miércoles 17 de julio de 2024

Ricardo Gareca retornó a Vélez luego de 10 años

El ex delantero de 65 años vuelve al fútbol argentino tras una década y un más que digno paso por la Selección de Perú.
Ricardo Gareca Vélez
Ricardo Gareca durante su primer entrenamiento en Vélez, donde regresó después de 10 años y se hizo cargo del equipo el miércoles pasado. Crédito: Vélez.

El fútbol argentino generó grandes futbolistas y entrenadores y uno de los que mejor le fue en el último tiempo regresa a su tierra natal. El técnico Ricardo Gareca, de 65 años, vuelve a Argentina para hacerse cargo de Vélez tras su primer ciclo hace ya una década. De este modo, el “Tigre” reemplazará al uruguayo Alexander Medina, quien dejó su cargo en Liniers tras la derrota contra Boca el fin de semana pasado.

Asimismo, el ex goleador estuvo presente en el último encuentro del equipo por la fecha 6 de la Liga Profesional ante Talleres, en Córdoba. El conjunto velezano, que fue dirigido de manera interina por Marcelo Bravo, derrotó 2-1 al equipo cordobés y le impidió subirse a lo más alto del campeonato. Además, dijo presente en la última práctica del plantel previo al viaje al interior del país ya que para ese entonces aún no había estampado su firma. 

Sin embargo, ya empezó a gestionar y observar lo que tendrá a disposición para sacar adelante un equipo que aún no encontró un rumbo fijo en el torneo doméstico. “Gareca estuvo charlando con el cuerpo técnico, con los jugadores. Fue interiorizándose acerca de lo que empezará a vivir durante la semana próxima”, confirmó una fuente del club a Télam. En cuanto a su actual rendimiento, Vélez se ubica en la decimoséptima colocación con dos triunfos, dos derrotas y dos empates.

Aún así, la oficialización del nuevo ciclo del Tigre se demoró más de lo esperado porque la desvinculación de Medina también llevó su tiempo de resolución. A pesar de ello, con el uruguayo estaba todo acordado por ambas partes y no hubo inconveniente alguno con su salida. Por tal motivo recién el miércoles el ex goleador pudo estampar su firma e iniciar su segunda etapa en Liniers.

Una formalidad que se hizo esperar

En cuanto a la presentación, el jueves por la tarde se realizó mediante una conferencia de prensa. “Agradezco por darme nuevamente la oportunidad de estar en Vélez, me trae recuerdos de todo tipo, de todas las cosas que uno ha vivido aquí, explicó el Tigre. Luego sostuvo que “es un honor para mí que Vélez me haya dado de nuevo la oportunidad”. 

2.Credito @wendish
El último paso del Tigre fue en la Selección de Perú, donde cosechó grandes logros deportivos como clasificar a un Mundial tras 36 años Crédito: Wendish.

En compañía de los dirigentes velezanos, Gareca detalló que “estamos todos muy contentos, toda mi familia está inmensamente feliz”.  A lo que le sumó infinidades de palabras de agradecimiento para los hinchas porque siempre lo han recibido de maravilla, tanto como técnico y como jugador. “Espero poder estar a la altura en esta etapa por cómo es como club. Nos gusta el plantel, cómo lo hemos visto”, argumentó sobre sus primeras sensaciones del equipo.

“Me gustó la calidad de los jugadores y siempre lo vi competitivo”, remarcó sobre el actual plantel. Por lo que hizo hincapié en su elección de volver: “Teniendo en cuenta eso, no solamente por la institución, sino porque me gusta mucho el plantel que tiene”. Sobre los objetivos, Gareca resaltó que “la meta es empezar a posicionarnos mejor, viene un partido clave ante un rival que también necesita de resultados y eso es la prioridad número uno”. 

De este modo, el “Flaco” estará presente en el partido del próximo lunes ante Platense por la séptima fecha del torneo local. El “Calamar” viene de igualar con Central Córdoba y hoy por hoy se encuentra en zona de descenso. Se verá si después de 10 años, Gareca puede sacar lo mejor de un equipo repleto de jugadores de buen pie y grandes jóvenes de las inferiores. 

Un futbolista al que no le faltaba gol

El oriundo de Tapiales, inició su carrera futbolística en Boca, donde se formó en las divisiones juveniles. Asimismo, tuvo el tan ansiado debut con el “Xeneize” pero su andar fue muy irregular, por lo que se fue a préstamo a Sarmiento de Junín. En el “Verde” jugó el Metropolitano de 1981 y desde el comienzo demostró su facilidad goleadora, lo que le permitió regresa al equipo de La Rivera.

Más allá de su retorno a Boca, y luego de un excelente desempeño futbolístico, encabezó en 1984 una importan huelga de futbolistas junto a Oscar Ruggeri.  El motivo central fue un conflicto contractual y la problemática se resolvió con una polémica salida de ambos jugadores a River. En el equipo “Millonario” el Flaco tuvo pocas oportunidades y pocos minutos, lo que derivó en su transferencia al América de Cali de Colombia.

En tierras cafeteras fue contundente en las redes rivales con gran protagonismo en las consagraciones domésticas de 1985 y 1986. Incluso logró un subcampeonato en 1987 y otros tres de manera consecutiva en la Copa Libertadores (1985, 1986 y 1987). Estuvo cuatro temporadas con los Diablos Rojos, por lo que para 1989 regresó a Argentina para jugar en Vélez. Con el equipo de Liniers disputó un total de 117 partidos y anotó 24 goles. 

Con solo cuatro años en el “Fortín” logró posicionarse como uno de los mayores ídolos de la institución velezana. Para 1993 llegaría a Independiente, club en el que se quedó una sola temporada antes de retirarse. En el equipo de Avellaneda obtuvo el Torneo Clausura de 1994 y la Supercopa Sudamericana del mismo año, lo que representó su único título internacional. Durante toda su carrera marcó 208 goles como profesional, y siempre cumplió en cada club que estuvo.


La selección argentina, su gran déficit 

A pesar de su gran racha goleadora, Gareca no contó con grandes chances de jugar con la selección argentina. En total disputó 20 cotejos con la “Albiceleste” y pudo marcar solo seis tantos. Su primera convocación fue en 1981 de la mano de César Luis Menotti para enfrentar en un amistoso a Polonia. Sin embargo, al siguiente año no fue tenido en cuenta para disputar el Mundial de España. Su mala suerte con la camiseta argentina no cambió de cara a la siguiente Copa del Mundo.

Con Carlos Bilardo como nuevo DT del seleccionado, el Tigre fue convocado para el primer partido de las Eliminatorias aunque no rindió como se esperaba. Para el final de las mismas, Argentina estaba con dificultades para clasificarse a la cita mundialista, por lo que Gareca fue llamado para el último partido. El delantero anotó el gol de triunfo ante Perú que significó la clasificación de Argentina, aunque otra vez volvió a quedar afuera de la nómina final. De ese modo no subió al avión rumbo a México ni al que trajo de regreso a los campeones mundiales. 

Al respecto, el propio Gareca habló años después e indicó que esa fue su gran deuda a nivel futbolístico. “Cuando terminamos las eliminatorias del 86 la verdad es que yo no estaba en buen nivel, perdí la titularidad con Bilardo”, explicó el Flaco en su momento. A lo que añadió: “Arranqué como titular frente a Venezuela y reaparecí contra Perú, en el que convertí el gol”. Por último, indicó que “no estaba bien anímicamente, tenía expectativas muy importantes en la selección y no se me cumplieron, fue un golpe muy duro no ir al Mundial”. 

Ricardo Gareca Vélez
En el cuadro de Liniers, Gareca dejó un más que grato recuerdo como jugador durante cuatro años y como técnico con consagraciones a nivel local durante otros cuatro años. Crédito: Vélez.

Un entrenador que supo aprovechar los momentos

Al poco tiempo de haber colgado los botines, Gareca se puso el buzo de técnico y tuvo su primera experiencia en 1995 al frente de San Martín de Tucumán. Con los tucumanos logró llegar al octagonal final del torneo local aunque cayó contra Colón. Al siguiente año pasó a Talleres de Córdoba para sustituir a Osvaldo Sosa. Su ciclo con la “T” fue uno de los más recordados en la institución con un exitoso  protagonismo en la Primera B Nacional

En el mes de noviembre de 1996 obtuvo la mayor goleada en la historia del clásico cordobés durante el profesionalismo al vencer 5-0 a Belgrano. Además, en la temporada 1997-1998 venció al mismo rival por penales en la final del campeonato de la segunda división para lograr así el ascenso. Para diciembre de 1998 consolidó un equipo competitivo, el cual obtuvo la Copa Conmebol, segundo título del club y primero a nivel internacional.

Luego de lograr su primer título como técnico, Gareca entró en la historia de la institución de Barrio Jardín con 64 partidos ganados, uno de los técnicos con más victorias. Para 1997 se fue de Córdoba para dirigir a Independiente, aunque tuvo otros tres ciclos poco memorables con los “Tallarines” en 1998, 2001 y 2007.  Con el “Rojo” no tuvo un buen andar y solo estuvo una temporada. Luego tuvo pasos por Colón, Quilmes y Argentinos dentro de Argentina.

En el 2005 se fue a Colombia para dirigir al América de Cali, donde era muy querido por su paso en los ’80. Más allá de los buenos resultados, tomó la decisión de renunciar por conflictos con los directivos del club. Al año siguiente fue presentado como DT de Independiente Santa Fe pero su suerte no cambió y no logró dejar una huella en el equipo colombiano.

Su mejor etapa como técnico

En septiembre de 2007 asumiría en Universitario de Deportes de Perú y desde entonces su carrera fue en ascenso. En el conjunto peruano compitió de gran manera, al punto que salió segundo en esa temporada y ganó el Torneo Clausura en 2008. Además del título, el cual no ganaba el club desde 2002, obtuvo clasificaciones a ambos torneos internacionales. Luego de un declive en el rendimiento deportivo decidió de mutuo acuerdo con la dirigencia no seguir en su cargo.

En 2009 regresaría a Argentina para ser el entrenador de Vélez, club en el que estuvo cuatro años y consiguió grandes logros y performances. Con el conjunto de Liniers ganó el Clausura 2009 y 2011, el Torneo Inicial 2012 y el Campeonato 2012/2013 al vencer en la final a Newell’s. Queda en el recuerdo de los argentinos aquel triunfo contra Huracán para consagrarse en 2009 luego una falta no sancionada contra el arquero quemero antes del gol velezano.


En total condujo al equipo en 254 cotejos oficiales con 130 triunfos, 65 igualdades y 59 derrotas. En el mes de mayo del 2014 llegó al Palmeiras entre una gran expectativa pero los malos resultados y rendimientos hicieron que se desvincule en septiembre. A los siete meses de su salida de Brasil le tocaría la gran oportunidad de hacerse cargo de la Selección de Perú. Su debut se dio a fines de marzo del 2015 con una derrota ante Venezuela en un amistoso. 

Con grandes actuaciones logró posicionar al equipo peruano entre los grandes de Sudamérica. Con el conjunto incaico disputó la Copa América de 2015, 2016, 2019 y 2021, donde consiguió un tercer lugar en la primera; fue subcampeón en la tercera y cuarto en la última. En 2016 quedó eliminado en cuartos de final. Además, clasificó a Perú al Mundial 2018, tras 36 años de ausencias; mientras que no pudo repetir en 2022 tras quedar eliminado con Australia en el repechaje.

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

Se acerca la definición del Tour de Francia: las claves de su apasionante formato

La carrera de ciclismo más importante del mundo finalizará este domingo en Niza. Nota al Pie te cuenta las principales características de la tradicional competencia y quiénes lideran sus diversas clasificaciones.

Yuku y la Flor del Himalaya, una película animada llena de música y aventura

El film, dirigido por Arnaud Demuynck y Rémi Durin, es una gran propuesta para las vacaciones de invierno y se encuentra en los cines de todo el país. La protagonista de esta historia se sumerge en un largo viaje con el objetivo de encontrar una extraña planta que crece en las cumbres más altas de la tierra.

El gobierno insiste con discutir la edad mínima de responsabilidad penal

Ingresó a la Cámara de Diputados el proyecto de ley para bajar la edad de punibilidad a 13 años bajo el nombre “Régimen Penal Juvenil” pese a que el proyecto va en contra de lo que establece la Convención de los Derechos del Niño.

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto