miércoles 17 de abril de 2024

La casa no está en orden con Javier Milei

Una Semana Santa con angustias colectivas en Argentina. Los ecos de un pasado, que como fantasmas, acechan las bases del pacto democrático. La incertidumbre como práctica cotidiana y el no la ven como consecuencia de las acciones del Gobierno.
Milei
Una Semana Santa plagada de incertidumbre para les trabajadores, un Estado acéfalo de ideas y un gobierno que endurece sus políticas de ajuste. Crédito: Diseño Nota al Pie

En 1987 Raúl Alfonsín transitaba el cuarto año de su gobierno. Los militares eran un factor de poder con una presencia que llevaba medio siglo como estructura con cierta autonomía, pero siempre dispuesta a volcar la punta de sus fusiles contra el pueblo argentino, antes que en defensa de la Patria.

La Semana Santa de ese año trajo la emblemática figura de Aldo Rico y la sublevación Carapintada, que tenía como su principal reclamo, terminar con los juicios por las violaciones a los derechos humanos cometidos en la dictadura.

La joven democracia sufría el primer condicionamiento militar abierto, porque la presión militar ya le había arrancado al Gobierno radical la Ley de Punto Final en diciembre de 1986, que le ponía una fecha límite a la presentación de las denuncias por el Terrorismo de Estado.

Como los lazos de la Historia a veces se tejen de manera lenta, entre los Héroes de Malvinas que Raúl Alfonsín mencionó el día de «la casa está en orden», se puede vincular de manera indirecta a Eduardo Villarruel con esos días.

El padre de Victoria, la actual vicepresidenta, era en ese tiempo mayor del Ejército y jefe del Regimiento de Infantería Nro. 37 en la provincia de Chubut. Fue arrestado, a disposición de la Justicia Militar, y relevado de su cargo por su decisión de «no cumplir la ley que impone a los militares jurar la defensa de la Constitución Nacional».

Villarruel había sido partícipe del Operativo Independencia, desarrollado en la provincia de Tucumán en 1975, y también fue parte de la Guerra de Malvinas.

Lo que algunos llaman negacionismo, en la vice y parte del Gobierno actual, es sencillamente una reivindicación directa del accionar militar en esos años, como prueban los videos que se conocieron el 24 de marzo, a 48 años del Golpe de Estado.

Mientras cientos de miles de personas recordaban con un Nunca Más, más vigente que siempre, y contextualizaban el presente con esa miseria planificada que instalaron los uniformados en nombre de la casta real, las redes sociales desparramaban esa «memoria completa».

No la vemos

«La democracia argentina es una cáscara vacía de contenido cuya función es evitar los cambios que el país requiere para salir adelante. Ese es el verdadero problema argentino», se publicó hace unos días en la cuenta @nicolabrandeis, donde un tal «Enfant Terrible» juega con fuego sobre un acuerdo que lleva más de cuatro décadas.

Los seudónimos y la presentación de su perfil que lleva la autopercepción de sí mismo como «Comisario Político del Régimen», ponen al autor de esa cuenta como los encapuchados que torturaban en las mazmorras de la dictadura.

Ahora, en principio, lo hacen desde una cuenta de X. Pero aún sin dar la cara y el nombre, Santiago Caputo es el verdadero responsable de esa violencia simbólica y ha sido señalado como el cerebro de la estrategia del Gobierno en el campo digital. Javier Milei, por consiguiente, jefe y Presidente, avala con su likeos y reposteos, la declaración antidemocrática del sobrino de Luis Toto Caputo.

Santiago Caputo antes de ser conocido como ese macho reo con el pucho apagado como si fuera un malevo de los cuarenta, fue parte de las huestes del connotado Jaime Durán Barba, asesor estrella de Mauricio Macri y de quien parece haber aprendido las tácticas de la guerra de baja intensidad que son las redes para las derechas del siglo 21.

Ese debate sobre el violento accionar digital, pero con correlatos de escrache y agresiones directas, lleva muchos meses en nuestro país y es una práctica que catapultó a una fuerza nueva en nombres, como La Libertad Avanza, pero con las prácticas nefastas que siempre desarrollaron las élites de la Argentina.

Pero, ¿qué hay detrás y no tan oculto, de los fuegos de artificio que a razón de uno por día, se generan desde las usinas del pensamiento destructivo que puso a los trolls a trabajar desde la Casa Rosada?

Lo que hay, pese a las maniobras distractivas y la pantalla mediática que todavía ofrecen los aliados de los negocios, es el mayor y más acelerado intento de transferencia de recursos de los sectores bajos y medios a los segmentos más acomodados de la sociedad.

Otra Semana Santa con nudos en la garganta

La simple enumeración de las consecuencias de las decisiones oficiales lleva a completar el relato, con historias del ajuste y artículo tras artículo, con capítulos que se publican cada día en este portal.

Es el repaso de los golpes que sufre el pueblo argentino con las medidas de un Gobierno que tiene a su favor, todavía, la pereza de los otros dos poderes de la democracia a los que detesta y hace saber de esa condición.

Tanto el Congreso Nacional, en primera instancia, como la Corte Suprema de Justicia, demoran de manera inexplicable la respuesta constitucional que merece el agravio a la Carta Magna que hizo el Decreto de Necesidad y Urgencia 70/2023, que está vigente y en pleno desarrollo de su cometido.

Al «nido de ratas» que es el Parlamento para Javier Milei se le contesta con decretos, como lo habían adelantado en la campaña y practican ahora en la gestión.

A la Corte, todavía no le entró de manera directa, pero más allá del conocimiento jurídico (¿?), del que pudiera disponer el Presidente, alguien le acercó la idea de generar dos candidaturas para completar y renovar el máximo tribunal del país.

A la demorada nominación de una persona para ocupar el cargo que dejó vacante tras su jubilación Elena Higthon de Nolasco en noviembre de 2021, le responden con el nombre del juez federal Ariel Lijo.

Alguien pasó y dijo que en la góndola de nombres de la casta lo más puro era Lijo y Milei compró. Al igual que George Bush hijo en la crisis de 2008 dijo que iba a dejar de lado sus preceptos de libertad de mercado para que el Estado salve a los bancos, Milei deja de lado su discurso anticasta, para salvar a la casta.

El otro nombre es el de Manuel García-Mansilla, académico y decano de Derecho de la Universidad Austral, con conexiones con las grandes empresas. El suena para reemplzar a Juan Carlos Maqueda, quien debiera jubilarse a partir del 29 de diciembre.

Una proyección a 9 meses es un ejercicio de ciencia ficción en la Argentina de las urgencias.

Eso ocurre en los palacios. Los del poder formal y los del real. Porque otra vez, como siempre, los representantes en el Gobierno ponen la cara, pero los beneficios quedan en manos de las corporaciones. Hasta que, como volvió a advertir el Fondo Monetario Internacional, el tema pasa por la cantidad y calidad del ajuste.

El enviado del organismo, el chileno Rodrigo Valdés, pidió en su reciente visita a la Argentina que “la carga más pesada del ajuste no caiga desproporcionadamente sobre las familias de clase trabajadora”.

Que el Fondo advierta en ese tenor no habla solamente de la necesidad de evitar el desastre total, lo que podría llevar a una eventual crisis en la cadena de pagos de la deuda. porque como ya se dijo en este espacio el FMI quiere, además de aplicar planes de ajuste, cobrar la suya.

También expresa en el mapa de los posicionamientos, cómo está parado el tándem Milei-Caputo, la dupla de atacantes de los intereses populares. Y con Victoria Villarruel en gateras, porque ya se sabe: no es solo la reinvidicación de la dictadura y sus mandantes (los mismos que ahora digitan al Gobierno), sino también el Plan B.

O el Plan V, de Victoria, de Villarruel, de venganza.

Las del final

-A Manuel Adorni lo esperan en muchos lugares cuando, en algún momento, deje de ser el vocero del Presidente. Lo harán también los jubilados, a quiénes les «explicó» desde esa Torre de Marfil en la que parece hablar a diario, que no se van a pagar las jubilaciones en dos cuotas, sino en dos momentos. (Fin, diría Adorni).

-Los despidos, que se cuentan por miles en diferentes dependencias del Estado nacional, llegaron en las horas previas al comienzo de la Semana Santa, desde cuentas de mail creadas para la ocasión. La crueldad está de moda dijo el escritor Martín Kohan, hace unos días.

Es quien abrió el año pasado con un notable discurso la Feria del Libro de Buenos Aires. Este año, en la 48° edición que comienza el 25 de abril en La Rural, la encargada de las palabras de apertura será Liliana Heker. Ahora con Milei, por primera vez en la historia, no habrá participación de la Secretaría de Cultura de la Nación.

Como esa frase que se le atribuye a los nazis Hermann Göering o Joseph Goebbels y dice «cuando oigo la palabra cultura, echo mano a la pistola», a esta gestión se le puede decir que cada vez que ven ese término, echan mano a un ajuste o a un posteo violento en X.

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

La llama olímpica se encendió en Atenas y se dirige a París

La previa a los Juegos Olímpicos París 2024 inició con el fuego sagrado en el templo de Hera, en Grecia. Desde Nota al Pie te contamos cómo fue la ceremonia y cuando inició este ritual.

Chile declaró Internet como servicio público

La Cámara de Diputados aprobó la ley que busca reducir la brecha digital y obliga a las empresas a garantizar la conectividad en todas las áreas donde tengan cobertura. Ahora sólo resta la firma del presidente, Gabriel Boric, para su plena vigencia.

Sin tiempo para atender las demandas populares, Milei se reúne con la élite empresarial en el Foro Llao Llao

El presidente vuelve a mostrar un estrecho vínculo con los empresarios más poderosos al participar del exclusivo encuentro en Bariloche. Por su parte, la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) convocó a cortes de ruta para evitar su llegada, en reclamo por el ajuste y la recesión.

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto