sábado 20 de julio de 2024

“Europa puede morir”, la advertencia de Macron para refundar el proyecto continental

El presidente francés planteó como necesidad de primer orden reconstruir un concepto estratégico a nivel continental. La crisis internacional como oportunidad y la bipolaridad como amenaza, su diagnóstico.
Macron
El mundo ha cambiado, Macron también. A siete años de invocar una “Europa soberana”, el presidente convocó a una “Europa poderosa”. Créditos: France 24

El último jueves, Emmanuel Macron realizó una exposición en el anfiteatro de la Universidad de la Sorbona, ubicada en París. El presidente de Francia planteó allí una mirada crítica sobre el rol geopolítico de la Unión Europea (UE) e instó a resguardar los intereses continentales para no quedar preso de, lo que él considera, una confrontación bipolar.

El rearme militar y las nuevas reglas económicas fueron los dos ejes que destacó el mandatario en una de las universidades más prestigiosas del país. Nota al Pie analiza el discurso de Macron a la luz de la disputa por el nuevo orden mundial y la búsqueda europea por un lugar en la historia.

Barajar y dar de nuevo

Emmanuel Macron habló nuevamente en la Sorbona a siete años del discurso en el que convocó a “la reconstrucción de una Europa soberana, unida y democrática”. No obstante su continuidad política como mandatario y la relativa cercanía cronológica con aquel evento, las circunstancias históricas han cambiado a tal velocidad y con tamaña profundidad que el presidente ofreció una retórica muy diferente.

“Las grandes transformaciones se están llevando a cabo”, definió Macron para encuadrar una situación que dividió en tres frentes: el geopolítico y de seguridad, el económico, y el cultural e intelectual.

El 26 de septiembre de 2017 había hablado de una “Europa soberana”. Ésta vez se refirió a una ”Europa poderosa”. En términos geopolíticos, el Jefe de Estado explicó que se está desplegando un rearme generalizado a nivel mundial; en lo económico, que la competencia entre el polo nortemaericano y el polo chino subordina al resto; en lo cultural, que el modelo democrático, humanista y liberal europa está siendo cuestionado.

En líneas generales, Macron mostró preocupación por el rezago europeo frente a un escenario convulsionado. A propósito, convocó a la dirigencia política a reforzar la defensa de la Unión Europea duplicando su presupuesto actual.

Macron
En la Cumbre de Madrid 2022 celebrada por la OTAN se desarrolló el Concepto Estratégico en el que China fue considerada un desafío sistémico. Créditos: El Debate

Europa, entre oportunidades y amenazas

El frente militar representa para el líder francés una cuestión existencial. En ese sentido, el enfrentamiento en Ucrania es sustancial ya que en caso de una eventual -y probable- derrota, Rusia ganaría fundamentos para avanzar sobre la frontera de Europa.

El relevo de Emmanuel Macron en lugar de Josep Biden en la conducción política del bloque anglosajón en derredor de la cuestión ucraniana deja en evidencia su interés por coordinar la situación.

A propósito, sugiere “lograr el surgimiento de una defensa creíble del continente”, donde confluyan la estructura europea de la OTAN y un esquema propio. En efecto, el desarrollo de un gran empréstito europeo para armamento es presentado como una necesidad ineludible.

Sin embargo, además de Moscú, Macron posa la mirada sobre Washington. En un tramo de su discurso planteó que la Unión Europea debe construir un concepto estratégico que supere el “vasallaje” impuesto por Estados Unidos.

La orfandad europea de una agenda propia para proyectar poder en el concierto internacional de naciones la ha acomodado bajo el ala del Departamento de Estado norteamericano, representando un apéndice de los planes estadounidenses. Los objetivos trazados, los medios empleados y la velocidad de la acción política en Ucrania son un indicio notable.

Por otro lado, aparece China. Si bien en el primer semestre de 2023 Macron ensayó un acercamiento a Pekín para que interceda por la infructuosa paz en Ucrania, con el correr del tiempo las distancias se han ensanchado.

Hasta antes del inicio de la Operación Militar Especial en Ucrania, la superpotencia asiática y la Unión Europea venían fortaleciendo su asociación comercial, fundamentalmente con la iniciativa de la ex canciller alemana Ángela Merkel.

Pero la escalada en Europa del este generó un punto de quiebre a partir del cual el bloque europeo se plegó sobre el Atlántico Norte, desacoplando su economía de la de China. De hecho, en su Cumbre de Madrid en 2022, la OTAN calificó a Pekín de “rival sistémico”. Desde entonces, la retórica anti china ha encontrado consenso en los principales líderes europeos.

Macron
El lento pero irreversible retiro de Francia en el África subsahariana también expresa la asociación rusa con el continente. Créditos: France 24

Proyectar para recuperar poder, la receta de Macron

Así como el caos del guerrerismo ha vuelto a dinamizar el complejo militar-industrial del Pentágono norteamericano, la sensación de amenaza a los intereses vitales de una nación se presenta como una oportunidad para Francia.

Sin prisa pero sin pausa, los líderes políticos y -fundamentalmente- militares del África subsahariana han desarrollado las articulaciones necesarias para debilitar la presencia francesa en su territorio.

La potencia europea no supo, no quiso, o no fue capaz de contener las demandas de la sociedad política de la región africana conocida como el Sahel, donde el terrorismo y el separatismo son fuente de conflicto corriente. 

La agonía de su posición colonial en África dejó en evidencia su debilidad geoestratégica en una situación de crisis internacional. En ese marco, la inminente derrota ucraniana es, por extensión, la derrota de Europa occidental.

Por estos dos motivos, Macron no solo ocupó el lugar de Biden en la guerra, sino también un rol protagónico en el diseño de la geopolítica europea. Se está conformando un nuevo orden mundial y Europa “no está a la altura”, según el Jefe de Estado. Y Francia necesita retomar la iniciativa en esta nueva estrategia para recuperar su poder, cuestionado a escala global.

Por último, las elecciones de la Unión Europea del próximo 9 de junio son un factor trascendental. Según encuestas, la mayoría presidencial que conduce el propio Macron sufrirá un notable retroceso frente al esquema soberanista que representa el presidente húngaro, Víktor Orban.

La política globalista que caracteriza a la Unión pierde apoyos sistemáticos, y la situación de crisis genera vacíos que espacios como Agrupación Nacional, que sintetiza su propia rival interna en Francia, Marine Le Pen, acumulan fuerza.

Decididos a “ocupar Bruselas”, el esquema soberanista se fortalece de cara a una elección decisiva que puede cambiar no solo la correlación de fuerzas, sino catapultarlos a los espacios de gobierno. Macron se resiste invocando un europeísmo gaullista, probablemente el último antecedente europeo de autonomía estratégica con respecto a los polos de poder centrales.

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

Cien años de la Masacre de Napalpí: un delito de lesa humanidad y la memoria indígena que clama territorio

Fue el 19 de julio de 1924, cuando la Gendarmería y la Policía fusilaron a cientos de hombres, mujeres y niños del Pueblo Qom y Moqoit. Los responsables materiales e intelectuales tuvieron impunidad. Se trató de un delito de lesa humanidad perpetrado por una política estatal. El trasfondo, al igual que hoy, los territorios indígenas.

Identidad digital: el nuevo aliado contra la ludopatía infantil

En un contexto donde esta problemática continúa en ascenso, ¿existen opciones que puedan contribuir a proteger a los menores? En esta nota te contamos.

Teatro Eureka, un puente cultural entre Buenos Aires y Madrid

Una escuela de teatro argentina conquista Madrid con un ambicioso programa de intercambio denominado "Experiencia Gira".

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto