Mar 17, 2023 | Sociedad

¿Qué tipos de movilidad y medios de transportes prefieren les argentines?

Según un informe de la Fundación COLSECOR, el automóvil es el medio más usado, seguido por la caminata y el transporte público. Dichos resultados fueron relevados a partir de preferencias personales, falta de opciones o razones económicas.
movilidad
El estudio de la fundación busca conocer y visibilizar aspectos de las comunidades argentinas y forma parte de una serie de estudios sobre consumo nacional. Crédito: Infocielo.

La Fundación COLSECOR difundió esta semana los resultados de un trabajo sobre movilidad en Argentina, que busca producir conocimiento acerca de las conductas de consumo en relación al transporte. 

El estudio se basa en la idea de que los datos constituyen elementos útiles para el análisis de los usos, las costumbres y permiten abordar aspectos de orden social.

La investigación 2022/2023 es producto de una encuesta en línea elaborada entre el 11 y el 27 de noviembre de 2022 en el país. Esta información permite indagar acerca de la conexión e integración entre comunidades y micro regiones. Además, permite comprender las realidades de los pueblos del interior que deben salvar distancias para acceder a distintos servicios.

En este punto, el nivel de acceso y organización del transporte es fundamental puesto que estos servicios representan, por ejemplo, el acceso a la salud, a prestaciones educativas u ofertas culturales. 

El estudio de COLSECOR, además, indaga en las percepciones en cuanto a los tipos de transporte y cambios de hábitos por la elevación de los costos.

movilidad
Respecto de adoptar un auto de bajo impacto ambiental, el 24,2% no evaluó esta alternativa, pero entre quienes lo pensaron, el 39% indicó que se trata de una alternativa costosa. Crédito: Leslie Sánchez, Nota al Pie.

Auto, caminata y buses: un orden de prioridades

El relevamiento arrojó como dato central que el automóvil particular es el principal medio de transporte en el país con un 47%. Asimismo, su uso es más extendido en las ciudades de menos de 10 mil habitantes. 

Luego se alinean el tránsito de a pie, con el 30%, y en tercer lugar el sistema de transporte público masivo, en especial, los colectivos urbanos que miden otro 30%.

En la cuarta elección se ubica la bicicleta con el 26%, seguida del remise con el 23%, la moto con el 17%, y nuevamente el transporte público masivo, pero de medios como el subterráneo y los trenes urbanos que alcanzan al 13% de les encuestades. Por último, se ubica el taxi con el 11% de las respuestas.

El uso del automóvil en profundidad

Respecto de las razones del uso del automóvil, el 37% indicó que lo elige por resultar práctico y cómodo, el 18% argumentó no tener otra alternativa, en tanto, el 9% sostuvo que es de fácil acceso en su recorrido y el 5% por su bajo costo. Entre aquelles que poseen auto propio, el 42% utilizan nafteros, el 8% a gasoil y el 7% a gas. Sólo el 1% posee automóviles híbridos.

En ciudades de menos de 10 mil habitantes, el 50% de les consultades eligió este medio como primera opción, mientras que, en pueblos más pequeños fue del 42%. 

El 61% de los hombres participantes expresaron su preferencia por el auto frente al 40% de las mujeres. En relación a esto, el 48% de las mujeres contestaron no poseer auto, lo que muestra una brecha del 29% con los varones.

Un dato curioso que se desprende del estudio es la existencia de un rasgo sexista en relación a la movilidad. Las percepciones muestran la idea de que existen menores chances de acceder a un auto en el caso del sexo femenino. Esta condición se profundiza si las mujeres tienen menos nivel educativo o son más jóvenes.

La caminata

La segunda forma de traslado preferida reveló que el 30% de les consultades se inclinan por la caminata. La frecuencia de esta práctica varía según el tamaño de la localidad: en ciudades de menos de 10 mil habitantes, el 34% asegura optar por este medio de traslado, mientras que en ciudades de más de 100 mil habitantes sólo lo elige el 28%.

De los siguientes números se puede predicar que los hombres caminan menos que las mujeres: el 32% de ellas afirmó que es el medio más usado, mientras que sólo el 26% de los varones contestaron en el mismo sentido. 

En cuanto a las razones de elegir la caminata, el 22% de les participantes sostuvo que les resulta cómodo, el 16% indicó no tener alternativa y el 14% por su bajo costo. 

movilidad
La muestra se calibró según parámetros censales de sexo, edad y tamaño de ciudad. La implementación fue realizada por la Consultora Dicen y Proyección Consultores. Crédito: Estela Garcia, Nota al Pie.

Transporte público masivo

Si bien el 30% de les interrogades aseguró que utiliza el transporte público (buses y colectivos) como primera opción para trasladarse, la dimensión de las localidades incide en la elección de este tipo de medios. Así, en ciudades de más de 100 mil habitantes el 49% los elige como primera opción.

En aquellas localidades que van de los 35 a 100 mil habitantes es el 30% que se inclina en ese sentido. Por último, aquellas ciudades que cuentan entre 10 mil a 35 mil habitantes sólo el 19% contestó que lo usa como forma de transporte preferente. Las mujeres indican ser usuarias más frecuentes que los hombres, en una relación de 33% a 24% respectivamente.

Cuando se interrogó a les consultades cómo califica la frecuencia del transporte urbano, el 50% lo juzga como aceptable, el 32% como malo y 16% muy malo. Es decir, que la clasificación del servicio de transporte público masivo de buses y trolebuses se encuentra en una posición dividida.

Más del 40% no viajó por turismo el último año

Otro de los temas consultados fue acerca del transporte utilizado para el turismo dentro del país durante los últimos 12 meses. En este caso, el 40,7% de las personas declararon no haber realizado esta clase de viajes. Dentro del grupo que viajó por razones turísticas, el 31% optó por el automóvil, el 13% por el transporte público y el 5% el avión.

Desde la fundación explican que ese 40% que no viajó con fines turísticos no significa que no tuvo vacaciones, sino que no se desplazaron en el último año dentro de Argentina. Lo significativo de esta medición es que da lugar a interpretaciones subjetivas que vinculan la movilidad por turismo con los índices de pobreza. 

Compartir:

Seguir Leyendo

Nota al Pie | Noticias en contexto