Jul 3, 2021 | Sociedad

Denuncian la muerte de un bebé en la Maternidad Santa Rosa

En la maternidad “pionera en parto humanizado” denuncian un caso de mala praxis médica.
Maternidad Santa Rosa créditos: mynht.info

Una familia de Ingeniero Maschwitz denunció a la Maternidad Santa Rosa de Florida, Partido de Vicente Lopez (Provincia de Buenos Aires). Anuncian haber sufrido “abandono” por parte del personal de la clínica durante la atención en el embarazo de una mujer. Lo que derivó en la muerte del bebé que llevaba 39 semanas de gestación, en un hecho que se está investigando.

La denuncia del hecho fue radicada en la Fiscalía de Florida Oeste. Mientras se aguardan los resultados de la autopsia se está organizando una convocatoria para marchar contra el hospital. Así como también para exigir justicia por el caso y además otros hechos, ya que existen varias quejas similares. 

Cómo fueron los hechos 

La mañana del jueves 10 de junio la mujer que denuncia el hecho, llegó con dolores a la clínica, sintiendo la panza dura. En guardia no quisieron atenderla, pero sí la recibieron en consultorios donde le practicaron dos monitoreos que resultaron “no reactivos”.

“Ya el jueves 3 la doctora me dijo que tendría cesárea, el bebé venía muy grande y yo ya había tenido mi primera hija por cesárea. Pero a la semana siguiente hicieron oídos sordos a la indicación médica”, declaró la mujer a medios locales.

Ese día se comprobó que la panza había bajado 4 centímetros y la mujer bajó un kilo respecto a la semana anterior. En la última ecografía, se marcó que su bebé pesaba 4.200 Kg. “Pareció que a nadie le importó esa merma. Una no baja tanto de peso en el final del embarazo, es al revés”, advirtió la denunciante.

Tenía una orden de internación para el día 23 de junio, pero antes de eso le realizaron un monitoreo de 40 minutos con movimientos que le producían más dolor. La mujer advirtió que no sentía movimientos del bebé pero aun así les profesionales insistieron en que se fuera y volviera a la semana siguiente.

“Me decían que los movimientos no eran bruscos a esa altura, por su tamaño, y que yo por ser mamá de cesárea me hacía ignorante sobre los movimientos de mi hijo”, detalló. El sábado 14 volvió a la maternidad con dolores; desoyendo las indicaciones de las profesionales que la atendieron la última vez. Y allí le indicaron la triste noticia de que el bebé estaba sin vida.

Distintas hipótesis de lo sucedido

Por parte de las doctoras, le habían dicho a la mujer que había que esperar para ver si no había algún problema del bebé que no se había visto en las ecografías. O que podía ser muerte súbita y que debían hacerle una cirugía de inmediato; cuando previamente se habían negado a realizarla. 

A partir del momento en que llegó la mujer a la habitación, las mismas enfermeras se solidarizaron con ella y su familia. Las trabajadoras denunciaron (extraoficialmente) que la responsabilidad fue de las doctoras que habían “dejado pasar de fecha el embarazo” y que no prestaron atención a las alertas previas que hubo. 

Así impulsaron a la familia a denunciar el hecho penalmente para que se investigue el caso ante los abandonos sufridos. Éstos solicitaron una autopsia; de la que se esperan resultados para tener certezas de lo sucedido.

La denuncia fue radicada en la Fiscalía de Florida Oeste y la investigación está a cargo del fiscal Gastón Larramendi. Interviene el Dr. Ricardo Costa del Juzgado de Garantías Número 1 de San Isidro, según indicaron medios locales.

Irregularidades 

Hubo diferentes irregularidades en cuanto a la documentación en el caso: el certificado de defunción fetal, contaba con varias fallas. Entre ellas que la defunción se produjo en el domicilio de la mujer, cuando esa información se desconoce. Tampoco queda claro cómo se obtuvieron los datos del fallecimiento. Por otra parte, en el informe estadístico de defunción fetal, figuraba mal el nombre de la madre.  

Luego de obtener el alta el día lunes, la mujer se retiró sin ningún acompañamiento por parte del personal médico del hospital ni sus directivos ante el terrible hecho. Tampoco recibió apoyo por parte de las autoridades gubernamentales.

El hecho paradójicamente sucedió en la maternidad Santa Rosa que se define como pionera  e ícono en el “parto humanizado”. Según UNICEF, este término hace referencia al respeto a los derechos de las madres, los niños y niñas y sus familias en el momento del nacimiento. Desde la familia y entorno de la víctima se están organizando para reclamar que se esclarezca lo sucedido.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie