Jul 1, 2021 | Zona Ambiental

¿Qué son las salmoneras y por qué se prohibieron?

La provincia argentina de Tierra del Fuego impidió por ley la cría de salmones. Nota al Pie habló con el especialista Gustavo Lovrich, quien explicó en qué consiste esta actividad económica y su impacto ambiental.
Las salmoneras son grandes jaulas en el mar donde se cría masivamente al salmón. Créditos: mendozapost.com

El salmón es un pez que se utiliza en todo el mundo para realizar platos exclusivos. El animal de carne rosada es considerado símbolo de estatus económico, porque ¿quién lo compra para la comida de todos los días? En mayo de este año, el kilo de salmón en el país costaba $1420. 

Por eso, se busca criarlo para poder venderlo y alimentar la industria económica. Argentina no es un gran consumidor del pez. Mientras que en el mundo se comen veinte kilos de salmón por persona en un año, en nuestro país esa cifra solo llega a nueve kilos anuales. 

En Chile ese número es muy diferente. El país limítrofe es el segundo exportador de salmón en el mundo, solo superado por Noruega. Además, después del cobre, es el producto que más se comercializa internacionalmente. 

Por eso, el día de ayer, 30 de junio, fue un gran avance para quienes luchan contra los impactos negativos que la cría del animal produce en el Canal de Beagle. Allí limitan Chile y Argentina, y este último país prohibió mediante ley la instalación de salmoneras en la zona. 

Pero, ¿cuál es la importancia de esta legislación?

Para entender un poco más sobre el tema, Nota al Pie habló con Gustavo Lovrich. Él es biólogo especialista en crustáceos decápodos con interés pesquero. Es Investigador Principal del CONICET y lidera un grupo de trabajo en el Centro Austral de Investigaciones Científicas de Ushuaia. Además, vive en Tierra del Fuego

¿Quién puede ser mejor para comprender por qué esta ley es un hito en la historia del país? A partir de su conocimiento académico y su experiencia en la zona, Gustavo Lovrich explicó todo en la siguiente entrevista:

¿Cómo se crían salmones?

Hay dos modelos bastante opuestos. Uno es el que utiliza Chile hace más de cuarenta años. Esta forma se quería instalar en Tierra del Fuego pero la sociedad civil estuvo en contra. 

Consiste en colocar una cantidad bastante alta de salmones (alrededor de ochenta mil) en jaulas. Son como unas bolsas que están flotando en el mar, tienen treinta metros de diámetro y alrededor de veinte metros de profundidad. 

Los peces tienen un tamaño de cien gramos. Hay que alimentarlos con alimento balanceado para que vayan creciendo y se mantienen durante un poco más de dos años. Allí se empiezan a cosechar y se reemplazan con nuevos salmones.

-¿Cuáles son las consecuencias negativas que generan las salmoneras?

El hacinamiento de todos esos animales hace que si hay enfermedades el contagio sea muy rápido. Para eso se usan insecticidas o antibióticos para algunas enfermedades. Con otras no se puede hacer nada y los animales se mueren.

Durante los años que dura el cultivo se va agregando alimento balanceado. Una parte se pierde y termina en lo más profundo de las jaulas, junto con las heces de los salmones. Allí, empieza a matar a los animales que están vivos en el fondo y hay una pérdida de biodiversidad. Esta cantidad de materia orgánica también genera falta de oxígeno, porque hay bacterias que lo consumen para degradarla.  

Por otro lado, los nutrientes del pis de los salmones son fertilizantes para las algas. Hay microalgas que forman mareas rojas ya que se reproducen fácilmente. Esto termina siendo acumulado por los animales filtradores, como moluscos y mejillones. Luego es tóxico para el consumo humano. 

¿Tiene algún impacto en los animales de la zona?

Si. Por una parte los salmones están todos juntos, entonces los lobos marinos que se alimentan de peces tratan de romper las jaulas para comerlos. Los cuidadores tratan de alejarlos, mediante palazos o tiros. A veces hasta se produce la muerte de los lobos. 

Las comunidades del sur del país, junto a organizaciones sociales y algunos partidos políticos le dijeron “No a las salmoneras”. Créditos: Sin Azul no hay Verde.

Además, las jaulas interfieren en la navegación o en el paso de especies autóctonas como las ballenas. Afectan el entorno natural y lo que los turistas después disfrutan: los asentamientos donde están los lobos o las aves marinas. No solamente hay un impacto en el ambiente submarino sino también a nivel general del ecosistema.

Hay que recordar que el salmón es oriundo del Atlántico Norte. Es una especie introducida y cuando se escapa produce desbalance ecológico. Esto se debe a que se empieza a alimentar de especies autóctonas que quizás no tenían depredadores naturales. 

-¿Es posible criar salmones de una forma menos nociva para los ecosistemas?

Hay una forma de cultivo que es mucho más amigable con el medio ambiente y con menor huella de carbono. Se trata de la colocación de piletones en un sistema de circulación cerrado de agua, cerca de los centros de consumo. 

Allí se controla la temperatura con enfriadores y los animales están absolutamente sanos. Al no tener contacto con otras especies no se van a infectar con parásitos u otras enfermedades. Además todos los desechos se reutilizan como abono. 

¿Qué genera la imposición de salmoneras?. Crédito: diario chileno Resumen.

Por otra parte, como el salmón es de agua fría, normalmente la huella de carbono estaría en el transporte. El viaje desde el sur de Chile a lugares lejanos como New York se hace en avión. Eso no solo tiene un costo en flete sino en el carbono que produjo el método de transporte. Los piletones cerca de un centro de consumo disminuyen la huella de carbono. 

Esta nueva tecnología ya se está usando en Estados Unidos y en Noruega. Si bien la inversión inicial es mucho más alta, se puede vender el salmón más caro. Además se reutilizan muchos elementos, por lo que esa forma de economía circular o verde termina siendo mejor aceptada en mercados exigentes. 

-El Canal de Beagle es uno solo y su soberanía la comparten dos países. ¿Cómo afecta que en Argentina se genere la prohibición, pero no suceda lo mismo en Chile? 

Habría que prohibirlo en los dos lados. La buena noticia es que a principios del 2019 se habían instalado algunas granjas del lado chileno. Pero a partir de la movilización de la sociedad civil en Ushuaia (Argentina) y Puerto Williams (Chile), la justicia del país hermano hizo que retiraran las jaulas.

Allí había también una cuestión de derechos de los pueblos originarios de la zona. Por ejemplo, la comunidad Kawesqar reclama el uso del mar porque son canoeros, entonces lo que prevaleció era el argumento de sus intereses. 

-¿La economía local se vio afectada por esta nueva normativa?

En la zona hay criadores de truchas que también son salmónidos de la misma familia. Al principio la ley iba a prohibir la salmonicultura en general. Pero las pymes que crían truchas son de baja escala y tienen poco impacto en el ambiente. Por eso, la ley que salió finalmente permite el cultivo de esos peces. 

El máximo es de cincuenta toneladas al año, realmente poco para una producción pero importante para una pyme. Pueden abastecer el mercado local y parte del mercado nacional. Es el peor de los males, o el mal menor.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie