Jun 25, 2022 | Cultura

Arderá: un amor clandestino desde la óptica de una mujer trans

Un nuevo unipersonal que sube a escena con un personaje atravesado por las injusticias y las ausencias. La obra narra la relación secreta entre un político y su asistente.
arderá
 «Arderá», de Alejandro Schiappacasse, se presenta todos los sábados a las 22:30 h. en El Portón de Sanchez,  Sánchez de Bustamante 1034, CABA – crédito: @ardera.obr

El teatro El Portón de Sánchez, la sala ubicada en Sánchez de Bustamante 1034 del barrio del Abasto, siempre tiene una cartelera tan variada como vanguardista.  Hoy, apuesta a una obra singular donde una chica trans narra su complicada historia de amor bajo el título, Arderá. Un simulacro de un encuentro y equilibrio difícil, que juega en un ambiente político y clandestino. El audaz unipersonal, que cuenta con la dramaturgia y la dirección de Alejandro Schiappacasse, sale a escena los sábados 22:30 hs, con la impactante actuación de Marian Moretti

Alejandro Schiappacasse es un actor y dramaturgo que conoce muy bien el mundillo de los unipersonales. Creador de éxitos del teatro alternativo como: Segunda Princesa (2da Princesa), Guardia Baja, Pabellón Norte y La mirada de quién; esta última aún está en cartel en la sala Vera Vera, también los sábados. En Arderá, se juega con un monólogo que va ganando intensidad a medida que transcurre el tiempo. La protagonista se compromete en una historia emocional, sensual y transgresora, con la ayuda del público, quien  va creando en su imaginación tres personajes en escena: un  hombre de poder en la esfera política, una asesora de un ministro; una chica trans que fue construyendo su camino como puede pero con valentía; la narradora del cuento y un guardaespaldas a merced de su amo.

arderá
Un enigmático unipersonal sobre una mujer trans, interpretada por Marian Moretti, que narra su relación con un político – crédito: @ardera.obra

Arderá: una propuesta prendida fuego

La pequeña pieza teatral dura 50 minutos y está pensada como un monólogo en segunda persona. En escena, solo una intérprete, de gran intensidad y presencia escénica, entabla una conversación con una persona ausente, con la complicidad de la platea como testigo.  El aire de intimidad e intriga reina durante toda la trama, haciendo uso de un juego de narrativa que da mucha libertad al espectador. El público es quien determinará si lo que está presenciando es el presente, el pasado o  pura imaginación de un plan trazado al límite por esta chica trans que surfeaba entre la soledad y la vulnerabilidad, cansada de ser maltratada por el amor. 

Marian Moretti, la pieza clave

Gracias a los avances de la sociedad y los años de lucha de la comunidad, las personas LGBTQ+ comienzan a ganar terreno. Esta temporada, actores y actrices queer encabezan obras o forman parte de algunas compañías importantes. No obstante, la realidad laboral sigue siendo compleja, y no solo en el ambiente cultural. Esta obra cuenta con una representante excelente del colectivo trans; una artista que viene sumando logros y se luce proyecto tras proyecto. Marian Moretti, la protagonista de esta pieza, está relacionada con el ambiente teatral desde los 15 años. Formada en la Escuela de Teatro de Buenos Aires, con Raúl Serrano como su maestro, ya dio que hablar en El otro, de Gustavo Friedenberg. La actriz pasó por la televisión en la producción dirigida por Pablo Frendik, “Entre hombres”, el policial argentino producido por HBO y HBO MAX. También ha revolucionado redes sociales, como Instagram o Tik Tok, donde ha sido tendencia y tiene un gran número de seguidores. 

arderá
Una propuesta diferente para cerrar una noche de sábado a puro teatro en el barrio del Abasto – crédito: @ardera.obra

Tras participar en el videoclip El cielo de las malas, de Patricia Malanca, este año ha sido seleccionada para formar parte del biopic de Netflix de Fito Páez, “El amor después del amor”.  

Hoy, luego de tres años de no pisar las tablas, se enfrenta a un nuevo desafío al interpretar un rol que debe acaparar toda la atención del público, sin compañías ni apoyo. Marian pone todo de sí para defender con acierto un personaje  que le tomó 9 meses de elaboración, en donde por momentos se vislumbra frágil y en otros valiente y desafiante. Arderá es un pequeño y sólido cuento de un reclamo de amor y valor, que sitúa al espectador en la piel de una mujer trans.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto