sábado 20 de julio de 2024

Recuperar la historia sobre Malvinas, una cuestión de soberanía nacional

En el marco del Día del Veterano y de los Caídos en la guerra de Malvinas, Nota al Pie dialogó con la historiadora Catalina Cabana y el profesor de Historia Fernando Protto sobre qué implicó la guerra en el ideario argentino.
Malvinas
Desde el año 2000, el 2 de abril se conmemora el Día del Veterano y de los Caídos en la guerra de Malvinas. Créditos: Nota al Pie.

A partir del año 2000, todos los 2 de abril se conmemora el Día del Veterano y de los Caídos en la guerra de Malvinas. Esta fecha rinde homenaje a los veteranos y veteranas, y a quienes murieron en el conflicto bélico que comenzó un día como hoy pero en 1982. 

La única guerra que peleó Argentina en el siglo XX fue contra el Reino Unido por la plena soberanía nacional sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos correspondientes. Duró 74 días y culminó con la derrota del país frente a las fuerzas extranjeras. 

En el enfrentamiento en las islas murieron 649 soldados argentinos. En los años siguientes, asociaciones de excombatientes aseguran que fueron más de 500 los veteranos que se quitaron la vida. Además, se habla de 2500 muertes asociadas a los efectos traumáticos de esa guerra a lo largo de estas décadas.

Nota al Pie dialogó con la historiadora Catalina Cabana y el profesor de Historia Fernando Protto para indagar en el trasfondo de la guerra, y por qué significó un antes y un después en el país. 

A 42 años de la guerra de Malvinas

Hablar del conflicto bélico que marcó la historia argentina reciente es imposible sin tener en cuenta la última dictadura cívico militar. Comenzó en 1976 y entrar en una contienda armada con el Reino Unido fue su último intento por mantenerse en el poder. 

“Los gobiernos anteriores no tenían la intención de ir a la guerra por las Islas Malvinas”, explicó la historiadora Catalina Cabana. “Como en los últimos años, se trabajaba el reclamo por vía diplomática en las Naciones Unidas”. Este pedido empezó después del 3 de enero de 1833, cuando las islas Malvinas fueron usurpadas por la corbeta británica Clio. Sus tripulantes expulsaron a las autoridades argentinas vigentes y ocuparon el territorio de ultramar. 

Cabana trajo a colación cómo la diplomacia argentina demostró a través de los documentos que Gran Bretaña ostenta una posesión ilegítima de las islas. “Por la herencia española nos corresponden”, justificó la historiadora. 

Creditos Noticias UNSAM
Los soldados argentinos llegaron a las islas sin mucha preparación y mal equipados. Créditos: Noticias UNSAM.

Sin embargo, en abril de 1982 el presidente de facto que impuso la dictadura militar en 1981, Leopoldo Galtieri, decidió ir a las armas contra el Reino Unido. “Lo que hizo es una especie de manotazo de ahogado”, ilustró la historiadora. 

La gente estaba en la plaza pidiendo la apertura de las urnas, para votar y salir de la dictadura”, recordó Cabana. Una semana después, Galtieri informó la resolución de recuperar las islas mediante un ataque militar y se volvió a llenar la plaza. “Ahora con la gente vitoreando la decisión”, afirmó. 

La historiadora lo explicó como una campaña para sostener a los militares en el poder del país, por temas políticos y económicos. “Si bien en 1978 existió la posibilidad de un enfrentamiento con Chile por la proyección hacia la Antártida, hacía 100 años que no íbamos a una guerra”, puntualizó al destacar el carácter pacífico de Argentina. 

La “desmalvinización” de Malvinas

En el 2000 el Congreso Nacional estableció por ley la conmemoración del 2 de Abril como el Día del Veterano y de los Caídos en la guerra de Malvinas. Anteriormente, desde marzo de 1983 se definía al 2 de abril como el Día de las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur.

En ese sentido, el profesor de historia Fernando Protto expresó la importancia de conmemorar a los veteranos, veteranas y caídos en la guerra. “Es una forma de romper el pacto que se generó a partir de la vuelta de la democracia, y especialmente en los años 90, donde se desmalvinizó la cuestión política y territorial sobre las islas Malvinas”, afirmó. 

El especialista aseguró que es necesario recordar por qué continúan los reclamos por nuestro derecho soberano sobre estos territorios. “Por otro lado, es una forma de responder a quienes cayeron en la guerra y dejaron su vida en suelo patrio”, explicó. 

Protto reafirmó la necesidad de volver a generar un sentimiento patriótico acerca del pedido argentino sobre las islas. “Dentro de los canales democráticos y del ámbito del debate diplomático, es importante reclamar por un territorio que es nuestro”, puntualizó. Por eso considera importante conmemorar la fecha del 2 de abril. 

Hizo referencia al reemplazo en la denominación que se estableció en el año 2000,  como un intento de dejar de lado el “costado desmalvinizador”. Es decir, no concebirlo como una cuestión estrictamente geográfica, sino que también dar lugar a quienes combatieron en la guerra. “El cambio le devuelve el costado político a la necesidad de reivindicar nuestros derechos sobre las islas Malvinas”, aseguró.

El imaginario colectivo sobre la guerra

Desde un principio, los medios de comunicación marcaron el pensamiento público sobre la contienda en Malvinas. “Hay un antes y un después”, comentó la historiadora Catalina Cabana. “Fue una guerra que duró muy poco tiempo y en la que a la gente se le mintió mucho”, continuó. 

Mientras los pibes se estaban muriendo de frío y hambre en las islas, a la gente les decían que íbamos ganando”, recordó al explicar cómo esto constituyó una estafa a la población, junto a la colecta que recaudó millones pero nunca llegó a los combatientes. 

El sistema educativo y el discurso gubernamental de turno también influyeron en el pensamiento colectivo sobre la cuestión Malvinas. En ese sentido, desde su rol como profesor de historia Fernando Protto consideró que hay toda una generación que desconoce la discusión sobre el tema. “Lo conoció más por el reclamo de los soldados que no eran reconocidos”, reflexionó.  

Creditos Diario publico
Al día de hoy, ex combatientes argentinos reclaman que se reconozcan los malos tratos que sufrieron a manos del ejército nacional. Créditos: Diario Público.

En las escuelas, si bien se conmemoraba el 2 de abril como una fecha patria, aseguró que era una cuestión meramente retórica. “No incluía el debate político sobre qué es Malvinas y qué pasó allí”, agregó. 

Por su parte, Cabana explicó que Malvinas se convirtió en una situación de agenda política en los últimos gobiernos, sobre todo desde el 2003 en adelante. Se establecieron monumentos, memoriales, se hicieron actos oficiales, sosteniendo que las islas son argentinas. “Se convirtió en un grito nacional”, razonó. 

Con ese cambio histórico, Protto cree que trabajar el tema en el sistema educativo es fundamental. Sobre todo, para entender el proceso geopolítico que se inició a comienzos del siglo XIX y continuó hasta el siguiente, cuando terminaron los procesos de descolonización.

“Entender cómo se perdieron las Malvinas y por qué son importantes en nuestra historia sirve para comprender qué pasó en América Latina y en países en desarrollo que se encontraron, primero, bajo el dominio de potencias europeas, y luego de Estados Unidos”, expresó.  

Malvinas hoy, lejos de la recuperación

Desde un comienzo, les diplomátiques nacionales conocían la dificultad de que el Reino Unido reconociera la soberanía argentina sobre las islas. Sin embargo, no se  dieron por vencides. 

El 16 de diciembre de 1965 la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la resolución 2065, a través de la cual reconoció la existencia de una disputa de soberanía entre Argentina y Reino Unido. Invitó a ambos países a negociar para encontrar una solución pacífica a la controversia y acabar con esa forma de colonialismo. 

En ese aspecto, Catalina Cabana razonó en que no será fácil recuperar el territorio. El reclamo nacional consta con su propia documentación, “pero en las islas habitan los kelpers, que ante las Naciones Unidas reclaman la autodeterminación de su pueblo”. 

La situación empeora ahora, con un gobierno que “sacó el tema de agenda”, en palabras de la historiadora. Expresó lo grave que es para el pueblo argentino que en plena campaña presidencial, el actual mandatario Javier Milei dijera que idolatraba a Margaret Thatcher. Ella fue la primera ministra del Reino Unido durante la guerra en las islas Malvinas y la culpable de hundir el crucero General Belgrano.

A pesar de que en ese momento navegaba fuera del área de exclusión fijada por Londres, el 2 de mayo Thatcher dio la orden de que el submarino HMS Conqueror atacara al buque de guerra de la Armada argentina. De acuerdo al Derecho Internacional, el hundimiento del Belgrano configuró un crimen de guerra, donde murieron 323 tripulantes argentinos. La reivindicación de Milei le valió el rechazo de los excombatientes de Malvinas.

“Con actitudes como esa desarman el sentido de pertenencia y dividen a la gente”, afirmó Cabana. “Diciendo que el país es una porqueria, Malvinas pasa a un segundo plano. Se desinforma para generar más odio”, concluyó. 

A su vez, Fernando Protto describió que transmitir la idea de soberanía es compleja: “Más allá de lo militar y geográfico, no nos damos cuenta que se encuentra en otras cuestiones de nuestra vida cotidiana”. Así, destacó la importancia de proteger la soberanía energética y alimentaria. “Resguardar la producción nacional, consumir y producir productos de calidad y a un buen precio es defender la posibilidad de construir tu ideario nacional”, explicó.

Infirió que esas acciones forman parte de saber “que nosotros nos integramos al mundo primero sabiendo quiénes somos y por qué lo defendemos. En este sentido, entender la soberanía de Malvinas es comprender las múltiples soberanías que se ponen en juego”.

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

Cien años de la Masacre de Napalpí: un delito de lesa humanidad y la memoria indígena que clama territorio

Fue el 19 de julio de 1924, cuando la Gendarmería y la Policía fusilaron a cientos de hombres, mujeres y niños del Pueblo Qom y Moqoit. Los responsables materiales e intelectuales tuvieron impunidad. Se trató de un delito de lesa humanidad perpetrado por una política estatal. El trasfondo, al igual que hoy, los territorios indígenas.

Identidad digital: el nuevo aliado contra la ludopatía infantil

En un contexto donde esta problemática continúa en ascenso, ¿existen opciones que puedan contribuir a proteger a los menores? En esta nota te contamos.

Teatro Eureka, un puente cultural entre Buenos Aires y Madrid

Una escuela de teatro argentina conquista Madrid con un ambicioso programa de intercambio denominado "Experiencia Gira".

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto