Jul 30, 2021 | Cuidándonos

Autismo: un desafío para las clases virtuales

La escolaridad remota modificó las formas de acompañamiento integral requeridas por esos niñes. Padres y especialistas nos brindan su mirada ante estos cambios.

Destacada espacioautismo.com - Belén Mogno
Las nuevas clases virtuales significaron un desafío de adaptación para muchas familias con niñes con autismo. Crédito: espacioautismo.com

La llegada de la pandemia en el mundo y en la Argentina significó un punto de quiebre. La vida como se la conocía hasta el momento dio un vuelco radical y ello obligó a adaptarse a una «nueva normalidad». 

En este contexto, muchas actividades se reestructuraron a las nuevas condiciones impuestas. En el caso de las clases virtuales, el hogar se convirtió en «escuela» y los pizarrones en pantallas. Esto implicó dificultades para todes les niñes y particularmente para aquelles que se encuentran dentro del espectro autista. 

Nota al Pie dialogó con familias con niñes bajo esta condición y con la especialista, Celina Huesca sobre la adaptación de les niñes a la virtualidad. A su vez, también se indagó acerca de los obstáculos que se presentaron y cómo se abordaron.  

El entrevistado Carlos Fiore es papá de Francisco, quien cursa su segundo año del secundario. Respecto a la adaptación del joven a las clases virtuales, Fiore sostuvo: «Fue complejo porque se sumó que fue en el cambio de etapa».

«Fran terminó séptimo grado y comenzamos un nuevo desafío del primer año de secundaria. Eran compañeros nuevos, un edificio nuevo y ese sentido de pertenencia con la nueva escuela nunca se logró llegar», remarcó.

El padre del joven comentó que su hijo pudo asistir a la escuela junto a su acompañante personal no docente en las semanas previas a la pandemia. Sin embargo, con la llegada del Covid comenzó su cursada virtual. 

Además, señaló que «se comenzaron a armar grupos de clases virtuales en donde al principio le costó participar. Con el transcurrir de los meses se fue adaptando y llevando su agenda de las tareas, guiado por su equipo terapéutico y nosotros los padres».

El entrevistado Carlos Fiore, papá de Francisco, habló sobre el proceso de adaptación de su hijo a la virtualidad escolar. Crédito: Facebook TGD Padres TEA

Escuela en casa

Asimismo, otro aspecto que remarcó el entrevistado tiene que ver con el colegio como espacio de encuentro. Al respecto planteó: «A nuestros hijos se les suma el tema de la socialización. El mantener un diálogo con un compañero que hoy no lo tiene y le falta ese afianzar con los amigos».

Por otro lado y ligado al uso de las tecnologías, Fiore precisó que «Fran con la tecnología se lleva como todo adolescente. Y con la escuela fue un proceso de conocimiento empezar a usar plataformas y de mirar el calendario». 

«Le estamos encima para que anote las cosas y nos sigue costando pero él tiene esa voluntad. Se hizo querer por el grupo de profesores y nos sentimos muy contenidos con la escuela», destacó.

El entrevistado mencionó que por razones personales Francisco mantiene la virtualidad, pero trabajan con la escuela y sus terapeutas para comenzar con la presencialidad. 

«Es muy importante tener esa comunicación entre la escuela, los padres y las terapias. Si falta una de esas patas creo que no podríamos estar dónde está Fran hoy», subrayó. 

Nota al Pie también habló con Karina Vázquez, mamá de Camilo que asiste a la primaria. En cuanto a la adaptación a las clases virtuales, explicó: «Al principio costó mucho. Mi nene tiene autismo, TDA y es preverbal. Es muy difícil sostener su atención y sostenerla en una computadora y en un celular fue muy difícil». 

«No podemos sostener una clase en vivo en zoom. Estamos en los ratitos que podemos y después se hacen las adaptaciones de acceso, se manda material a través de la plataforma», precisó.

En este sentido, la entrevistada reafirmó la dificultad que supuso la adaptación a la virtualidad. Al respecto, sostuvo «Cuesta mucho hacerle entender que dentro del espacio que es su casa se transformó en una escuela». 

La entrevistada Karina Vázquez, mamá de Camilo, dio detalles de cómo su familia acompaña al niño durante las clases virtuales. Crédito Facebook TGD Padres TEA.

Pizarras digitales

En sintonía, la mamá de Camilo se refirió a cómo se modificó la rutina escolar del niño con la virtualidad. «Modificó todo porque ya no tiene la estructura de sus horarios para ir al colegio, no está organizado en sus tareas», afirmó. 

«Todo lo que implica el estudiar y el compartir con los compañeres para hacer un trabajo grupal o con sus mejores amigos. Modificó toda su forma de estudio  y que mi pareja y yo tenemos que estar más abocadas a la parte de la escuela», subrayó Vázquez.

En cuanto a lo que atañe a la escuela como espacio de socialización, la entrevistada se refirió a las dificultades que surgieron en torno a lo digital. De esta manera, comentó: «es explicarle que los amigos están ahí, que lo siguen queriendo, que están en la escuela, pero no están en la escuela».

Sin embargo, pese a las dificultades, Vázquez rescató aspectos positivos de la experiencia con su hijo. «Con todas las dificultades, ese parate nos permitió crecer en otras áreas que apenas aparecían en la escuela. Camilo pudo afianzar mucho más  la lectoescritura y un montón de cosas. 

Además, explicó que, ante la estructura que necesita su hijo se complejiza el retorno presencial. «Con puertas abiertas no puede estar porque no tiene nada que lo contenga en el aula. Tiene que volver a la regularidad donde están las puertas cerradas», sintetizó. 

Desde el campo profesional, la licenciada en psicopedagogía, Celina Huesca, habló con Nota al Pie sobre clases virtuales y autismo. Respecto de las dificultades señaló: «Estuvo en brindar la misma calidad de apoyo que se hacía presencial en formato virtual».

«También había una gran incertidumbre en cuanto a cómo establecer los procesos escolares tanto a chicos con autismo como chicos sin este tipo de dificultades», remarcó.

La licenciada en psicopedagogía, Celina Huesca resaltó los desafíos de la virtualidad y la importancia del acompañamiento integral para niñes con autismo. Crédito Lic. Celina Huesca.

Terapia: rol clave

En sintonía, la especialista en terapia cognitivo-conductual habló sobre la modificación del entorno en general. «Fue necesario que todo el contexto se adaptara no solamente los chicos. La familia, los maestros, la escuela y fue necesario pensar nuevas formaciones y capacitaciones», estableció.

Respecto de la función de la terapia para ayudar en la adaptación virtual, Huesca señaló: «La pandemia nos permitió trabajar con los chicos y con las familias. Nos dio una gran oportunidad para poder intervenir desde el hogar e ir pudiendo avanzar en aumentar esa atención». 

«Nosotros trabajamos mucho en el acompañamiento a las familias dándoles intervenciones. Se planteaba la utilización de distintos recursos sobre cómo anticipar mejor las rutinas, utilizar apoyos visuales para dividir las distintas actividades en el día», destacó 

Asimismo, la directora del centro «Yo Quiero» se refirió a la importancia del acompañamiento integral de les niñes tanto en lo educativo como en lo social. En ese sentido, subrayó: «Cuando arrancó la pandemia siempre el objetivo fue que los chicos no pierdan habilidades sino sostenerlas».

En línea con lo planteado, enfatizó que «desde el ámbito terapéutico y toda la parte escolar hubo muchos chicos que pudieron acceder. Obviamente la presencialidad siempre va a superar estas posibilidades». 

Al respecto destacó: «La gran colaboración de todas las familias y de los profesionales intervinientes junto con la escuela. Pero en lo social tuvimos grandes dificultades porque la escuela es el ámbito por excelencia en donde se suceden las habilidades sociales».

Por último, Huesca reflexiona que «de acá a un tiempo, tenemos que evaluar cuál fue el verdadero pacto de todo esto. Y estaremos viendo de poder sostener y acompañar a los chicos y sus familias en un escenario que creo que es muy difícil para el mundo entero». 

Notas Relacionadas

¡RECIBÍ LA MEJOR INFO!

Mantenete al día con las noticias que más te importan

Bienvenido a la actualidad