Oct 22, 2022 | Cultura

Batman 89: el universo de Tim Burton se expande

Esta miniserie de seis números continúa la narrativa de las películas Batman y Batman Returns de 1989 y 1992 respectivamente.
Batman
Joe Quinones representa al Batman de Michael Keaton, pero corrige el logo que había sido diseñado de forma errónea para la película. Crédito: Sam Hamm historia, dibujos de Joe Quinones.

En 1989 se estrenó Batman, dirigida por Tim Burton y protagonizada por Michael Keaton y Jack Nicholson y causó furor. Era la primera vez que, a nivel audiovisual, se daba a conocer al personaje como un héroe oscuro. Con esto en mente en agosto de 2021, DC Comics comenzó a publicar una miniserie que continuará el legado de las películas: Batman 89.

La miniserie consta de seis números individuales y cuenta con una historia de Sam Hamm, guionista de las películas y arte de Joe Quinones. La intención fue realizar una continuación de las dos películas dirigidas por Burton, la nombrada Batman y Batman Returns de 1992. El objetivo comercial es aprovechar la nostalgia y crear un producto que expanda ese universo.

Sombras de Gotham

Gotham City ha sufrido los arrebatos de Joker y la demencial campaña política del, ahora caído en desgracia, Oswald Cobblepot. Con una fuerza policial insuficiente, los gothamitas intentan continuar con sus vidas. Un atentado durante Halloween busca crear una distracción para que un grupo pueda robar dos camiones blindados, esto es frustrado por Batman.

Batman
Se puede reconocer el diseño del Dent de Billy Dee Williams, el Alfred de Michael Gough, pero el de Michael Keaton por algún motivo cambia. Crédito: Sam Hamm historia, dibujos de Joe Quinones.

Harvey Dent, el fiscal del distrito, corteja a Bárbara Gordon, hija del comisionado, y se dispone a convertirse en Fiscal General del Estado. La intención de Dent es lograr una Gotham unificada, achicar las brechas entre los ricos y los pobres. El fiscal proviene de Burnside, un barrio de bajos recursos de Gotham, donde la gente siempre vive con lo justo.

Dent pedirá ayuda a su amigo Bruce Wayne, quien es Batman en secreto. En el afán de ayudar a mejorar la ciudad, ambos caerán en una espiral trágica que marcará sus caminos. El alma de Gotham está en juego, pero esta ciudad pervierte cada buena acción que se produce en ella. La corrupción en todos los niveles es el síntoma más difícil de combatir.

Batman, un legado icónico

Las películas de Tim Burton no solo establecieron una nueva forma de ver al encapotado, también levantaron polémica. Con la libertad que se le otorgó al director para la segunda iteración hubo problemas comerciales. El estilo oscuro y de pesadilla del director llevó a que los comercios no pudieran vender mercadería o juguetes, algo esencial en la industria.

La idea de traer a Sam Hamm para escribir esta continuación es la más acertada, ya que de su mente salieron las historias que Burton llevó a la pantalla. Este relato solo es canon con las primeras dos películas, y no admiten los sucesos de lo que contaron las dos dirigidas por Joel Schumacher. Aquí se explora una historia trágica en el seno de una Gotham oscura de verdad.

Los problemas de segregación que se plantean, van de la mano con las problemáticas de principios de los años 90 en USA. Se aprovecha que para la primera película, el actor elegido para representar a Harvey Dent (con una aparición mínima), Billy Dee Williams, es afroamericano. Esto aporta mayor sentido a los reclamos sociales de la clase baja gothamita.

La mitología en expansión

Hamm busca ser lo más orgánico posible al incluir elementos de la mitología de Batman, como Drake Winston. El joven Drake es una versión de Hamm del tercer Robin, Tim Drake, quien aquí descifra la verdadera identidad del encapotado. Aquí, el joven es un mecánico que vive en Burnside, el mismo lugar que vio crecer a Harvey Dent.

Batman
Las primeras páginas están plagadas de homenajes a la filmografía de Tim Burton, director de Batman y Batman Returns. Crédito: Sam Hamm historia, dibujos de Joe Quinones.

Aquí cobra un valor fundamental, el arte de Joe Quinones. Es en la estética burtoniana, y el cómo se muestra la ciudad que la obra se acercará o alejará de lo que las películas fueron. El trabajo de Quinones es bueno, pero se enfoca tanto en los homenajes a personajes de Burton y reconstruir los rostros de los actores, que se pierde un poco la ciudad.

En esta Gotham los protagonistas son los personajes por completo, y la ciudad como tal, pierde un poco su brillo (u oscuridad). Esto hace que la obra, si bien se reconozca como continuación, pierda un poco de identidad. Así y todo, se logra mantener la atención de quien se aventure a las páginas, porque la trama es de verdad atrapante.

La obra es sólida a nivel argumental y ganará más cuanto menos comprometido esté el lector con afianzarse al canon, y dejarse llevar.

En Argentina se ha editado de forma reciente la mini serie completa de seis números en un tomo recopilatorio. Esta edición, además, incluye los cómics que adaptan ambas películas de Tim Burton, guionados por Dennis O’Neil y con arte de Jerry Ordway Steve Erwing. En el caso del cómic de Batman Returns, las tintas fueron realizadas por nuestro José Luis García López.

La edición Argentina de Batman 89 está licenciada por la editorial OvniPress.

Compartir:

Notas Relacionadas

«Los Delincuentes», la apuesta de Argentina para los Premios Oscar

«Los Delincuentes», la apuesta de Argentina para los Premios Oscar

La película, escrita y dirigida por Rodrigo Moreno, ha sido seleccionada por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Argentina como la representante oficial en la categoría de Mejor Película Internacional. La lista de las películas seleccionadas se dará a conocer recién el 21 de diciembre, mientras que los 5 finalistas serán anunciados el 23 de enero de 2024.

leer más
Nota al Pie | Noticias en contexto