Sep 21, 2022 | Internacional

Gustavo Petro pidió “acabar con la irracional guerra contra las drogas”

Durante su intervención en la 77° Asamblea General de la ONU, el presidente de Colombia insistió con un cambio de enfoque en la política contra el narcotráfico y apuntó a Estados Unidos.
Gustavo Petro guerra contra las drogas
Petro sostuvo que la Amazonia es víctima de incendios intencionales para el establecimiento de más campos de coca. Crédito: Caracol Radio.

El pasado martes, el presidente de Colombia, Gustavo Petro, realizó su primer discurso ante la 77° Asamblea General de las Naciones Unidas. En su intervención, el flamante mandatario colombiano criticó una vez más la política estadounidense de la Guerra contra las Drogas. Además, advirtió sobre las devastadoras consecuencias que trajo para su país.

Durante su intervención en Nueva York, Petro dio cuenta de su histórica posición respecto al tema. Y casi como una notificación política, dejó en claro que es una cuestión clave para su programa de gobierno. “Yo les demando desde aquí, desde mi Latinoamérica herida, acabar con la irracional guerra contra las drogas”, afirmó el jefe de Estado.

El pedido del mandatario se condice, de esta manera, con los primeros pasos de su gobierno en la materia. Consciente de que es un tema clave en la relación con Estados Unidos, Petro busca reorientar las políticas del Estado colombiano hacia un modelo que priorice la prevención. Y, en definitiva, avance hacia mayores niveles de regulación legal de las drogas.

En este marco, el presidente del Pacto Histórico está convencido de que la guerra contra las drogas fracasó. Y las políticas elaboradas desde Washington sumieron a Colombia en la violencia sin bajar los niveles de consumo.

Gustavo Petro guerra contra las drogas
Frente al fracaso de la Guerra contra las Drogas, Petro propone reorientar las políticas del Estado colombiano hacia un modelo preventivo. Crédito: El Comercio.

El discurso en la Asamblea General

Ante los demás países reunidos en la Asamblea General de la ONU, el presidente Gustavo Petro, advirtió que “disminuir el consumo de drogas no necesita de guerras, necesita de todos para construir una mejor sociedad”. Lejos de caer en un discurso naif sobre la problemática, el mandatario destacó que es necesario construir “una sociedad más solidaria, más afectuosa, donde la intensidad de la vida salve de las adicciones y de las nuevas esclavitudes”.

En este sentido, Petro relacionó el consumo de drogas con la “irracionalidad del poder mundial” ejercido por EEUU; y pidió dar “un golpe de razón a su poder”. De esta forma, denunció que, de prolongarse la guerra contra las drogas por otros 40 años, “Estados Unidos verá morir de sobredosis a 2.800.000 jóvenes por fentanilo, que no se produce en nuestra América Latina”.

El Jefe de Estado, que hace tiempo reconoció a la política contra las drogas como fallida, habló de las devastadoras consecuencias que trajo para Colombia. “Han aumentado los consumos mortales, de drogas suaves han pasado a las más duras, se ha producido un genocidio en mi continente y en mi pais”, sostuvo Petro al respecto.

A su vez, en línea con el decreto que suspendió la erradicación forzosa de los cultivos de coca, el presidente colombiano criticó la persecución y estigmatización de los cultivadores. En este sentido, el mandatario, a través de un programa específico, subvencionará a quienes adopten cultivos legales, siendo este un cambio radical en el abordaje estatal.

Gustavo Petro guerra contra las drogas
Richard Nixon fue el 37° presidente de los EEUU y gobernó desde 1969 a 1974, tras su salida por el caso Watergate. Créditos: BBC.

El origen de la Guerra contra las Drogas

En 1971, el entonces presidente de EEUU, Richard Nixon estableció a las drogas ilegales como el “enemigo público número uno”. Con la excusa de la lucha contra el narcotráfico, obtuvo una justificación más para el injerencismo en América Latina. De esta manera, con una “ofensiva” más allá de sus fronteras, logró diseñar un modelo de abordaje sobre la problemática. Sin embargo, además de permitirle actuar en asuntos internos de otros Estados, no sirvió para el objetivo que públicamente declaró.

Sin embargo, para Colombia, lo peor llegó con el Plan Colombia elaborado en EEUU y convertido en ley en 1999 bajo la presidencia de Bill Clinton. La medida le otorgó numerosas facultades a Estados Unidos para intervenir en la lucha contra el narcotráfico. Asimismo, permitió y aseguró la influencia norteamericana en la zona. Sin embargo, 23 años después, la violencia incrementó, el consumo no se redujo, la producción de coca no se detuvo y el tráfico ilegal hacia EEUU tampoco. 

Según la Comisión de la Verdad, creada en el 2016 a partir de los Acuerdos de Paz, la guerra contra las drogas tuvo como resultado más de 9 millones de víctimas, muchas de las cuales eran civiles. Como consecuencia, las desapariciones, torturas, los secuestros y los desplazamientos se volvieron moneda corriente. En este sentido, la Comisión de la Verdad también instó a Colombia y EEUU a avanzar en medidas de prevención y regulación de las drogas como medida más eficaz contra el narcotráfico.

Notas Relacionadas