Oct 4, 2022 | Zona Ambiental

El fuego en el Delta arrasó 170 mil hectáreas en 120 días

De acuerdo a un informe del Centro de Monitoreo Climático y Meteorológico, la tierra destruida equivale a 9,5 veces la superficie de la ciudad de Rosario.
Delta
Las hectáreas quemadas equivalen a 9,5 veces la superficie de Rosario. Créditos: Diálogo chino.

La ley de humedales sigue cajoneada en el Congreso nacional. Mientras tanto, estiman que la flora y la fauna de unas 170.000 hectáreas desaparecieron, producto de los incendios intencionales en el Delta del Paraná; entre junio y septiembre de 2022. Los datos pertenecen al Centro de Monitoreo Meteorológico y Climático SAT.

La misma debería realizar un relevamiento de todos los humedales junto con un ordenamiento territorial donde se especifiquen qué actividades se pueden desarrollar en cada zona. Esto genera el rechazo de los sectores extractivistas, como el minero; el forestal y el agronegocio; que ven como un peligro esta clasificación ambiental. 

El SAT advirtió que, si se tiene en cuenta el área de biomasa que aún está en pie en las tierras ubicadas entre las localidades frente a San Lorenzo; Rosario y San Nicolás, aún queda una gran cantidad de tierra (415.000 hectáreas) que podría quemarse; de las 584.000 hectáreas en esa zona.

Esto lo hizo mediante el análisis de las imágenes satelitales disponibles; y con las correcciones técnicas de esos datos. Para dimensionar el tamaño del fuego, el territorio devastado equivale a más de nueve veces la extensión urbanizada de la ciudad de Rosario. 

Las imágenes satelitales fueron obtenidas por el satélite NOAA-20: una nueva generación de equipos lanzados en 2017. El análisis de las áreas quemadas se caracteriza por depósitos de carbón y cenizas; remoción de vegetación; o alteración de la estructura vegetal.

El panorama no es alentador. En los próximos meses se producirá una bajante del Paraná y continuará una sequía. “En los próximos meses habrá un déficit hídrico bastante importante; con tormentas fuertes y acumulados importantes de agua, pero debajo de lo esperado y deseado”.

Delta
Los incendios en el Delta continúan afectando a todas las ciudades aledañas con el humo. Créditos: eldiarioar.com.

Declaraciones sobre el Delta

Brian Segovia, integrante del SAT, en comunicación con Nacional Fontanarrosa, precisó: “Los fuegos están controlados y se está colaborando en conjunto con los operativos en San Nicolás”.

Previo a expedir el informe, Segovia explicó: “La quema de las islas del Delta del Paraná, del 14 de junio al 22 de septiembre equivalen a 9,5 ciudades de Rosario. En 102 dos días se quemaron nueve veces la superficie de Rosario. Es una locura”.

Respecto a la Ley de Humedales señaló: “Todos los sectores políticos se deben unir. No debe haber grietas en este tema; porque lo que se viene es preocupante. Los pronósticos no son buenos”.

Por otro lado, Leonel Mingo, líder de la campaña sobre humedales en Latinoamérica de Greenpeace, en diálogo con Infobae, expresó: “El sector ganadero utiliza una práctica arcaica de quemar los pastizales viejos para darle lugar, con la llegada de la primavera, a los nuevos. Creen erróneamente que quemar lo que quedó ayudará a “limpiar” el campo; para que las lluvias de septiembre alimenten los nuevos brotes. Esto está demostrado que no sirve”.

Delta
El Centro de Monitoreo Climático y Meteorológico SAT emitió un informe el 30 de septiembre. Créditos: SAT.

Por último, explicó: “Este fuego antes se terminaba apagando por las características propias del Delta del Paraná; que tenía muchos canales de agua en movimiento; la mejor forma de controlar un incendio. Pero desde 2020, las bajantes del río más la sequía dieron lugar a pastizales secos sin canales. Ya no hay nada que controle el fuego; entonces los incendios se desmadraron”.

Les dueñes de las tierras apuntades

La Justicia federal ya tiene identificades a les titulares de las tierras que sufrieron incendios en los últimos tres años. Dentro de los nombres que aparecen, hay empresaries conocides y sociedades anónimas que explotan las tierras del humedal. 

Los lotes sospechados sufrieron los mismos incendios en 2020, 2021 y 2022. La investigación fue coordinada por el fiscal federal Claudio Kishimoto; el Organismo de Investigaciones de Rosario; y el juez federal de Victoria, Federico Martín.

El objetivo de la pesquisa se orienta a descubrir quiénes son los responsables jurídicos de los inmuebles donde el fuego se inició intencionalmente. Además, serán imputados por el delito de incendio doloso; contaminación ambiental; y lesiones producidas a las personas que se ven obligadas a respirar ese humo.

Ya hay personas identificadas como posibles generadoras de un incendio que se propagó y descontroló; hasta llenar la ciudad de Rosario. Se trataría de empresaries y sociedades anónimas con un peso específico importante.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie