Jun 23, 2022 | Sociedad

Ritos de iniciación: la violencia legitimada

La muerte del subteniente Matías Ezequiel Chirino en su “bautismo” en la unidad militar de Paso de los Libres, provincia de Corrientes, puso en tela de juicio este tipo de situaciones que también se llevan a cabo en el escenario deportivo.
ritos de iniciación
El ministro de Defensa de la Nación, Jorge Taiana, aseveró que “tiene que haber tolerancia cero porque hay responsabilidad en los acontecimientos que derivaron en la muerte del subteniente”. Crédito: El Intransigente.

Matías Ezequiel Chirino tuvo su “bautismo” en la unidad militar de Paso de los Libres, Corrientes. Los superiores del ejército obligaron al joven de 22 años a comer, beber, fumar y lanzarse a la pileta a temperaturas muy bajas. De este modo, la inadmisible conducta de los jefes del Grupo de Artillería de Monte Nº3 del Ejército Argentino acabó con la vida del subteniente.

El ministro de Defensa de la Nación, Jorge Taiana, catalogó como “inaceptable” la situación. Además, confirmó que iniciaron investigaciones y hay once oficiales suspendidos por “presunta falta gravísima”. 

La autopsia de Chirino indicó muerte por “broncoaspiración”. No obstante, el comunicado del Ejército Argentino atribuyó el deceso a “un cuadro de descompensación”. 

Casos de este tipo de “iniciación” existen tanto dentro del Ejército como en el rugby, que cuenta con varios precedentes muy violento. Sin embargo esto también sucede en otros deportes.

Ritos de iniciación en el Ejército

La muerte de Chirino expone los abusos de poder que existen dentro del servicio militar. El ingreso o ascenso implica un “bautismo” liderado por los superiores de la víctima. 

El subteniente oriundo de Córdoba, debió beber, comer y fumar, para luego ingresar a una piscina. Los excesos lo llevaron a un estado de ebriedad tal que aspiró su propio vómito hasta morir.

Ahora bien, el problema mayúsculo comienza en la tradición de este tipo de “celebraciones”. Los oficiales organizan sistemáticos “rituales” que ya se han cobrado la vida de varias personas. De hecho, la derogación del servicio militar en 1994 fue producto de la muerte del conscripto Omar Carrasco en un “baile” de iniciación.

En ese caso, el joven ingresó al Grupo de Artillería 161 del Ejército Argentino, en Zapala, Neuquén, y a los tres días fue brutalmente golpeado. Este “baile” acabó con su vida, pero los oficiales ocultaron el cuerpo. Sin embargo, un mes después de consumado el hecho, se halló el cadáver. Se confirmó que no fue un desertor, aunque los homicidas jamás fueron enjuiciados.

“Bautismo” en el rugby

Por otro lado, el asesinato de Fernando Báez Sosa abrió un debate sobre la violencia y el machismo dentro del rugby. Un ejemplo es el “bautismo” previo al ingreso al primer equipo o por el debut en la máxima categoría. Las repudiables acciones pueden ser: raparse, ingerir una cucharada de canela, bebidas alcohólicas, golpizas masivas y abuso sexual.

De este modo, este tipo de situaciones son moneda corriente y múltiples deportistas han confirmado estas versiones. Julián Princic, creador de contenidos digitales en TyC Sports y ex rugbier realizó un hilo en su cuenta de Twitter y narró lo que vivió. El joven detalló las principales acciones sumamente inaceptables en estos ritos.

ritos de iniciación
Agustín Pichot, ex capitán de Los Pumas, confirmó que “el rugby naturalizó muchas cosas que estaban mal, que te muerdan hasta que no te puedas sentar. Me cortaron todo el pelo, eso no tiene nada de gracia”. Crédito: Observatorio de Recursos Humanos.

“Yo vi abusos, palizas atroces a chicos desnudos y objetos metidos en el ano. Rehusarse no es opción porque el castigo será peor”, concluyó. En este sentido, lo definió como “epidémico” porque se instaló como “filosofía de vida”. La falta de control, el fomento a la violencia machista y el encubrimiento depara en la muerte.

“Rituales” en deporte

Según la antropóloga Rita Segato, la “construcción hegemónica de las masculinidades” impacta en hombres y mujeres. Los “rituales” también se extienden al fútbol y al vóley. En el primer caso, comienza con los cortes de pelo en los futbolistas que dan el salto a primera división.

Referentes del plantel someten a quienes ingresan a diversos “rituales”. El ex futbolista de Platense, Daniel Vega, se opuso a esta “iniciación” y fue respetado, pero no siempre sucede así. Hace un año, dirigentes de Gimnasia y Esgrima de La Plata separaron de la pretemporada a Matías Pérez García y Brahian Alemán por liderar “bautismos”.

Por otra parte, el voleibolista argentino Facundo Imhoff reconoció que hay “ritos de iniciación” en este deporte. “Conozco a muchos jugadores que pasaron por el bautismo más violento”, certificó a Télam; y detalló que esto implica la introducción de una pila en el ano mientras cumplen prendas muy violentas. 

ritos de iniciación
La sexóloga Cecilia Ce, a través de redes sociales, recopiló muchos discursos del fútbol, vóley, rugby, hockey y handball que exponen las atrocidades que se realizan en los “rituales de iniciación”. Crédito: Pexeles.

Además, aseguró que “muchos técnicos, gente del vóley lo vivió y que, si no lo vivió en primera persona, fue cómplice de esos abusos por no oponerse o fomentar estas violencias”. En consecuencia, la imposición de “superar pruebas” y “hacerse adulto” se transforman en excusas para delinear actos violentos.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie