viernes 19 de abril de 2024

Entre China y el FMI, Argentina sale en busca de divisas

Tras la gira diplomática por el gigante asiático, donde se establecieron acuerdos como el Swap y financiamiento para obra pública, el equipo dirigido por Sergio Massa viajará a Estados Unidos para encontrar la manera de cumplir con los pagos de deuda externa.
FMI
Massa busca ganar volumen político a partir de las negociaciones con China y el FMI para fortalecer su carrera presidencial. Crédito: DiarioAr.

El equipo del Gobierno Nacional encabezado por el ministro de Economía de la Nación, Sergio Massa, finalizó su visita a China luego de cerrar una serie de acuerdos como el Swap y financiamiento para obra pública. Esta semana emprenden un viaje a Estados Unidos para encontrarse con representantes del Fondo Monetario Internacional (FMI). 

Nota al Pie repasa la agenda en el exterior de un gobierno asfixiado por la falta de divisas en el marco de una confrontación internacional que se intensifica.

Gira en China

La semana pasada, el gobierno de Alberto Fernández concentró su mirada en el desempeño del equipo de funcionaries que viajó a China, principalmente, para conseguir respaldo financiero. Luego de una intensa gira que implicó múltiples reuniones, les dirigentes con responsabilidades en el asunto consideraron “muy positivo” lo cosechado en Beijing.  

Massa estuvo acompañado por el presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Miguel Pesce, el embajador argentino en China, Sabino Vaca Narvaja, y el diputado nacional Máximo Kirchner, entre otres.

La columna vertebral del trabajo diplomático argentino fue la renovación y ampliación del sistema swap con China para importar bienes y servicios de ese origen en yuanes en lugar de dólares. Concretamente, el Banco Popular de China firmó el acuerdo por el equivalente a U$S 19 mil millones por tres años más, entre los que se encuentran U$D 10 mil millones de libre disponibilidad, divididos en dos tramos. 

FMI
Sergio Massa, Miguel Pesce y Sabino Vaca Narvaja junto al titular del Banco Popular de China, Yi Gang. Crédito: lacapital.com.ar.

Asimismo, se sellaron acuerdos de inversión para obra pública. Como consecuencia, Beijing financiará U$S 3.052 millones para proyectos como las represas Kirchner y Cepernic en Santa Cruz, pero también obras ferroviarias en el conurbano bonaerense e infraestructura para la industria del litio y el saneamiento. 

Por último, hubo acuerdos en el sector del turismo. Actualmente Argentina recibe 70.000 turistas provenientes de China y el objetivo es que esa cifra escale a 500.000, para estimular el ingreso de divisas.

Una asociación estratégica

Si bien la gira por China pone de relieve las necesidades coyunturales de Argentina por resolver el problema del financiamiento, también sugiere cuestiones de orden estratégico. Un ejemplo claro es la negociación para extender el sistema de swap de intercambio comercial en yuanes. 

Por un lado, la escasez de divisa estadounidense en las reservas argentinas que compromete el comercio y la inversión impulsó al gobierno a ahorrar sus dólares y, en cambio, comerciar con China directamente en yuanes. Situación lógica al considerar que cerca del 40% de las reservas del BCRA son en la moneda china.

Pero, por otro lado, la ratificación del acuerdo expresa el fortalecimiento de esquemas bilaterales que escapen al dólar, lo que cuestiona la -debilitada- hegemonía estadounidense en el rubro financiero.

En una entrevista radial para Radio Estación Sur, el investigador del Centro de Estudios Chinos de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), Sebastián Schulz, planteó que el gigante asiático es uno de los principales importadores y exportadores globales. “Cualquier país que hoy intente desarrollar capacidades y crecer económicamente de alguna manera necesita vincularse con China”, aclaró el sociólogo y Becario Doctoral del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). 

PSX 20230605 175858
Georgieva es la principal apuntada por el Departamento de Estado estadounidensee como responsable del declive del FMI. Crédito: elsol.com.ar.

Además, Schulz indicó que para abordar algunos de los problemas estructurales que tiene la economía argentina es indispensable recurrir a China. Si bien cuestionó el patrón centro-periferia que hoy domina el vínculo, el investigador expresó que Beijing puede ser un actor fundamental para “terminar de romper la relación de dependencia con Estados Unidos”.

La transformación del orden internacional visibiliza el retroceso del Unipolarismo Financiero como esquema con capacidad de ordenar la situación global ante el franco ascenso del Multipolarismo Pluriversal, con una presencia destacada de China. 

Sin embargo, la aceleración de este proceso en los últimos tres años se conjugó con el nuevo endeudamiento argentino con el FMI a partir de 2018. Y ese escenario signó la heterogénea y contradictoria composición y accionar del Frente de Todos

El encuentro que mantuvieron Máximo Kirchner y Pesce con la flamante presidenta del Nuevo Banco de Desarrollo de los BRICS, la brasileña Dilma Roussef, para ampliar las fuentes de financiamiento, pone de manifiesto esta transformación.

Ahora el FMI

Luego del viaje a China, Massa anunció una nueva visita, esta vez a Washington, para reunirse con representantes del Fondo Monetario Internacional. El gobierno no tiene los 5.500 millones de dólares que necesita para pagar los vencimientos de junio y julio del Acuerdo de Facilidades Extendidas que el Frente de Todos suscribió en marzo de 2022. 

La sequía del sector agropecuario generó divisas para financiar apenas unas pocas semanas de las importaciones que el aparato productivo argentino demanda y el balance cambiario del año exige entre 8.000 y 10.000 millones de otras fuentes. 

Por eso, el equipo del ministro de Economía apunta a renegociar los términos del acuerdo y conseguir desembolsos por U$S 10.800 millones que le permitan sostener el nivel de actividad económica sin devaluar ni seguir profundizando la caída del PBI. 

En este sentido, el directorio del Fondo no tiene mucho margen político para presionar a la delegación nacional. Sucede que hoy Argentina es el principal acreedor del organismo y una eventual tensión que desencadene la interrupción del acuerdo generaría antecedentes para Egipto y Ucrania, por ejemplo, que también afrontan suculentas deudas. 

A su vez, la directora del espacio, Kristalina Georgieva, camina por la cuerda floja debido a una fuerte interna que mantiene con funcionarios del Tesoro estadounidense, el principal accionista del FMI.

Paradójicamente, en las oficinas de los altos mandos chinos hay preocupación por la estrategia argentina. Si bien los términos del acuerdo del swap son confidenciales, diferentes voces señalan que si la delegación nacional no acuerda con el FMI el entendimiento con Beijing correría riesgo. 

Sabido es que China fue uno de los actores que promovió el acuerdo entre el gobierno y el Fondo ya que, de lo contrario, Argentina habría entrado en default. Desafortunado escenario para un gigante económico que robustece su posicionamiento internacional multiplicando sus asociaciones con países en desarrollo a partir de formidables financiamientos para infraestructura, entre otros.

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

Un nuevo guiño a EEUU: el gobierno nacional solicitó adherirse a la OTAN

El Ministro de Defensa, Luis Petri, pidió convertirse en “socio global” de la organización internacional. Se trata de otro movimiento de Javier Milei en pos de su alineamiento con Estados Unidos y las potencias de occidente.

El Gobierno intentó instalar un falso acuerdo para frenar la Marcha Federal Universitaria

Tras varias semanas de tensión, la gestión de Javier Milei montó la idea de un consenso respecto al presupuesto anual de las casas de estudio. En respuesta, el Consejo Interuniversitario Nacional señaló que no existe tal convenio y ratificaron la movilización de la próxima semana.

Caputo, el FMI y un diagnóstico más optimista que la realidad argentina

En su viaje a Washington, el ministro de Economía de Milei se reunió con el organismo y celebró la desaceleración de la inflación. En tanto, en el territorio nacional, el ajuste sigue causando estragos en la economía y el Gobierno teme a las consecuencias de la marcha universitaria.

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto