domingo 14 de julio de 2024

Los cigarrillos electrónicos aumentan el riesgo de enfermedades cardíacas

Según la Sociedad Argentina de Cardiología, el uso de vaporizadores está estrechamente relacionado con el incremento de estas afecciones. Aunque en Argentina están prohibidos por la ANMAT, se pueden conseguir con facilidad y preocupa su uso en jóvenes.
Los cigarrillos electrónicos aumentan el riesgo de enfermedades cardíacas 1
Los cigarrillos electrónicos aumentan el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, según informó la Sociedad Argentina de Cardiología.
Créditos: El Litoral.

A través de un comunicado, la Sociedad Argentina de Cardiología  (SAC), advirtió que el “vapeo” que se realiza al usar dispositivos electrónicos de cigarrillos podría desencadenar daño vascular, arritmias y lesiones pulmonares, entre otras enfermedades cardiovasculares.

Estos dispositivos que son una alternativa a los cigarrillos están prohibidos en nuestro país por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), pero se pueden conseguir sin que exista ningún tipo de control.

Este uso representa una puerta de entrada para el posterior consumo de tabaco. Sin embargo, en algunas redes sociales se promociona su consumo en adolescentes. Por su parte, la OMS (Organización Mundial de la Salud) considera al vapeo como una forma de tabaquismo. Los vapeadores o cigarrillos electrónicos son cada vez más usados. Su consumo crece en el marco de la informalidad y de la promoción a través de las redes sociales, sin que existan regulaciones suficientes. 

Los riesgos asociados al uso de cigarrillos electrónicos

La composición de su contenido y sus efectos a mediano y largo plazo son poco conocidos. Pero desde la SAC afirman que su consumo se asocia a mayor presentación de arritmias, lesiones pulmonares, disfunción cardíaca e hipertensión arterial.

“Puede provocar un daño pulmonar directo compatible con una neumonitis aguda o subaguda que conduce habitualmente a insuficiencia respiratoria grave y muerte. Es parecido al pulmón del COVID, pero en personas jóvenes, sin patología previa asociada”, afirmó la Dra. Fiorella Tartaglione, médica cardióloga, miembro del Consejo de Cardiometabolismo de la Sociedad Argentina de Cardiología.

“También se vio un aumento de cánceres de boca, lengua, laringe y de enfermedades periodontales. Además, un incremento de las enfermedades pulmonares, con presentación de broncoespasmos, y mayor cantidad de infecciones”, destacó la Dra. Sandra Galarza. “Esto es porque estos dispositivos tienen una materia particulada más pequeña que ingresa a zonas del pulmón que los cigarrillos tradicionales no podían”, agregó la médica cardióloga, miembro del Consejo de Prevención Cardiovascular de la SAC.

¿Cómo funcionan los cigarrillos electrónicos?

Para simular el consumo de cigarrillos convencionales, los dispositivos electrónicos producen un aerosol al calentar un líquido, y no vapor de agua, que se aspira. “Pese a que en los últimos años han ganado popularidad como una supuesta alternativa más segura al tabaco hoy se puede afirmar que no son una opción inofensiva para dejar de fumar. Su utilización trae consecuencias para la salud”, afirmaron desde la SAC en el comunicado. Por su parte, la propia OMS considera al vapeo como una forma de tabaquismo.

Los cigarrillos electrónicos aumentan el riesgo de enfermedades cardíacas 2
Mediante el vapeo al utilizar dispositivos electrónicos, aumenta el riesgo de padecer daño vascular, arritmias, lesiones pulmonares, disfunción cardíaca, hipertensión y otros trastornos cardiovasculares.
Créditos: Adobe Stock.

“Si bien estos dispositivos pueden o no contener nicotina, lamentablemente la gran mayoría contiene esta sustancia, ya sea en forma natural, obtenida de la planta, o la sintética, que viene con otros nombres. De allí que no sabemos con exactitud qué es lo que estamos ingresando al organismo”, mencionó la Dra. Sandra Galarza. “Debido a la falta de regulación, es difícil saber qué contienen realmente los cigarrillos electrónicos. Incluso cuando se etiquetan como libres de nicotina, algunos estudios han demostrado lo contrario”, completó la Dra. Tartaglione.

La Nicotina sintética se produce en grandes cantidades. Está modificada para ser más agradable al contacto con la boca, ya que no aparece esa sensación rasposa y fuerte en la garganta. Al ponerle otros nombres tratan de evitar medidas regulatorias de diferentes países. A esto se le suma que los saborizantes y endulzantes también son artificiales y están diseñados para generar una sensación de frescura, pero sin cambiar el olor y sabor. También estos dispositivos son usados para entregar sustancias más peligrosas, que muchas veces no están declaradas.

Existen también otro tipo de dispositivos que sí contienen tabaco. Se conocen como “productos de tabaco calentado”, que contienen tabaco prensado que también se libera en aerosoles. También fueron prohibidos por disposición del Ministerio de Salud de la Nación, debido a la falta de datos certeros de seguridad y eficacia.

El consumo de cigarrillos electrónicos

“En los últimos años se viene registrando en nuestro país y en el mundo una disminución del consumo del tabaco. Pero post pandemia estamos observando que muchos exfumadores volvieron a consumir tabaco tradicional, y más aún los dispositivos electrónicos, sobre todo en gente joven. También se hizo más frecuente ver los consumidores duales, que usan tabaco tradicional y electrónico”, mencionó la Dra. Galarza.

Los cigarrillos electrónicos aumentan el riesgo de enfermedades cardíacas 3
Si bien los cigarrillos electrónicos están prohibidos en nuestro país, se pueden conseguir fácilmente, ya que no existen controles suficientes.
Créditos: RTVE.

Por su parte, la Dra. Carolina Salvatori, otra médica cardióloga, asesora del Consejo de Cardiología Clínica de la Sociedad Argentina de Cardiología, explicó que: “No hay cifras exactas de cuántos se venden en el mundo, pero se piensa que son millones. Hay una venta no controlada, ilegal, por redes sociales, que no se puede cuantificar. Pero están apareciendo nuevos estudios donde se vio que el 44% de los adolescentes, post pandemia, los está consumiendo, incrementándose su uso en reemplazo del tabaco”. 

“Claramente se ve un aumento del uso de este tipo de dispositivos en los adolescentes, ya que es un producto diseñado y muy atractivo para captar a los jóvenes, y representa una estrategia muy estudiada para promover el inicio a la adicción a la nicotina”, cerró Tartaglione.

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

Salidas inclusivas para estas vacaciones de invierno

Se viene un nuevo receso escolar y de la mano de Daniela Aza, comunicadora e influencer de la discapacidad, te contamos distintas opciones para todos.

«Un guapo del 900», la vigencia de un clásico porteño

El Teatro Nacional Cervantes recibe este espectáculo histórico, con actuaciones dispares y música en vivo, quienes destacan en esta reflexiva obra sobre la lealtad y la política.

Una costumbre presidencial: Javier Milei y los detalles de su nuevo viaje

El líder libertario realiza su quinta visita a los Estados Unidos para reunirse con empresarios, en lo que es su undécimo traslado internacional en ocho meses de gestión. Antes de irse, concedió una nueva entrevista a su canal amigo y acusó una desestabilización al gobierno.

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto