Abr 6, 2021 | Sociedad

Brandon Romero: otro caso de gatillo fácil

Imaginate que sos un joven de 18 años. Viajás por la ruta en moto junto a tus amigos y de repente te pegan tres disparos: uno en la cara, otro en un hombro y el último en el muslo derecho. Vos no hiciste nada para que te dispararan, pero eso sucede igual y morís ahí […]
Banderas colgadas en las rejas de los Tribunales de Mar del Plata. Crédito: Colectivo contra el Gatillo Fácil

Imaginate que sos un joven de 18 años. Viajás por la ruta en moto junto a tus amigos y de repente te pegan tres disparos: uno en la cara, otro en un hombro y el último en el muslo derecho. Vos no hiciste nada para que te dispararan, pero eso sucede igual y morís ahí mismo. Eso le pasó a Brandon Romero el 5 de julio de 2020 alrededor de las seis de la mañana, cerca de la conocida “Rotonda del Hipódromo”, en la ruta 226 que conecta la ciudad bonaerense de Mar del Plata con la de Sierra de los Padres

El asesino de este joven es el policía Pedro Arcángel Bogado, de 36 años y perteneciente a la fuerza provincial, que circulaba en moto cerca del grupo de amigos. Su testimonio dice que se sintió perseguido por ellos y que uno le mostró un arma, por lo que pensando que querían robarle el vehículo, frenó en la banquina y efectuó varios disparos.  

Las balas hirieron a Brandon, que murió en la ruta. Pedro Arcángel Bogado fue procesado por “homicidio agravado por el uso de armas de fuego”  a fines de julio de 2020, aunque no se le dictó prisión preventiva. El 29 de marzo de 2021 los fiscales a cargo de la investigación,  Alejandro Pelegrinelli, David Bruna y Fernando Berlingeri, solicitaron el sobreseimiento del policía argumentando la «legítima defensa». 

Por ello, la familia de Brandon junto a organizaciones sociales y políticas realizan desde el lunes 5 de abril un acampe frente a los Tribunales de Mar del Plata para que se revea el sobreseimiento y continúe la investigación con la designación de nuevos fiscales. 

El tratamiento del caso de Brandon en la Justicia

En diálogo con Nota al Pie, el integrante del Colectivo contra el Gatillo Fácil de La Plata, Julio Avinceto, que cuenta con experiencia acompañando casos similares, analizó varios elementos que actúan en contra de que efectivamente se realice justicia en este asesinato. 

Si bien el policía inculpado declaró que uno de los jóvenes le mostró un arma, no se encontró ninguna en la zona del hecho. Tampoco se revisó o tomó testimonio a los amigos de Brandon, pese a que “su familia desde el inicio de la investigación ofreció la declaración de algunos de esos chicos”, confirmó el entrevistado. Los únicos testigos que se consideraron fueron vecinos de la zona, que según agregó el miembro del colectivo platense, “al ser una zona de ruta y descampada,  solamente uno dice que escuchó disparos”.

Uno de los carteles presentes en el acampe en pedido de justicia. Crédito: Colectivo contra el Gatillo Fácil

Por otra parte, el integrante del Colectivo contra el Gatillo Fácil, denunció que fue la misma policía bonaerense la que realizó la autopsia del cuerpo de Brandon, la que tomó los testimonios y la que brindó tres abogados pertenecientes al cuerpo para que defiendan a Pedro Bogado: “es algo a lo que ya estamos habituados en estos casos de represión estatal, pero de todas maneras no dejamos de denunciarlo como irregular”.

Otra maniobra que mencionó Avinceto es la realizada por los abogados defensores del policía, cuando relacionaron a la causa “otra investigación por dos robos sucedidos dos semanas antes en el centro de Mar del Plata, que supuestamente vincularían al grupo de pibes que estaba con Brandon. Esto es una estrategia conocidísima que también sufrimos en otros casos de gatillo fácil que acompañamos desde el Colectivo, embarrar la cancha y centrarse en la figura de la víctima como si fuera un victimario”. 

El acampe frente a los tribunales marplatenses

Desde el lunes 5 de abril, la familia de Brandon junto a representantes de diferentes organizaciones realiza un acampe en los Tribunales de Mar del Plata, en la calle Almirante Brown al 2046. El pedido es que se vuelva a analizar el sobreseimiento pedido para el policía Pedro Arcángel Bogado, que se designen nuevos fiscales para continuar la investigación, se valoren de una manera pertinente las pruebas y se discuta todo en un juicio oral. 

El martes 6 de abril por la mañana se realizó un ruidazo para reclamar en la puerta del edificio y a las 14 hs se desarrolló una asamblea abierta con los acampantes. En ese marco, la mamá de Brandon, Romina Vergara, denunció que la policía quiso sacarlos del lugar, sin saber cuál era la razón del reclamo.

Otra de las banderas en memoria de Brando Romero. Crédito: Colectivo contra el Gatillo Fácil

Sin embargo, a 24 horas de iniciado el acampe, la familia de Brandon fue recibida por el presidente de la Cámara de Apelaciones y Garantías en lo penal. Gracias a la lucha de las últimas horas, lograron acordar una reunión el viernes 9 de abril a las 10 de la mañana con el juez Saúl Errandonea, para seguir debatiendo el caso.

El representante del Colectivo contra el Gatillo Fácil de La Plata, Julio Avinceto, afirmó que “los casos como este sin resolver son miles, algunos han quedado en la prescripción de las causas, otros directamente no han pasado la etapa de instrucción y los fiscales piden sobreseimiento de los policías asesinos, justamente amparados en esta figura de la legítima defensa”. Además, agregó que “es complejo accionar desde el lado de las organizaciones sociales y derechos humanos, porque no hay igualdad de condiciones al trabajar estos hechos en la justicia”.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie