Jul 17, 2021 | Gremiales

Agrupación de trabajadores de delivery solicita que se reconozcan sus derechos laborales

Repartidores de aplicaciones exigen que se los considere como empleades en relación de dependencia, en lugar de proveedores de servicios (monotributistas). También solicitan que se elimine el registro RUTRAMUR.

Repartidores realizando sus reclamos en una de sus manifestaciones pasadas. Credito: Ni Un Repartidor Menos

Les trabajadores de delivery nucleados en la agrupación “Ni un Repartidor Menos”, están planificando realizar próximamente una manifestación con corte de calles en reclamo de sus solicitudes de mejoras laborales. Sus exigencias abarcan también la derogación del permiso RUTRAMUR (Registro Único de Transporte de Mensajería Urbana y/o Reparto). Se trata de una licencia que exige el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para poder trabajar como repartidor en ese distrito. 

También solicitan la creación de una ley nacional que obligue a las aplicaciones de delivery a incorporar a todes les trabajadores bajo relación de dependencia. Actualmente, quienes desempeñan esa labor lo hacen como proveedores de servicios externos, es decir, trabajadores independientes registrados como monotributistas. Les repartidores, mensualmente le facturan a las aplicaciones por los servicios brindados.

Nota al Pie dialogó con Nestor Riveiro, repartidor de aplicaciones y referente de Ni un Repartidor Menos para conocer en detalle las propuestas de la agrupación.

¿Puntualmente, qué es lo que ustedes reclaman?

Nosotros pedimos la creación de una ley nacional que sea equitativa para todos los trabajadores tanto independientes como los que están en relación de dependencia. Consideramos que las empresas de plataformas son un trabajo con relación laboral y pedimos que las empresas reconozcan la existencia de esa relación laboral. En varios países del mundo se está discutiendo este tema y se está logrando que estas aplicaciones reconozcan a sus trabajadores.

Hay quienes consideran que los repartidores que trabajan para aplicaciones no son trabajadores en relación de dependencia puesto que un repartidor tiene la posibilidad, por sí solo, de elegir las horas que trabaja, los horarios, etc. Inclusive, si un repartidor desea tomarse varias semanas libres sin trabajar, puede hacerlo. Esa libertad del repartidor, muchos la consideran como un elemento clave que afirma la inexistencia de relación de dependencia.

La supuesta “libertad” que ofrecen las plataformas ya se cayó en varios países. Ya se vino abajo ese verso de las plataformas que hablan de la libertad horaria y de la libertad de conexiones. En todos los países ya se pudo determinar que las plataformas tienen una relación laboral con el trabajador, solo que lo ocultan detrás de una categoría denominada “socio-colaborador”. 

Pero la realidad es que los repartidores trabajan las 48 horas semanales que cualquier trabajador cumple en una empresa, esa carga horaria también se cumple en una plataforma. Inclusive muchos de los repartidores trabajan 12 o 14 horas. Esa carga horaria la hacen algunos inmigrantes que trabajan de esto, lo hacen para afrontar sus gastos, en un contexto donde nuestra moneda, el peso, no vale nada. Además, se trabaja todos los días, de lunes a lunes, sin franco. Por si fuera poco ellos te suspenden la cuenta cuando quieren, inclusive te bloquean a modo de sanción. Si alguien se queja sufrimos bloqueos sin derecho a réplica. 

Los repartidores agrupados en Ni Un Repartidor Menos solicitan que se considere su labor como un trabajo bajo relación de dependencia. Credito: Ni Un Repartidor Menos.

¿Que es el RUTRAMUR (Registro Único de Transporte de Mensajería Urbana y/o Reparto) y por qué ustedes están en contra?

El  RUTRAMUR es un registro que la Ciudad estableció para los trabajadores del reparto. Es una habilitación que se paga el cual no genera ninguna protección ni derecho al repartidor. Lo pusieron para favorecer a las empresas de las plataformas, lo que querían era mostrar hacia el afuera que las empresas están a derecho.

Antiguamente, en el año 2016 el Gobierno de la Ciudad había implementado el RUTRAMYC (Registro Único de Trabajadores en Motovehículos y Ciclorodados) que era una habilitación que daba protecciones a los trabajadores para evitar el trabajo en negro. Era una ley muy equitativa que se había votado con el apoyo de todos los sectores. El Gobierno de la Ciudad no la acató nunca e insistió hasta modificarla y eliminarla para establecer la ley RUTRAMUR.

El problema de esa ley es que hace que las empresas no se hagan cargo de los repartidores, es una forma de flexibilización laboral. Es una ley que fue pensada cuando llegaron las app de reparto. La ciudad lo que hizo fue precarizar el asunto para darles un vacío legal en el cual se puedan amparar. Es una forma de ponerse más duros con los repartidores pero no con las empresas. 

¿Cómo afectó la pandemia del Covid 19 a los trabajadores del rubro?

Hemos tenido muchos fallecidos por el virus y muchos heridos por el tema vial. Hay estadísticas que afirmaban que durante la pandemia los siniestros del rubro de delivery subieron. Se incrementaron por el exceso de trabajo que tuvimos porque las empresas tenían más demanda, hubo un incremento en la cantidad de pedidos. 

El rubro nuestro es muy complicado, estamos en la calle todo el día y no solo tenemos el riesgo de accidentes o robos sino que también tenemos compañeras que han sido acosadas o violadas. Las empresas lejos de ayudar les han cerrado la puerta en la cara y las han echado. 

¿Qué iniciativas emprendieron ustedes ante estas problemáticas?

Desde las agrupaciones y sindicatos hemos ayudado a compañeros y compañeras que pasaron por esa situación. Nosotros en Ni un Repartidor Menos participamos en recorridas de hospitales y comisarías y registramos esas problemáticas. Con la pandemia las empresas decían que protegían a sus colaboradores pero eso no ocurrió. De los enfermos de Covid no se hicieron cargo, de accidentes viales tampoco. A los familiares de los fallecidos les han cerrado la puerta en la cara. 

Nestor Riveiro, referente de Ni Un Repartidor Menos afirma que ser monotributista perjudica a los repartidores por los costos que esa condición genera. Credito: Ni Un Repartidor Menos.

¿Qué otras desventajas presenta trabajar como proveedor de servicios (monotributista)?

El repartidor se tiene que hacer cargo de todo: AFIP, ingresos brutos, y también tenemos que pagar el RUTRAMUR, la VTV, el combustible y mantenimiento de la moto. Todo eso suma y vemos que tenemos que pagar muchas cosas. Además, somos  perseguidos por los agentes de tránsito todos los días, por cualquier insignificancia ya te quieren secuestrar la moto. 

¿De qué modo tienen previsto plantear todos vuestros reclamos?

Estamos planificando próximamente hacer una movilización con corte de calles. Las manifestaciones que hemos hecho antes, nunca hicimos corte porque no hemos querido. Lo que hacíamos, para no generar caos de tránsito era visibilizar nuestras problemáticas en la puerta de la Legislatura de la Ciudad

Pero como hay una negación hacia el sector de repartidores vamos a tomar otra iniciativa. Vamos a hacer una movilización con corte de calles, porque si no cortamos, no vamos a tener respuesta.

Notas Relacionadas

¡RECIBÍ LA MEJOR INFO!

Mantenete al día con las noticias que más te importan

Bienvenido a la actualidad