Patria y Familia. Sediento de liberalismo, el universo anglosajón construyó un discurso que ha desgastado sistemáticamente las identidades colectivas y los ideales, obstáculos para el desarrollo de su ideología liberal. El individualismo y el secularismo han sido, en efecto, dos vectores potentes.

Foto1 Dugin Fuente X Sony Thang
Aleksandr Dugin es el referente del movimiento euroasiático que critica la centralidad del Atlántico Norte anglosajón en la historia mundial. Créditos: X Sony Thang

Del liberalismo ortodoxo al neoliberalismo progresista

“Estados Unidos es un liberal clásico”, le retrucó Carlson, en defensa del relato fundacional norteamericano. El periodista estadounidense plantea que durante el siglo XX el liberalismo fue un relato formidable contra el estatismo y el totalitarismo, en época de posguerra “encarnado” en el gobierno soviético. “Creo que la mayoría de los estadounidenses piensan de la misma manera. ¿Cuál es la diferencia?”, se preguntó Carlson. A su modo, Dugin repuso que existen dos variantes del liberalismo: una clásica, y luego el neoliberalismo.

En primer lugar, describe al liberalismo clásico como un sistema de ideas ordenado a partir del ideal democrático. Una democracia concebida como expresión del poder de la mayoría donde la libertad individual se conjugaba con la colectiva. En segundo lugar, ubica al neoliberalismo como la etapa siguiente en la que el gobierno ya no tiene vocación de representar a la mayoría, sino a un conjunto de minorías. “No se trata de libertad individual, se trata de wokismo”, plantea Dugin en referencia a la agenda de reivindicaciones ligadas a la igualdad de género, la libertad animal y el antirracismo.

En su crítica al progresismo globalista, el filósofo ruso considera que el neoliberalismo pretende neutralizar a la expresión mayoritaria ya que podrían inclinarse por líderes políticos que no sean de su gusto, por ejemplo Putin. Minorías ilustradas conduciendo espacios de gobierno contra una mayoría totalitaria que habría que subordinar. Y agrega que no hay punto de retorno al liberalismo clásico: o se es progresista, o se es considerado tradicionalista, conservador o fascista.

Consultado sobre la paradoja neoliberal de prohibir la circulación de sus obras literarias, Dugin plantea que forma parte de la misma lógica que sigue la industria cultural. El creador de la Cuarta Teoría Política ejemplifica con Hollywood el retrato de diferentes realidades donde la condición humana ha sido disminuida a su máxima expresión. Y que en la actualidad esos discursos encuentran continuidad en el transhumanismo o la inteligencia artificial. “No conozco ninguna película que se haya hecho sobre un regreso a Occidente y a un futuro donde la vida tradicional, la prosperidad, las familias con muchos hijos” tengan cabida, expresó.

Foto 2 Carlson y Putin Credito AFP Getty Images
En marzo Carlson fue cuestionado por funcionarios de primera línea de la administración de Biden por haber entrevistado a Putin. Créditos: AFP

Putin encuentra en la tradición un vector de acumulación política

En el plano político, Dugin caracteriza al gobierno ruso que conduce Putin como una fuerza que contrarresta a este globalismo progresista. Con una mirada revisionista, el filósofo expresa que la propia Unión Soviética contuvo al interior de su proyecto político a un progresismo con intenciones globalistas. No obstante, Putin apenas llega al poder sintetiza el recorrido soviético como orgullo ruso pero también a la tradición zarista que lo antecedió. 

“Creo que Putin es un líder tradicional”, indica el propio Dugin. Su defensa de la soberanía del Estado, el cristianismo, y la familia tradicional lo han convertido en un restaurador de valores al que el globalismo pretende negar. “Cuando Putin insiste cada vez más en esta agenda tradicional, puedo decir que se detiene en la originalidad y la espiritualidad de la civilización rusa como una región mundial especial”, agrega el filósofo. Su férrea defensa de estos principios y valores no solo funcionó como un factor aglutinador en el frente social interno ruso, sino también para encuadrar su proyección geopolítica en este escenario de crisis sistémica.

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

Educación en lucha: docentes y no docentes reclaman mejores salarios y aumento de presupuesto

Tras la marcha de antorchas de este miércoles, comenzó el anunciado paro de 24 horas. Desde la CTERA sostienen que la nula respuesta de las autoridades impacta en el poder adquisitivo de les educadores y que la falta de financiación profundiza los conflictos provinciales.

Independiente acordó un vínculo con la empresa Win Investments

El conjunto de Avellaneda organizó un evento en su estadio para entablar el nuevo convenio con el objetivo de recibir financiamiento por parte de los hinchas en el desarrollo de los jugadores surgidos del club.

Sin pan, hay circo: Milei realizó un show musical en el Luna Park

Mientras sube el dólar blue y cae la actividad, el miércoles el presidente llevó a cabo la presentación de su último libro en el Templo del Boxeo. Dentro del acto, en una bizarra puesta en escena, cantó un tema de La Renga y habló en contra de la Feria del Libro, del derecho al aborto y del Estado en general.

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto