May 12, 2022 | Política

Audiencia Pública para determinar los subsidios a la energía

El Gobierno nacional presentó un esquema que determina los aumentos de las tarifas de energía y los subsidios a les beneficiaries de Tarifa Social.
Audiencia Pública
El Gobierno autorizó un aumento de precios y quita de subsidios a la energía. Crédito: Agencia Paco Urondo

Este jueves se realizó una Audiencia Pública de la Secretaría de Energía de la Nación. Se trata de un proceso mediante el cual les ciudadanes pueden participar en debates y toma de decisiones de organismos e instituciones estatales. El objetivo fue determinar la implementación de un esquema de segmentación de los subsidios a la energía residencial por parte del Gobierno nacional.

El representante de la política energética fue Guillermo Usandivaras, subsecretario de Coordinación Institucional de Energía de la Nación, quien se encargó de exponer los argumentos que sustentan la autorización de los aumentos de precios y los subsidios.

Los aumentos que vendrán

Actualmente, el Estado nacional subsidia el 81,85% del costo de la energía eléctrica residencial. El plan del Gobierno es clasificar a les usuaries de energía en tres grupos: un sector vulnerable; un sector medio y un sector con alto poder adquisitivo. Les primeres tendrán el precio de la energía subsidiado a través de la Tarifa Social, mientras que les restantes no recibirán subsidios.

Audiencia Pública
El representante de la política energética fue Guillermo Usandivaras, subsecretario de Coordinación Institucional de Energía. Crédito: Twitter Guille_U

“De esta manera, se inicia el proceso de actualización tarifaria definido por el Gobierno nacional en el programa económico que apunta a lograr niveles de tarifas razonables y susceptibles de ser aplicadas con criterios de justicia y equidad distributiva para los servicios públicos de gas y electricidad’’, estableció la Secretaría en un comunicado.

Este primero de junio, los sectores que perciben subsidios a través de la Tarifa Social enfrentarán un aumento del 6% en la luz (con un máximo anual de 21,27%). El resto de la población percibirá un aumento del 21,5% en gas y 17% en luz (con un máximo anual de 42,72%).

Otro desacuerdo hacia adentro del Frente de Todos

El presidente Alberto Fernández, durante su gira presidencial por Europa, se manifestó acerca de los aumentos y subsidios a la energía: “Actualmente se está subsidiando energía al 10% más rico del país, lo que no es justo en términos igualitarios”, declaró. Por otro lado, el mandatario argentino estableció que se trata de una decisión política.

Con esto último, el presidente se refiere a un nuevo desacuerdo que profundiza la interna en la coalición oficialista. Esto debido a que un sector del Gobierno se opone rotundamente a la autorización para el aumento de precios y la quita de subsidios a sectores medios de la sociedad. 

Como señalan algunes funcionaries, permitir un aumento que afecta directamente al bolsillo de les argentines en un contexto inflacionario responde a una exigencia del Fondo Monetario Internacional (FMI). El organismo estableció la condición de rebajar el nivel de subsidios energéticos para sustentar la reestructuración de la deuda.

Audiencia Pública
El primero de junio, quienes no sean beneficiaries de la Tarifa Social percibirán un aumento del 21% en gas y 17% en luz. Crédito: EconoJournal

La interna política presente en este tema se cristalizó en una nota interna que envió el subsecretario de Energía, Federico Basualdo, al secretario de la misma cartera, Darío Martínez. En esta, expresó su total oposición a los aumentos y advirtió que si se cumple el esquema; las tarifas se incrementarán un 65% por año. Este cálculo fue luego desmentido por el equipo de Martínez. 

Participantes de la Audiencia plantearon que el Gobierno de Fernández debería establecer una diferenciación con respecto al mandato de Mauricio Macri frente al acceso a los servicios públicos. Durante los cuatro años de Cambiemos, la tarifa de luz aumentó un 3.200% y el gas un 1.900%. De esta forma, las empresas de energía privatizadas percibieron ganancias extraordinarias en perjuicio de la economía popular.

Notas Relacionadas