Mar 22, 2022 | Género & Sexualidad

La violencia obstétrica tras las rejas

La obstetra María Angélica Sosa fue llevada a juicio por falsificar documentos tras el fallecimiento del feto de una de las internas del penal donde se desempeñaba como médica, en el año 2009.
Violencia obstétrica
El próximo 28 de marzo se esperará la resolución del juicio contra la obstetra Sosa por mal desempeño profesional y falsificación de información – Créditos: Youtube Barricada

El 22 de abril del 2009, en la Unidad Penal N° 33 de la localidad de Los Hornos, la Obstetra María Angélica Liliana Sosa atendió a la convicta Patricia Alejandra Rojas, quién cursaba un embarazo avanzado. Su mal desempeño profesional, hizo que fuera llevada a juicio por adulteración de documentos de la paciente.

Rojas estaba embarazada y fue revisada por la obstetra del penal. Esta constató el fallecimiento del feto por «hipoxia aguda fetal intraútero secundario a compresión de cordón umbilical por doble circular».

La paciente denunció la demora de la atención y el traslado al hospital en base a la situación de salud que atravesaba. Días después, Sosa realizó tachaduras y enmiendas en los libros de obstetricia de la unidad penal en dónde se corroboró dicha actuación en horario de atención, revisación, escucha de latidos y medidas que adoptó hacia la paciente.

Por estos motivos, el Tribunal Oral en lo Criminal 4 del departamento judicial de La Plata deberá resolver el próximo 28 de marzo a las 12:00, sí condenará o no a la obstetra Sosa. Los jueces en quienes recae la decisión son: Juan Carlos Bruni, Emir Alfredo Caputo Tártara y Carolina Crispiani.

La causa trece años después 

Pese a su mal desempeño, la obstetra Sosa, no solo falsificó los libros de la unidad penal, sino que también adulteró la historia clínica de la paciente para evitar pruebas o perjudicar al paciente.

La carátula de la causa se exhibe como «delito de adulteración de documento público grabado»; sin embargo, no se investiga la responsabilidad de la profesional por el fallecimiento del feto. Cabe destacar que, los profesionales del Hospital San Martín de La Plata, que atendieron a Patricia Alejandra Rojas, opinaron que la muerte fue accidental y no hubo forma de prevenirla.

Violencia obstétrica
La Ley N° 25.929 establece que las mujeres tienen derecho a tener contacto de manera inmediata con sus bebés. Este estudio indica que a un 21,2% se les impidió conocer a sus hijes hasta después de 3 horas de ocurrido el nacimiento – Créditos: Cimac Noticias

El debate oral y público contra la obstetra comenzó el 2 de marzo, allí se leyó la elevación a juicio y la declaración testimonial de la paciente.

Luego el jueves 4 y lunes 7, hubo declaraciones testimoniales y producción de pruebas con relatos del médico autopsiante del feto, del personal de salud del Hospital San Martín y peritos caligráficos que determinaron la identidad del trazo de la obstetra en los registros originales, dónde se realizaron las posteriores tachaduras y adulteraciones de la unidad penal número 33.

Pese a esto, el miércoles 9 se llegó una instancia de alegatos en donde se solicitó la condena de la obstetra Sosa a la pena de seis años y la doble inhabilitación para el ejercicio de la profesión. Las acusaciones principales son el delito de adulteración de documento público y abuso de funciones.

Violencia obstétrica en prisión 

La violencia obstétrica es la discriminación y violencia de género al conjunto de mujeres que transitan el embarazo, el parto o el posparto. En el caso de las mujeres que están privadas de libertad, la violencia obstétrica puede surgir de una manera más elevada ya que tienen restricciones de derechos y una mayor exposición a la violencia institucional.

El informe de la Defensoría General de la Nación, la Procuración Penitenciaría de la Nación, la Defensoría del Pueblo de la Nación y la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires llamado: Parí como una condenada. Experiencias de violencia obstétrica de mujeres privadas de la Libertad« aborda temas como las vivencias de las mujeres presas y recomendaciones sobre estas dificultades.

El informe consistió en encuestas y entrevistas a mujeres embarazadas y con hijos menores de 4 años de unidades penitenciarias. El objetivo era conformar un análisis específico vinculado a la violencia obstétrica en prisión.

Violencia obstétrica
Una cuestión importante es que un 20% de mujeres encuestadas sintieron discriminación por parte del personal médico de los hospitales debido a su condición de presas – Créditos: Resumen cl

El 94% de las mujeres encuestadas refirió que inició el trabajo de preparto en la unidad penitenciaria y el 76% en su pabellón. Por otra parte, un 30% de mujeres indicó que fue atendida por un médico o médica de una especialidad distinta a la de obstetricia. Otro de los datos que revela esta encuesta es que un 85% de mujeres manifestó haber sufrido maltrato verbal por parte del personal penitenciario.

Notas Relacionadas

Rita Segato: “El ojo codicioso de las corporaciones nos dice que no somos más que una cantera”

Rita Segato: “El ojo codicioso de las corporaciones nos dice que no somos más que una cantera”

La antropóloga feminista recibió el título Honoris Causa de la Universidad Nacional de Catamarca. Durante la entrega del reconocimiento denunció el vínculo entre esa casa de estudios y el extractivismo minero. Asimismo, detalló la relación entre la mirada patriarcal que agrede el cuerpo de las mujeres y la perspectiva del norte global que despoja territorios, culturas y saberes.

leer más