Jun 28, 2022 | Cultura

“Reversing Roe”: el útero como campo de batalla político y religioso

El documental profundiza la historia de la ley del aborto en Estados Unidos. Ricki Stern y Anne Sundberg exponen cómo el cuerpo de las personas gestantes ha sido utilizado para promover agendas ideológicas.
Reversing Roe
El documental de Netflix de Ricki Stern y Anne Sundberg revela el proceso por el cual el aborto pasó de ser un problema personal a uno político. Crédito: Netflix.

El 24 de junio de 2022, la Corte Suprema de los Estados Unidos falló a favor de anular el dictamen del caso Roe v. Wade, lo que puso fin al derecho constitucional al aborto después de casi 50 años. Una noticia que conmocionó al mundo, pero que no fue algo inesperado. Reversing Roe (Caso Roe: El aborto en los EE.UU.), el documental que Netflix estrenó en septiembre de 2018, narra la presión político-religiosa que se ejerció sobre ese derecho, extinto desde la semana pasada.

No fue sino hasta la aprobación de la 19° enmienda en 1920 que les norteamericanes obtuvieron el derecho al voto. Vale la pena destacar que Estados Unidos había logrado la independencia del dominio colonial en 1776. Los legisladores de una de las naciones más poderosas del mundo tardaron más de cien años en conceder a su población femenina el derecho de tomar una decisión política. 

Reversing Roe toma como eje la creciente amenaza al derecho a tomar otra decisión fundamental: el aborto. El gran logro del documental es la claridad con la que describe la manera en la que se politizó una decisión que debería permanecer en el ámbito privado de las personas gestantes.

“Reversing Roe” describe el estado del aborto y los derechos de las personas gestantes en Estados Unidos desde 1973 a 2018. Crédito: Netflix.

«Reversing Roe» y un derecho cuestionado desde su concesión

El documental toma su nombre de un veredicto judicial histórico en el caso Roe v Wade, que convirtió al aborto en un derecho fundamental en los Estados Unidos en 1973. Pero su eje se centra en el desgaste gradual, por parte de una combinación político-religiosa, de la libertad que este veredicto brindó a las personas gestantes para ejercer control sobre sus propios cuerpos. 

Les directores Ricki Stern y Anne Sundberg representan también a quienes se oponen al aborto, para dar una descripción completa del debate. Con entrevistas a un elenco ecléctico de personas de ambos lados, desde organizadores de movimientos contra el aborto hasta sacerdotes que apoyan incondicionalmente el derecho de elegir. 

Reversing Roe elige prestar una voz a la comunidad pro-vida, a pesar de que sus argumentos no lo merecen en absoluto. Les directores lo utilizan como una herramienta esencial para marcar el ritmo de la narrativa de una manera saludable. Lo que, para un largometraje documental que se propone brindar una breve historia de una profunda injusticia, es un gran desafío.

De manera notable, la elección de las palabras empleadas por los líderes de algunos movimientos pro-vida no deben ser ignoradas. El tono es beligerante, vicioso, como impulsado por una ambición militar desenfrenada; un vocabulario derivado de la guerra que rezuma desprecio e ira. 

Reversing Roe
La decisión de la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos de anular el fallo del caso Roe v Wade le otorga al documental carácter de urgente. Crédito: Netflix.

Explotación del útero para la agenda ideológica y política 

Algunas de las estadísticas presentadas por el documental son exasperantes. Mientras el derecho estuvo vigente, varios Estados norteamericanos contaron con una sola clínica de aborto. Sin olvidar el acoso que sufrieron tanto los médicos que trabajaban en ellos como las personas que optaron por interrumpir una gestación. Una invasión lenta, pero constante por parte del Estado y la religión sobre el útero. 

A lo largo del tiempo, múltiples candidatos se volvieron provida y antiaborto para satisfacer los caprichos de sus considerables seguidores religiosos. Esto condujo a un aumento concomitante en el peso político del grupo provida y la cantidad de ataques que se hicieron a la legitimidad del veredicto del caso Roe. “La base de la democracia es que tú controlas tu propio cuerpo”, dice Gloria Steinem, reconocida feminista. “Y es la base de los regímenes totalitarios que no lo hagas”.

Reversing Roe
El documental brinda una descripción clara y accesible de más de 50 años de la historia social y legal del aborto en los Estados Unidos. Crédito: Netflix.

Retroceder en el tiempo en detrimento de los derechos

El documental resume bastante bien el lento deslizamiento hacia la injusticia rutinaria que enfrentan las personas gestantes que buscan abortar en Estados Unidos. El espectro del totalitarismo se cierne sobre las personas gestantes. 

Sin embargo, la historia no contada es la de quienes pronto tendrán que volar de un Estado a otro solo para abortar. Los esfuerzos de los grupos provida han tratado de hacer que el proceso sea lo más costoso y prohibitivo posible. Lenta y constantemente, se construye un muro que separa a la persona gestante que, en caso de ser pobre, bien puede darse por vencida del derecho a ejercer una elección. Un simple asunto entre una paciente y su médico se convierte en noticia nacional y tema de debate público. En términos más simples, explotación y represión en una escala sin precedentes.

Reversing Roe debe ser visto por todes, independientemente de su nacionalidad, edad o credo. Durante siglos, los Estados de todos los países han librado una guerra para controlar el cuerpo humano. 

En Argentina, en 2021 las personas gestantes adquirieron el derecho a elegir si continuar una gestación o no. Lo que es claro es que el debate nunca fue “Aborto sí o aborto no”, sino “Aborto legal o clandestino”.

Notas Relacionadas