Nov 10, 2021 | Cuidándonos, Zona Ambiental

Corrientes realizó su primera feria vegana

Nota al Pie habló con Josefina Cohen, una de las organizadoras del evento, y con algunes feriantes que se hicieron presentes

Cohen: “Esta feria es aquello que necesita corrientes para poder impulsar, a que la gente se anime conozca y se cuestione un poco las decisiones que uno toma”. Crédito: Sebastián Molina

Miembros de la organización Correntinos Contra el Cambio Climático llevaron adelante la primera feria vegana en la capital correntina. El evento se realizó en el Centro Cultural El Nido. Se trató de una acción “para introducir a la sociedad correntina en la filosofía del veganismo”, manifestaron desde la agrupación.

La ONG viene de realizar una primera feria de productos sustentables, pero en esta oportunidad decidieron canalizar esfuerzos exclusivamente en la temática vegana. “Veníamos charlando para hacer esta movida y aprovechamos que el primero de noviembre fue el día mundial del veganismo, así que vimos una oportunidad para visibilizar mucho más y abrir paso para que la gente sepa y apoye esta iniciativa”, dijo Josefina Cohen, una de las organizadoras.

El evento contó con diferentes stands de productos que comulgan con el cuidado y la protección animal. Así también se sumaron diferentes emprendedores independientes que ofrecieron productos sustentables y preparaciones gastronómicas cien por ciento artesanal.

Una organización contra el cambio climático

Correntinos Contra el Cambio Climático es una organización sin fines de lucro que nació hace dos años. Desde entonces vienen trabajando en políticas socio ambientales en la capital correntina. En este sentido, uno de los pilares de la ONG “está ligado con la ideología vegana, siempre desde la parte de la sustentabilidad, sobre la conciencia de lo ambiental y sobre nuestro consumo”, aseguró Cohen.

En los últimos años, la alimentación vegana y vegetariana comenzó a tener mayor fuerza en la sociedad correntina.  Son prácticas que están en sintonía con una nueva manera de ver y relacionarse con el mundo que nos rodea. Por lo tanto, desde la organización plantearon la importancia de la realización de la primera feria.

Además, Cohen aclaró que “el vegetarianismo es una alimentación, y el veganismo es un estilo de vida. La importancia de esto es que es una auto concientización sobre qué es lo que nosotros consumimos, ya sea alimento, comidas, maquillajes, ropa, es pensar en qué cosas consumimos, y cómo esas decisiones tienen consecuencias en el ambiente, en nuestra salud, en la economía”.

La feria se realizó el pasado fin de semana y desde la organización no descartaron continuar con este tipo de propuestas. Cohen aseguró que no era una feria exclusiva para personas veganas, sino que el objetivo era también plantear la ideología y encontrar un espacio para pensar en alternativas saludables.

“Es una feria que está abierta a todos, para aquellos que se están planteando cambiar su alimentación o para gente curiosa. La iniciativa es hacer foco en el respeto, concientizar y dar a conocer el movimiento, la ideología, que está tomando mucha influencia y entender de qué se trata. Por todo esto podemos decir que ésta es una feria exitosa”, dijo la organizadora.

Por otra parte, la feria también contó con charlas y testimonios de profesionales especialistas en la alimentación. Además, de la participación de algunos números artísticos que animaron y dieron color a la jornada. 

Sofía Sustentable

Sofía Risso es una de las emprendedoras que participó de la feria vegana ofreciendo productos artesanales y naturales. En este sentido, remarcó que “la importancia que tienen este tipo de ferias es enorme. Estamos todos juntos para que se conozca, se vea y que no solo esa idea de tirar, tirar y tirar y de comernos todos los animalitos. Existe y se puede encontrar otras alternativas”, afirmó.

Risso tiene 23 años y se dedica tiempo completo a su emprendimiento. Aseguró que en los últimos años del secundario comenzó a interiorizarse más con el tema del cuidado ambiental, y desde entonces se propuso un cambio. “Yo quería usar estos productos naturales y no los encontraba y eso fue lo que me hizo pensar en venderlos y hacer conocer que existen otras alternativas”, relató a Nota al Pie.

Risso: “estamos en una situación mundial que no da para más, necesitamos cambiar el pensamiento”. Crédito: Sebastián Molina

En cuanto a la recepción por parte de les compradores dijo que “a la mayoría les gusta, tienen muchas preguntas y hay dudas, pero hay una buena recepción”. En su stand ofrecía cepillos de dientes de bambú, sorbetes de acero inoxidable, productos de cuidado personal, frascos con crema sólida, jabones de glicerina, aceites vegetales, entre otros.

Yuyos bien correntinos

El mate está presente durante todo el año. Hay tantas maneras de prepararlos como personas en el mundo. Sin embargo, hay quienes necesitan encontrar en cada mate algo más que una infusión. Con este pensamiento nace el emprendimiento de Valeria Miranda.

La feria contó con varia propuestas gastronómicas y artesanales. Crédito: Sebastián Molina.

“El emprendimiento nació en la pandemia, fue un redescubrir de muchas cosas, en confinamiento, el estar aislado del mundo me parece que hizo que surja esta propuesta. Soy mamá de dos chicos y siempre me gustaron los tés. Y ahí fue como en ese momento empecé a estudiar más, hice cursos, empecé a buscar las hierbas de nuestra región”, aseguró la emprendedora.

Miranda es te blender y es especialista en mezclas naturales. Aprovecha los sabores y las propiedades que tiene cada una de las hiervas y la combina de la mejor manera. Dijo que hay distintas variedades de mezclas, pero la más clásica es la que recibe el nombre de “sabores del litoral” que tiene cedrón, menta, peperina y poleo. 

Además, dijo que “la propuesta nace en base a eso, la posibilidad de tener tu blend de hierbas. Son hierbas naturales por eso son sabores muy buenos y se necesita muy poca cantidad”. 

El emprendimiento propone aprovechar los beneficios de la naturaleza, pero también cuidarla. Por ejemplo, “el packaging que uso es sustentable, biodegradables, frascos decorativos y latas reutilizables, todo lo que está acá propone no contaminar el medio ambiente porque nosotros aprovechamos los nutrientes y beneficios de la naturaleza en las preparaciones de estas infusiones”, dijo.

Para finalizar, dijo que “el té puede ser consumido por todas las edades, pero nunca va a sustituir un medicamento. Siempre es un acompañamiento. Hace bien a la salud, en lugar de hacer un tereré de jugo, lo sustituís por una infusión fría y es mucho más saludable”. Relató, además, que “algunos yuyos son de la región, otras que son de Sudáfrica, pero mi emprendimiento propone realzar los sabores correntinos”, concluyó.

Notas Relacionadas

¡RECIBÍ LA MEJOR INFO!

Mantenete al día con las noticias que más te importan

Bienvenido a la actualidad