Nov 26, 2021 | Sociedad

Barbijos solidarios: organizaciones se unen para asistir a más de 900 familias

Nota al pie dialogó con María Rosa Marcenaro, directora ejecutiva de Mujeres 2000, una de las asociaciones encargadas de este proyecto
DESTACADA Créditos Fundación San Genaro.
El proyecto tuvo la intención de promover el bienestar de las familias rurales de Santiago del Estero y de las comunidades en situación de vulnerabilidad del Gran Buenos Aires. Una beneficiada fue la Comunidad educativa de Oratorio, Santiago del Estero. Créditos: Fundación San Genaro

La Fundación San Genaro llevó a cabo, en conjunto con la asociación Mujeres 2000, un proyecto con la intención de promover el bienestar de las familias rurales de Santiago del Estero y de las comunidades en situación de vulnerabilidad del Gran Buenos Aires.

El mismo consistió en asistir con alimentos, elementos sanitarios y de higiene personal a distintas familias. Comenzó con una primera donación en el mes de agosto y culminó con una segunda en octubre. El proyecto logró impactar directamente a 905 familias. 

La Fundación se encargó de la entrega de los kits de higiene y alimentos. Mientras que Mujeres 2000 a través de su programa Emprende, de la confección de los 7239 barbijos. Se encontraron involucradas 15 mujeres, partícipes del mencionado programa, de los barrios de Los Troncos, Bancalari, San Pablo y Ricardo Rojas en Buenos Aires.

En dialogó con Nota al pie, la directora ejecutiva de Mujeres 2000, Rosa María Marcenaro mencionó que el vínculo con la fundación data del año 2020 cuando, debido a la pandemia, se frenaron actividades que realizaban en los barrios, sobre todo el de Tigre, Buenos Aires. 

El contexto les llevó a generar redes con distintas organizaciones, comedores sociales y empresas. Esto fue a fin de intentar resolver las problemáticas principales que estaban surgiendo en torno a la pandemia.

“Mucha gente perdió su trabajo; comenzó a ir a un comedor social, cosa que nunca había ido. Los comedores estaban sobre exigidos y allí conocimos a San Genaro quienes principalmente se dedican a dar soporte a otras organizaciones como comedores sociales”, rememoró Marcenaro. Y continuó, “Nos pusimos en contacto por trabajar en la misma zona”.

Creditos Mujeres2000
María Rosa Marcenaro, directora ejecutiva de la asociación Mujeres 2000. Créditos: Mujeres 2000

Maximizar a les beneficiades

La directora ejecutiva de Mujeres 2000 informó que no es la primera vez que trabajan en conjunto. “Luego del primer encuentro comenzó un trabajo en alianza entre dos organizaciones con una cultura similar. Es decir, que buscamos resolver las mismas problemáticas”, afirmó la entrevistada.

La asociación fue convocada para el proyecto cuando surgió. La Fundación se contactó debido a que sabían del programa Emprende y es por ello que sugirieron que la compra de los barbijos pueda tener un impacto adicional siendo las emprendedoras sus confeccionadoras.

“Durante estos meses de pandemia tuvieron una disminución muy grande en sus ventas, tuvieron que acomodarse, y sus emprendimientos tuvieron un parate, un retroceso muy importante. Así que nos ofrecieron esta oportunidad de generar un ingreso para ellas y sus familias”, comunicó Marcenaro. 

Asimismo, mencionó que la iniciativa permitió inscribir a las mujeres en el monotributo social. “Cualquier transacción que hacemos desde la organización necesitamos que se facture, que exista un comprobante. Por lo que las incentivamos y acompañamos en la inscripción al monotributo social. Fue una consecuencia muy positiva de algo que nosotros venimos trabajando hace muchos años”, mencionó la entrevistada.

Y también resaltó la importancia de la oportunidad ya que no suelen tener acceso a trabajos tan cuantiosos. Desde la asociación intentan visibilizar a las emprendedoras “Cuando elegimos comprarle a una emprendedora, elegimos apostar por la economía de una familia entera, por la recuperación de comunidades barriales y este tipo de consumo generan dinámicas muy valiosas, responsables, que está bueno seguir replicando”, afirmó Mercenaro. 

Con un mismo objetivo

La entrevistada entiende que debido a la pandemia comenzó una campaña en pos de la higienización personal de la cual no todes pueden ser parte. En Argentina existen muchas familias que no poseen los medios necesarios para mantenerse distanciados o higienizarse. 

8 Créditos Fundación San Genaro
Merendero Cultural el Rincón de Carlin, ubicado en la Provincia de Buenos Aires recibiendo los kits sanitarios.Créditos: Fundación San Genaro

“Estamos hablando de un país donde mucha gente no tiene agua corriente ni cuenta con fondos para comprar barbijos para toda la familia, herramienta de uso diario” aseveró la directora ejecutiva.

Y continuó “Entonces creo que esta tendencia al cuidado de la higiene también pone en evidencia un montón de deficiencias, de falta de acceso a derechos básicos para muchas familias y ahí están las organizaciones sociales que muchas veces salen a suplir o responder a las necesidades”.

Finalmente concluyó incentivando al trabajo en conjunto entre las organizaciones “Hay una necesidad de no cortarnos solos, de trabajar en equipo para realmente generar un acompañamiento integral”.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto