Abr 14, 2023 | Internacional

La crisis migratoria en el Mediterráneo ya dejó más de 440 muertes

Dicha cifra es sólo una aproximación de los últimos tres meses y parte de un informe de la ONU. La ruta que sale del norte de África y llega a distintos puertos europeos es la más peligrosa para les migrantes que huyen de sus países en búsqueda de una vida mejor.
Mediterráneo
Las balsas que cruzan el mar desde África rebalsan de gente y generan muertes. Crédito: Notimex.

Desde principios de 2023, la crisis migratoria no cesa y ya son más de 400 las personas que murieron en su intento de llegar a Europa a través del Mar Mediterráneo. Muchos provienen del norte de África y según indicó la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el número de víctimas mortales en los últimos tres meses fue mayor que en un periodo de 6 años.

El número exacto, según un informe de la ONU, es que al menos 441 personas perdieron su vida intentando escapar hacia una vida mejor y nunca pudieron llegar. Sin embargo, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), siempre apuntada por los grupos de defensa de derechos humanos por desempeñar un papel en la política de externalización de fronteras de la Unión Europea (UE), explicó que esta cantidad de muertes era una subestimación.

“Con más de 20.000 muertes registradas en esta ruta desde 2014, me temo que estas muertes se han normalizado”, advirtieron desde la organización. Además, los operativos de rescate tuvieron retrasos y lo marcaron como un factor determinante para la muerte de 127 de esas personas.

Para entender la gravedad de la situación, la agencia Frontex estimó que el número de cruces fronterizos en el Mediterráneo central alcanzó casi los 28.000 en el primer trimestre de 2023. En principio, les migrantes provienen fundamentalmente de países como Costa de Marfil, Guinea y Pakistán.

Sin ir más lejos, el pasado martes, en Túnez, frente a las costas de Sfax (ciudad portuaria de aquel país), 72 migrantes fueron rescatados y diez cadáveres recuperados tras el naufragio de la embarcación. Además de los diez fallecidos se estima que entre 20 y 30 migrantes desaparecieron tras el naufragio frente a las costas. 

Mediterráneo
441 muertes en los últimos tres meses por buscar anhelar una vida mejor. Crédito: Agence France Presse.

El informe de la OIM

La OIM difundió este jueves el informe que da cuenta de que más de 20 mil migrantes han muerto en la Ruta Mediterránea del Centro desde 2014. Sobre ello, el director general, António Vitorino aseguró: “La persistente crisis humanitaria en el centro del Mar Mediterráneo es intolerable”.

“Con más de 20.000 muertes registradas en esta ruta desde 2014, temo que estas se hayan normalizado. Los Estados deben responder. Los retrasos y las brechas en el SAR (equipos de rescate) dirigido por distintos países están costando vidas humanas”, agregó Vitorino.

Para muchas organizaciones la OIM es cómplice de lo que sucede. En esta línea, el director general se desligó y dijo que salvar vidas en el mar es una obligación legal de los estados. Sin embargo, esas ayudas nunca llegan.

“Necesitamos ver una coordinación proactiva dirigida por el Estado en los esfuerzos de búsqueda y rescate. Guiados por el espíritu de responsabilidad compartida y solidaridad, hacemos un llamado a los Estados para que trabajen juntos y trabajen para reducir la pérdida de vidas a lo largo de las rutas migratorias”, exigió Victorino.

En el comunicado, también esbozan una posible salida a este conflicto que implicaría que los esfuerzos del Estado para salvar esas vidas deben incluir el esfuerzo de las ONG para brindar asistencia vital. Además, exigieron “poner fin a la criminalización, la obstrucción y la disuasión de los esfuerzos de quienes brindan dicha asistencia”.

Por último, desde la organización internacional señalaron: “La OIM también hace un llamado a una mayor acción concertada para desmantelar las redes criminales de contrabando y enjuiciar a los responsables de beneficiarse de la desesperación de los migrantes y refugiados facilitando viajes peligrosos”.

Mediterráneo
Los equipos rescatistas son uno de los apuntados por su tardanza para llegar al lugar de los hechos. Crédito: Gugliemo Mangiapane.

La ruta migratoria más peligrosa

Desde distintos puntos de África miles de personas se lanzan al Mar Mediterráneo con el fin de tener una vida mejor para ellos y para sus hijes, escapar de la pobreza y solicitar asilo en el “primer mundo”. 

En un informe de la ONU, previo a la pandemia, la mayoría que intentaron llegar a tierra europea provenían de Túnez y Argelia. En menor medida de Siria, Afganistán, Marruecos, Bangladesh, Mali, Costa de Marfil y Guinea.

Si bien la ruta migratoria comprende varias vías y puntos de llegada, la más peligrosa y donde más personas mueren en la actualidad es la de Europa Central. Allí, 7 de cada 10 muertes suceden desde el puerto de salida de Libia y en el de llegada de Italia, en particular la isla Lampedusa y Malta

En febrero, luego de que en un naufragio frente a la costa de Calabria murieron 60 personas, entre las cuales había mujeres y niñes, el presidente italiano, Sergio Matarella, calificó a la crisis migratoria como “una peste” y mostró “dolor” por esta tragedia.

“Es igualmente fundamental que la UE asuma finalmente la responsabilidad concreta de gobernar el fenómeno migratorio para rescatarlo de los traficantes de seres humanos, involucrándose directamente en las políticas migratorias”, exigió Matarella.

Sin embargo, en lugar de ofrecer asilo, como sucedió en las Guerras Mundiales cuando los europeos debieron migrar, desde la presidencia italiana se comprometieron a impedir las salidas y con ellas la perpetración de estas tragedias.

Compartir:

Seguir Leyendo

Nota al Pie | Noticias en contexto