martes 23 de abril de 2024

Ataques de pánico: ¿cómo vivir sin ansiedad?

Tras las declaraciones de la cantante Tini Stoessel sobre sus ataques de pánico, Nota al Pie dialogó con la Lic. Mariana Pérez para saber qué herramientas pueden emplearse para enfrentar estos episodios.
pánico
Para la Lic. Pérez, la respiración es una gran aliada mientras se transita un episodio de ansiedad o pánico. Crédito: Mariana Pérez.

En los últimos días, la salud mental volvió a tomar repercusión por las declaraciones de Tini Stoessel, en su gira musical por España. En su primer concierto en Barcelona, la cantante reveló ante el público que sufrió ataques de pánico, y que durante un tiempo no podía salir de la cama ni tampoco peinarse. 

Los ataques de pánico son reacciones repentinas e intensas de ansiedad que generan mucho malestar. Se manifiestan con diferentes síntomas, como la respiración agitada o el pulso acelerado. Sus causas depende de cada persona y como tratamiento, la terapia cognitiva conductual junto a un manejo de la respiración pueden ayudar a superarlos.

En diálogo con Nota al Pie, la Lic. Mariana Pérez, psicóloga y especialista en ansiedad, explicó qué es un ataque de pánico y brindó recomendaciones para abordarlo. Además, creó la comunidad No sos tu ansiedad en Instagram donde comparte consejos y guías para tratar la salud mental.

Ataques de pánico: cuando la ansiedad se vuelve intensa

“El ataque de pánico es una reacción súbita e intensa de ansiedad, que se acompaña de sensaciones corporales que generan mucho malestar”, explicó la Lic. Pérez. Esto produce la activación del sistema nervioso autónomo, el encargado de regular las funciones autónomas como los latidos del corazón, la respiración, la temperatura, entre otras. 

En esa línea, la especialista comentó que “las personas pueden sentir taquicardia, sudoración, temblores, sensación de ahogo, mareo, sensación de náusea, molestias gastrointestinales”. El ataque aparece de forma repentina y “se acompaña de pensamientos catastróficos tales como la idea de morir, de volverse loco o de perder el control”. 

La principal diferencia con la ansiedad es la intensidad de la sintomatología. “El pánico es una manifestación abrupta y super intensa de ansiedad. La ansiedad es una emoción tal como la tristeza, el enojo, la alegría”, diferenció la Lic. “Particularmente se desencadena cuando el cerebro percibe que estamos ante una amenaza. Podemos sentir ansiedad ante diversas situaciones y de maneras muy diferentes, sin llegar a tener un ataque de pánico”, agregó.

2. Credito Diario Popular 1
El ataque de pánico es una reacción súbita e intensa de ansiedad, que se acompaña de sensaciones corporales que generan mucho malestar. Crédito: Diario Popular.

Respecto a las causas que pueden desencadenar un ataque de pánico, la psicóloga explicó: “A veces puede ser un hecho puntual en el cual la persona se sienta amenazada, tal como un robo por ejemplo. También dar una presentación ante el público, o estar en ciertos lugares como un avión”. “Estar sometido a demasiada presión o estrés también puede predisponer a que se desencadene”, añadió. 

Sin embargo, muchas veces no se puede detectar el origen. “Este es el caso de los ataques de pánico nocturnos, donde la persona despierta en el medio de la noche sufriendo los síntomas”, indicó la especialista.

Además, es importante distinguir ataque de pánico de trastorno de pánico. El primero lo puede padecer cualquiera y no necesariamente se desarrolla el trastorno. En tanto, a este último se lo conoce como “miedo al miedo”. “La persona desarrolla ansiedad por el hecho de volver a tener un ataque de pánico, lo que hace que empiece a vigilar las sensaciones de su cuerpo y evitar ciertas situaciones o lugares por miedo a que se desencadene el episodio”, detalló. Según explicó la especialista, eso se refiere a un trastorno de ansiedad, “cuyas causas son variables, encontramos una combinación entre una vulnerabilidad biológica y factores ambientales”. 

La respiración, una aliada para abordar el pánico

Para acompañar a una persona con ataques de pánico o poder afrontar un nuevo ataque “es importante saber que tener un ataque de pánico no es peligroso”. Comprender esto es fundamental, porque “el pensamiento catastrófico de muerte inminente, de descontrol o de locura es muy angustiante para quien lo padece”. “El segundo paso es aceptar qué es lo que nos está pasando. Lo habitual es resistirse y querer controlar la sintomatología, lo cual desata más alarmas y empeora los síntomas”, acotó.

En referencia a cómo se puede actuar frente a un episodio, la licenciada sostuvo que “la gran aliada para calmar la activación fisiológica que se produce es la respiración”. Por lo general, en un ataque de pánico se genera una hiperventilación que hace que “ingrese mucho aire y salga poco, lo cual da sensación de ahogo”. Por lo tanto, “se recomienda realizar respiraciones profundas, con énfasis en la exhalación. Eso activa el sistema nervioso parasimpático, encargado de la respuesta de relajación, normalizando de a poco la frecuencia cardiaca y calmando otros síntomas”.  

3. Credito rtve
Se debe diferenciar entre el ataque de pánico, que puede suceder en cualquier momento, del trastorno de pánico, donde prevalece el “miedo al miedo”. Crédito: rtve.

Aprender a gestionar la ansiedad

El tratamiento de primera línea para el trastorno de pánico es la terapia cognitivo conductual, donde se adquieren herramientas para gobernar la sintomatología. También se trabaja sobre los pensamientos catastróficos y el “miedo al miedo”, que son los que sostienen el trastorno. 

“La ansiedad es algo que hay que aprender a gestionar, es una emoción y por ende no se elimina”, señaló Pérez. “Sí es importante reconocer cuando está en niveles desproporcionados y nos empieza a limitar la vida, para poder actuar y tener las herramientas adecuadas para regularla”, sostuvo.

Por otra parte, explicó que los ataques de pánico una vez trabajados puedan regresar y eso dependerá de diversas variables. Entonces si se aprendió a gobernarlos, puede ser que frente a alguna situación crítica de la vida vuelvan a manifestarse. Por eso lo importante es perderles el miedo, aceptar que esto puede suceder, y aplicar las herramientas adecuadas.

También es fundamental crear hábitos de regulación del estrés y saludables tales como el buen descanso y cultivar relaciones interpersonales de calidad. Además contribuye estar en contacto con la naturaleza, los momentos de disfrute, la buena alimentación.

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

Rebelión en la Selva: el Congreso evaluará el pedido de juicio político a Javier Milei

A través de un documento formal, un grupo de juristas y activistas presentaron la solicitud ante el titular de la Cámara de Diputados, Martín Menen. Nota al Pie te cuenta quiénes firmaron el expediente y el detalle de las causales por las que busca imputar al presidente de la Nación.

En un día histórico, la Marcha Federal Universitaria defiende la educación pública de calidad

El martes 23 de abril, millones de estudiantes, docentes, trabajadores del sector educativo y defensores del acceso a la educación pública se congregaron en diversos puntos del país para respaldar el reclamo presupuestario de las instituciones, que se vieron afectadas por el brutal ajuste del gobierno de Javier Milei.

La estafa de la feminidad, un libro para hackear mandatos

Nota al Pie dialogó con Lala Pasquinelli, autora del libro y fundadora de Mujeres que no fueron tapa, quien reflexionó sobre qué implica ser mujer y las diversas formas de violencia a las que se ven obligadas a someterse para cumplir con los mandatos sociales.

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto