Ago 11, 2022 | Política

Finalizó el acampe de Unidad Piquetera sin respuestas concretas del gobierno

Las organizaciones sociales encabezadas por Barrios de Pie - Libres del Sur exigieron medidas económicas urgentes para les más vulnerades. Nota al Pie dialogó con Isaac Quispe, referente de la agrupación con base en La Plata.
Unidad Piquetera
La Unidad Piquetera continúa su lucha. Crédito: Facundo Esmereles para Nota al Pie.

Las organizaciones sociales nucleadas bajo la Unidad Piquetera se hicieron presentes en las calles desde el pasado miércoles hasta la mañana de este jueves, cuando finalizó el acampe pactado en la noche del 10 de agosto. El reclamo consiste en la exigencia de medidas económicas para mejorar la situación del salario de trabajadores y jubilades frente al constante aumento de la inflación.

Para visibilizar sus reclamos, las columnas de las distintas organizaciones marcharon desde varios puntos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), para encontrarse en la Plaza de Mayo. También hubo una concentración frente al Ministerio de Economía, con el objetivo de que les referentes sean recibides por el ministro Sergio Massa.

Tras no obtener una respuesta concreta de las autoridades nacionales frente a las demandas, la Unidad Piquetera realizó una Asamblea para determinar cómo seguir la lucha en defensa de les más afectades por la crisis económica. Por unanimidad, decidieron acampar durante toda la noche frente a la Casa de Gobierno.

Los pedidos concretos al gobierno de Alberto Fernández son: la universalización del programa Potenciar Trabajo; el aumento del Salario Mínimo, Vital y Móvil (SMVyM) para que cubra el valor de la canasta básica de alimentos; un bono de $20.000 para sectores postergados y la regularización de la entrega de alimentos a comedores y merenderos.

Nota al Pie dialogó con Isaac Quispe, coordinador del movimiento Libres del Sur La Plata, para conocer más sobre los reclamos.

Unidad Piquetera
Se las ingeniaron de distintas formas para pasar una noche fría frente a la Casa Rosada. Crédito: Facundo Esmereles para Nota al Pie.

La Unidad Piquetera y el acampe

Desde las 17 h en adelante, les manifestantes comenzaron a instalar sus carpas y pertenencias en la histórica Plaza. Pasaron una noche fría, y se las ingeniaron para cocinar un plato de comida caliente. La razón detrás de pasar la noche a la intemperie es dar voz a las mayorías populares; cuya realidad es cada vez más dura, y poner sus necesidades en la mesa de les funcionaries del gobierno. 

“Exigimos medidas para los sectores más castigados por la crisis que vive el país hace varios años y que se ha agudizado en el último tiempo por los índices de inflación que carcome día a día el bolsillo de los que menos tienen”, contó a Nota al Pie Isaac Quispe, quien estuvo presente en el acampe.

Entre las organizaciones al pie de lucha se encuentran Barrios de Pie – Libres del Sur; el Polo Obrero; el Movimiento Teresa Rodríguez (MTR) y el Movimiento Territorial de Liberación (MTL), entre muchas otras. 

Este jueves 11 de agosto, día en el que finalizó el acampe, coincide con la fecha en que el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC)revelará el índice de inflación. Este dato preocupa a la población por el alto aumento de los precios frente a la pérdida del valor del salario. 

Para hacer frente a esta situación, la Unidad Piquetera propone la apertura del programa Potenciar Trabajo, que significaría un ingreso para muches que no cuentan con empleo formal.

Al respecto de este programa, Isaac Quispe sostuvo: “Hay mucha gente que tiene necesidad y no encuentra un empleo formal. En Argentina no se han generado nuevos empleos en el último tiempo. Estamos exigiendo que se abra esta posibilidad, ya que los mismos índices del Registro Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (ReNaTEP) señala que hay alrededor de cuatro millones de personas en lista de espera”.

Unidad Piquetera
Manifestantes acamparon en la Plaza de Mayo. Crédito: Federico Groba para Nota al Pie.

La postura del Gobierno y los pasos a seguir

Según Quispe, el Gobierno demoniza a los movimientos sociales y castiga a los que menos tienen: “El Gobierno nos lleva a esta situación; porque el hambre no espera, la necesidad no espera, las familias que menos tienen necesitan sí o sí un salario de emergencia”.

Al no obtener políticas concretas para paliar la situación de los sectores populares, la Unidad Piquetera levantó el acampe, pero mantiene el reclamo: “Planteamos que haya alguna jornada el 22 de agosto en el marco de la reunión que va a tener el Consejo del Salario, donde se va a discutir el Salario Mínimo”.

Por último, Quispe concluyó: “Vamos a tener reuniones en las próximas semanas para trazar un plan de lucha que dé continuidad a nuestras jornadas de reclamo”.

Notas Relacionadas