Nov 5, 2022 | Cultura

Andrés Vaccari presenta su novela “Smoky” con un relato de muerte, exilio y terror

Nota al Pie dialogó con el autor de la obra literaria ambientada en la última dictadura cívico militar. El también periodista expresó cómo fueron sus comienzos como escritor, la elaboración de su último libro y cuál es el género que lo identifica.
Smoky
El escritor y periodista Andrés Vaccari explicó que la materia prima de “Smoky” fue su vida. Crédito: El Cordillerano.

El periodista y escritor Andrés Vaccari presenta, durante noviembre, la novela Smoky, con una trama donde “una familia intenta rehacer su vida en el exilio. Pero una serie de brutales asesinatos sacudirán la tranquilidad de su nuevo hogar”.

Asimismo, Smoky concede al público lector la posibilidad de ver a través de las palabras de su redactor una amplia imaginación basada en un cuento de terror. Sin embargo, no es la primera obra con la que el escritor se destaca, ya que llamó la atención del público con el cuento “El enjambre y las sombras” y su novela La pasión de Descartes

“Smoky”, una historia oscura, terrorífica y de muerte 

Situada en la última dictadura cívico militar en la Argentina (1976-1983), Smoky presenta el exilio de una  familia que decide probar suerte en Australia. Es allí donde harán todo lo posible para preservar la inocencia de su pequeño hijo, Ramiro. Sin embargo, con el pasar del tiempo, el mundo que habita detrás de lo cotidiano comienza a hacer ruido.

Todo comienza con la aparición de Smoky, una perra que sigue a Ramiro desde la escuela hasta su casa y que causaba rechazo en los otros caninos.

Sin embargo, “Smoky» esta novela recorre sensaciones como la tensión y el suspenso. Al comenzar, en el relato la historia que se plantea data de una familia de inmigrantes; pero a lo largo de la trama, esta comienza a tener tonos fantasiosos. Incluso, la misma se va fortaleciendo de varios géneros: policial, gótico y terror. 

Para saber más sobre la novela, Nota al Pie entrevistó al periodista y escritor quien expresó cómo fueron los comienzos de su carrera, la elaboración de Smoky y cual es el género que lo identifica.

Smoky
“Smoky” es una novela que se nutre de varios géneros: policial, gótico y terror. Crédito: Linkedin.

¿Cómo fueron tus comienzos como escritor?

Creo que todo escritor comienza como lector, fui un ávido lector desde una edad temprana y, a eso de los doce años, tuve la idea clara de que quería ser escritor. Un libro que tuvo un gran impacto en mi tierna sensibilidad fue Crónicas Marcianas, de Ray Bradbury. 

Creo que ese libro terminó de decidir mi vocación; también, leer a Kafka y a Verne, y a muchos otros. Al mismo tiempo, surge una especie de ansiedad, porque supe que no me podía ganar la vida como escritor y que tenía que hacer algo en paralelo. Pero eso es otra historia. 

Al escribir, una herramienta principal es la investigación. ¿Cómo fue, en tu caso, la elaboración del libro “Smoky”?

De hecho, soy un investigador perezoso: ya que la materia prima de Smoky fue mi vida. Es una novela bastante autobiográfica, pero distorsionada por el lente de la fantasía y el terror. Está mi abuelo el Almirante, mi perra Smoky (que fue un personaje real), la mudanza a Australia con mis padres (y mi hermano, que no está en la novela). 

Lo que más trabajo tomó fue investigar los procedimientos policiales, en particular de las brigadas de homicidio de la policía australiana, y ciertos procedimientos judiciales. Esto nutrió la parte “negra” de la novela. 

Smoky combina tres géneros: gótico (o terror), crimen y ciencia ficción. También pasé mucho tiempo investigando la historia de los mapuches y tehuelches en Patagonia, para una parte de la novela que terminé eliminando. Pero, en general, la novela fluyó de materiales autobiográficos.

¿Por qué elegiste llevar tu obra por el lado de lo macabro y policial?

La idea surgió con el germen mismo del libro, una extraña criatura ronda un suburbio, asesinando a un montón de personas. Lo interesante fue contrastar el procedimiento empírico y metódico del proceder policial con lo fantástico y lo inexplicable. 

Un eje de la novela gira justamente alrededor de esta zona gris, donde un detective, Michael Rochester, tiene que empezar a “considerar lo imposible” y abandonar la cosmovisión pragmática y “realista” del proceder policial. Es una de las tensiones en el libro. 

Por otro lado, la génesis del género policial está muy emparentado con el género de terror. Relatos como “Los crímenes de la Rue Morgue” (Edgar Allan Poe) y “El mastín de los Baskerville” (Arthur Conan Doyle) mezclan ambos géneros sin esfuerzo. 

Ambas historias contienen extrañas y monstruosas criaturas. De hecho, estas historias están presentes en la novela y se las menciona explícitamente. Smoky es heredera directa de esta tradición.

Smoky
La novela de Vaccari combina los géneros gótico (o terror), crimen y ciencia ficción. Crédito: El Cordillerano.

¿Smoky es relevante en la historia junto a los sucesos paranormales que suceden en su ausencia?

Trataré de responder sin revelar ningún “spoiler”; asimismo, uno de los ejes o tensiones, en la novela tiene que ver justamente con esta línea entre “natural” y “sobrenatural”. De nuevo, sin revelar mucho, la cuestión es si lo sobrenatural implica una ruptura en la realidad, o si nosotros mismos somos quienes invocamos o creamos lo sobrenatural como un quiebre del orden natural. Como bien dice un personaje en la novela, quizá lo natural abarque mucho más de lo que pensamos.

¿Qué destacarías de la obra?

En particular me parece novedoso la mezcla de géneros, que incluye también la narrativa del exilio, el “coming of age” y el proceso de autodescubrimiento de un adolescente (que incluye descubrir quienes realmente son su familia). 

Mis escritos siempre tienen una intención filosófica (soy filósofo profesional) y esta dimensión no siempre es fácil de encontrar hoy en día. Pero, más que nada, no quiero que el lector se aburra. Con lograr eso, me conformo. 

¿En qué género te sentís más identificado al escribir? ¿Y con cuál te sentís en conflicto?

A mí siempre me ha encantado la ciencia ficción; es el género en que más me gusta escribir. He escrito muchos cuentos de ciencia ficción, y una novela (Robotomy, 1997). Pero por esas cosas de la vida, estoy escribiendo bastante terror últimamente. 

Me parece que la explicación es que las ideas a veces no se eligen: se presentan ante el ojo del escritor y éste debe saber transformarlas y aprovecharlas. Me considero un “sirviente” de la historia en cuestión. 

Elijo el tono y la voz narrativa en función de lo que quiero contar. Creo que el romance, el western y la novela “realista” son los lugares donde me siento menos cómodo.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto