Sep 26, 2022 | Gremiales

Conciliación obligatoria: se levantó el paro de trabajadores remolcadores del puerto

Desde el viernes, les trabajadores de gremios marítimos llevaron adelante esta medida de fuerza por recomposición salarial. Nota al Pie dialogó con Cristian Cardozo, referente del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos.
Los gremios marítimos habían decretado un paro total de actividades en los principales puertos del país, como el Puerto de Rosario. Crédito: sonidogremial.com.

El viernes 23 de septiembre a las 20, les trabajadores de barcos de los gremios marítimos como el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) y el Sindicato de Conductores Navales (SICONARA) comenzaron un paro total de actividades que culminó esta mañana. El Ministerio de Trabajo dictaminó la conciliación laboral obligatoria; por lo que, a partir de las 8 de hoy, les remolcadores del puerto retomaron sus actividades habituales. Además, fueron convocades a una audiencia para este miércoles 28 de septiembre a las 10, en la sede del Ministerio ubicado en Callao 114, CABA.

La medida de fuerza fue decretada a nivel nacional y afectó a los puertos de Rosario; San Lorenzo; Buenos Aires; Bahía Blanca y Puerto San Martín. Por tal motivo, no ingresaron ni salieron de puertos los buques de gran porte, como los comerciales y los de carga de combustible. 

La disputa salarial se da entre los gremios portuarios y las empresas que están asociadas a la Federación de Empresas Navieras Argentinas (FENA) y la Cámara Naviera Argentina (CNA). Las cámaras que integran la FENA informaron que esta medida detuvo el 8% del comercio exterior argentino; entre importaciones y exportaciones.

Debido al paro, la Fragata Libertad, que regresaba de un viaje de instrucción, no pudo amarrar en el puerto de Buenos Aires debido a la falta de remolcadores. Tras largas horas de negociaciones; finalmente fue posible.

Nota al Pie dialogó con Cristian Cardozo, titular del SOMU Rosario.

La medida de fuerza involucró a 32 remolcadores portuarios, 13 buques petroleros, 2 buques supply y 1 remolcador de empuje. Un total de 48 naves paralizadas. Crédito: megaconstrucciones.net.

Pedido de recomposición salarial para el puerto

A través de un comunicado, los gremios marítimos informaron que el paro se decidió luego de extensas negociaciones que no tuvieron el resultado esperado, y “ante la intransigencia del sector empresario”. El pedido de los gremios consistía en una recomposición salarial del sector de remolcadores del puerto. Según indicó Cardozo, hace 9 meses que se está discutiendo la recomposición salarial; y el pasado viernes las empresas decidieron no cumplir con el aumento.

Los gremios adheridos a esta medida fueron el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos; el Sindicato de Conductores Navales; el Centro de Patrones y Oficiales Fluviales de Pesca y Cabotaje Marítimo; y el Centro de Jefes y Oficiales Maquinistas Navales. A partir de las 20 del día viernes, decretaron un cese total de actividades en los buques que integran la FENA y CNA en su totalidad. 

Los gremios “esperan que esta contundente muestra de unidad y fortaleza gremial lleven a la reflexión al sector empresario; y posibilite una justa solución al reclamo de los trabajadores marítimos que desempeñan tareas en el ámbito de maniobra y remolque portuario”. 

“El centro de jefes y oficiales maquinistas navales; el centro de patrones y oficiales fluviales; de pesca y de cabotaje marítimo; el sindicato de conductores navales de la República Argentina y el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos agradecen a sus afiliados el total apoyo a la medida de acción directa dispuesta ante la intransigencia patronal”, afirmaron en su comunicado.

La Fragata ARA Libertad, que regresaba de su viaje de instrucción número 50, estuvo varada varias horas hasta que los gremios marítimos hicieron una excepción del paro de actividades para que pueda amarrar en el puerto de Buenos Aires. Crédito: argentina.gob.ar.

La Fragata Libertad, varada

Debido al paro total de remolcadores, la Fragata ARA Libertad, buque escuela insignia de la Armada Argentina, quedó varada a la altura de La Plata. Luego de unas 10 horas de espera, pudo amarrar en el Apostadero Naval del puerto de Buenos Aires; ya que el buque necesita la ayuda de remolcadores para poder ingresar.

Finalmente, les trabajadores portuarios decidieron realizar una excepción para permitirle el arribo tras su viaje de instrucción número 50. Les 326 tripulantes pudieron descender y reencontrarse con sus familias.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie