viernes 19 de julio de 2024

De cara al #8M, llega a la pantalla grande “Me gusta cuando hablas”

El documental busca indagar en las diversas concepciones del feminismo a través de los relatos de distintas mujeres. Nota al Pie entrevistó a sus dos directoras, Silvina Estévez y Marlene Grinberg, para conocer más al respecto.
Poster Me Gusta Cuando Hablas
Luego de su estreno se podrá disfrutar del film todos los días a partir de las 18:10 en el Cine Gaumont.
Créditos: Prensa Me gusta cuando hablas.

Desde este jueves 7 de marzo hasta el miércoles 13, llega Me gusta cuando hablas al Cine Gaumont (Avenida Rivadavia, 1635). Se trata de un documental que busca darle voz al feminismo a través de historias contadas por diversas mujeres desde la vida cotidiana.

Nota al Pie entrevistó a sus dos directoras, Silvina Estévez y Marlene Grinberg, quienes relataron cómo surgió la idea de llevar a cabo este documental, cómo fue la convocatoria de sus protagonistas y cuáles son sus expectativas al estreno.

¿Cómo surge la idea o proyecto de hacer un documental dedicado a la historia de distintas mujeres?

MG: Trabajé con Silvina en una serie (“No se como volver”) anteriormente como asistente de dirección, y sabíamos que queríamos volver a trabajar juntas. Así que cuando Silvina me convocó para “Me gusta cuando hablas” fue un sí rotundo.

 A partir de ahí, empezamos a desarrollar el proyecto en el marco del programa de Incubadora INCAA Documental y fuimos expandiendo nuestras propias ideas del feminismo y lo que significa para cada persona. 

Empezamos a entrevistar a distintas feministas y armando nuestro crisol de mujeres junto con las otras guionistas del proyecto Sol Bonelli y Brenda Howlin. Así que desde su gestación es una película en la que dialogan muchas voces.  

Destacada Credito Prensa Me Gusta Cuando Hablas
La definición de feminismo contado de manera diferente y desde historias únicas.
Créditos: Prensa Me gusta cuando hablas.

SE: Hace unos años, cuando comenzó a escucharse el término feminismo de forma masiva en los medios, se generó una especie de arquetipo de cómo es una feminista. Incluso se sentía rechazo a ese arquetipo por una gran estigmatización de un sector de la sociedad. 

Hasta nosotras muchas veces tenemos un mandato de cómo debe ser una feminista. Por eso empezamos a desglosar ese arquetipo instalado en el imaginario colectivo para expandirlo, multiplicarlo y explorar no el feminismo, sino los feminismos.  

¿Qué es lo que creen que las mujeres tendríamos que empezar a valorar de nosotras mismas?

MG: A las mujeres se nos dejó históricamente el segundo lugar. Nuestras vidas están marcadas por ser la sombra de… Así que principalmente es importante que nos valoremos y salgamos de las sombras. 

Cada una tiene sus valores únicos e irrepetibles. No podría nombrar un valor genérico. Creo que cada una tiene su particularidad y es importante darle voz a aquello que somos porque no se va a volver a repetir en esta época, en este contexto, etc.

A veces somos las propias mujeres las que nos agredimos pero básicamente es porque formamos parte de la misma sociedad patriarcal que todes. Deseo un futuro feminista donde todes nos valoremos, que el género no sea una barrera sino una posibilidad.

SE: Creo que las mujeres y toda la sociedad deberiamos, por empezar, valorar la energía femenina, presente en todos los seres.

 Esa energía ha sido históricamente oprimida o desmedida como algo menor, cuya manifestación no era tan importante como la manifestación de la energía masculina. A partir de ahí, se reproduce toda la desigualdad. 

Hoy en día, con la construcción del amor propio y el dejar atrás generaciones destructivas que van desde nuestras madres hasta nuestras bisabuelas, al momento de entrevistar para «Me Gusta Cuando Hablas» ¿con qué tapujos se encontraron?

MG: La película busca encontrarse con las protagonistas, no solo desde la entrevista convencional, sino también desde la cercanía de la cámara. 

Es por eso que fue la propia vida de cada una que marcó hasta donde preguntar y por donde indagar en cada una. 

Y entonces no es ya hablar de tapujos sino más bien entendernos y sentir el dolor que dejaron ver algunas frente a una sociedad que muchas veces no te acepta como sos. 

SE: Trabajamos en un equipo de mujeres y disidencias, donde la forma de trabajo fue colaborativa en todo sentido, esa forma de trabajo nos permitió llegar al corazón de nuestras protagonistas y al nuestro propio. 

Foto1 Credito Prensa Me Gusta Cuando Hablas
Con una duración de 70 minutos, y mediante los relatos de las distintas mujeres, el film propone hacerse la siguiente pregunta: “¿Cuál es la imagen de tu feminismo?”.
Créditos: Prensa Me gusta cuando hablas.

Por otra parte, ¿qué recibimiento esperan del público al ver el film? ¿qué reacción tuvieron las protagonistas al verse en la pantalla contando sus historias?

MG: Empezando por las protagonistas, su reacción fue primero de muchísima emoción y luego mucha reflexión, porque la película funciona como una lanza hacia el futuro para seguir construyendo el feminismo.

En ese sentido es una obra en movimiento que hoy en este contexto sociopolítico cobra una necesidad y urgencia que no hubiéramos imaginado antes de la pandemia cuando empezamos a escribir el film.

 Entonces espero que el film genere sensaciones, emociones, reflexiones, debates para seguir senti-pensando los feminismos y, por ende, el futuro de nuestras sociedades. 

SE: Filmamos y produjimos la película en un contexto completamente distinto. Ahora, que se están poniendo en juego desde el Estado derechos adquiridos, nuestras expectativas cambian. 

Antes pensábamos que las temáticas que aborda el film corrían el riesgo de quedar caducas (ya que los feminismos son algo vivo y se transforman constantemente), pero ahora en este contexto, cada segundo de la película se resignifica. 

Así que esperamos mucha charla, mucho debate. Esperamos aportar nuestro granito de arena a una discusión urgente para frenar el avance de políticas anti derechos.

A partir de su estreno, “Me gusta cuando hablas” podrá disfrutarse todos los días a partir de las 18:10 en el Cine Gaumont. 

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

La tríada del Sahel, una lección de autonomismo

La alianza entre Burkina Faso, Níger y Mali dio un nuevo salto de calidad y su asociación inquieta al interior del continente africano.

El Gobierno insiste con las Sociedades Anónimas y el capital privado en el fútbol

Más allá de la vigente alegría y euforia por la consagración en la Copa América, en Argentina hubo novedades en el fútbol local. Las autoridades nacionales habilitaron la transformación de los clubes en sociedades privadas, circunstancia que no fue del agrado de los aficionados argentinos.

La historia del rugby en los Juegos Olímpicos

Este deporte regresó a la cita olímpica en la edición Río 2016, tras 92 años de ausencia al ser excluido por el Comité Olímpico Internacional.

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto