Sep 22, 2022 | Cultura

“El Diario de una Puta”: una invitación artística para romper prejuicios

La propuesta teatral, que se presenta cada miércoles en el espacio Behind Bar de Palermo, aborda diferentes aspectos ligados a la sexualidad desde una perspectiva de reflexión. Nota al Pie dialogó con su director, Salomón Ortíz.
El Diario de una Puta
“El Diario de una Puta” consiste en una obra de teatro del autor Salomón Ortíz que se desarrolla a través de las historias de sus ocho protagonistas. Crédito: AGW Prensa y Desarrollo.

En una experiencia marcada por el erotismo y la sensualidad, desde este mes se presenta la obra El Diario de una Puta en el espacio Behind Bar, ubicado en el barrio porteño de Palermo. Las funciones serán todos los miércoles a las 20:30 horas. 

Para conocer más detalles de la pieza teatral, Nota al Pie dialogó con su autor y director, Salomón Ortíz. Además, el entrevistado reflexionó sobre cómo el teatro permite acercarse a temáticas ligadas a la controversia y el tabú, entre otros aspectos. 

En relación a cómo viven el estreno de la obra, Ortíz afirmó: “Con todo el equipo estamos muy contentos. Trabajamos mucho, ensayamos mucho y eso es mucho sacrificio y estamos muy contentos del resultado”.

A su vez, el autor de El Diario de una Puta se refirió a cómo surgió la obra. Explicó que hace mucho venía pensando en ella y un día le llegó el ofrecimiento de Behind Bar. “Yo fui con esta idea, que era un poco desafiante, me acompañaron y así empezamos a trabajar”, relató. 

Poner a prueba los prejuicios

Diario de una Puta
La puesta aborda diferentes ejes ligados a la sexualidad para reflexionar sobre los prejuicios y romper con paradigmas sociales. Crédito: AGW Prensa y Desarrollo.

El Diario de una Puta gira en torno a las diferentes historias de les protagonistas, pero con una sola motivación que sirve como hilo conductor: poner a prueba los prejuicios y expandir los límites. 

La puesta cuenta con la dirección y autoría de Salomón Ortiz, además del equipo técnico. En tanto, les protagonistas son Luna Montes; Ariel Bahía; Dana Vázquez; Facundo Martinez; Martina Gunzel; Maria Be Queen; Nadin Maidana; y Daiana Colangelo.

El erotismo, la sensualidad y la música crean una atmósfera de Infierno”, donde el elenco da vida a la obra. La propuesta es interactiva e invita a un viaje en el que la realidad queda fuera por 70 minutos. 

Una pieza que busca romper con los paradigmas

En sintonía, Ortíz dio cuenta de los rasgos que definen la esencia de la puesta. Al respecto, comentó que “es una obra interactiva donde el público participa muchísimo”. 

“Se lleva a cabo en este lugar que se llama el Infierno donde están las trabajadoras y los trabajadores sexuales. Y abordamos la bisexualidad; el sadomasoquismo; hablamos de las chicas trans y planteamos esto de cuál es el problema de que una persona sienta como quiere”, detalló el director. 

Diario de una Puta
La obra combina elementos tales como: la música, el erotismo y la interactividad con el público. Crédito: AGW Prensa y Desarrollo.

En ese sentido, El Diario de una Puta aborda múltiples aristas y la consigna que la atraviesa tiene que ver con la ruptura de paradigmas. Es una invitación a la reflexión sobre temas que usualmente son tabú, desde la mirada y el análisis que propone el teatro para repensar tantos dichos tópicos como la sociedad en sí. 

Dentro de su trayectoria como autor, Salomón Ortíz se abre paso en la escena teatral con un sello propio que tiene que ver con llevar a los escenarios temas que generan controversia. Anteriormente lo realizó con “Casa Duarte”, donde se abordaba el tema de la muerte. 

El teatro como espacio para repensar desde el arte

En ese aspecto, el también actor analizó cómo el teatro permite al público acercarse a ese tipo de temas. Por ello, aseguró: “Yo pienso que es fundamental, particularmente, lo que busco es presentar otra mirada sobre un mismo tema”.

“No intento que el otro cambie de parecer, simplemente que reflexione y entienda que puede haber diferentes ópticas sobre un mismo tema. Y nunca decirle que lo que piensa está mal porque ahí la persona se cierra y no replantea su punto de vista”, sostuvo.

En esa línea, el director reflexionó: “Creo que lo que tiene el teatro y esta manera que encuentro de contar ciertos temas es nunca diciéndole al otro que está equivocado en lo que piensa. Es decir, vos tenés esa posición, yo tengo ésta, fíjate y reflexionemos juntos y creo que el teatro tiene esa magia”.

Para concluir, Ortíz adelantó cómo será el futuro de la obra: “Por ahora vamos a seguir en Behind. La idea es hacer hasta diciembre y retomar en febrero y volver con toda la puesta”.

Notas Relacionadas