Ene 1, 2023 | Cultura

“El niño, el topo, el zorro y el caballo”, una adaptación que pierde reflexividad

La plataforma Apple TV+ estrenó el film animado que conmueve a grandes y chiques con una historia de amistad, enseñanzas y superación personal.
El niño, el topo, el zorro y el caballo
“El niño, el topo, el zorro y el caballo”, una adaptación fílmica maravillosa del libro del ilustrador Charlie Mackesy. Crédito: @mike.mccain.art.

Esta Navidad se estrenó, en Apple TV+, un hermoso mediometraje animado llamado “El niño, el topo, el zorro y el caballo”. El mismo está basado en un libro de superventas del 2019.  Fue escrito e ilustrado por Charlie Mackesy, quien esta vez  ejerció de coguionista y codirector de la adaptación fílmica. 

El cuento, a manera de fábula, presenta una amistad que nace entre los cuatro personajes del título. No obstante, más allá de la trama principal, narra los momentos de crecimiento emocional de los mismos. Aunque el film de 35 minutos difiere bastante del libro, es fiel al encanto presente en el texto. Además, suma dinámica y una historia en sí, ya que el libro carece de una verdadera narrativa y se asemeja más a una serie de ideas reflexivas. 

Tráiler de “El niño, el topo, el zorro y el caballo”. Crédito: Franklg.

En su inicio se ve a un niño que camina solo en medio de un campo nevado, quien emprende un viaje de regreso a su hogar. De pronto, este se encuentra con un topo que se une a él. 

Más tarde se topan con un zorro que al principio resulta hostil, pero luego los acompañará en la travesía. Luego también se suma un caballo blanco que encuentran de manera repentina. 

De esta manera, los personajes se convierten en cuatro amigos que siguen el caudal de un río como guía. En este film, los viajeros avanzan entre la naturaleza con momentos divertidos y tormentosos mientras que reflexionan sobre los miedos y la amistad. 

Por otra parte, uno de los puntos interesantes es que el film sorprende por su animación. En él las ilustraciones del libro -originalmente trazadas con lápiz y acuarelas- se vuelven dinámicas. Las escenas se presentan así llenas de colores vibrantes, profundidad y belleza, dando paso a un paisaje nevado que le otorga cierta mística. 

Asimismo, hay escenas de una calidad fotográfica encantadora. Un ejemplo de ello es la escena en la que el niño y el topo se sientan en lo alto de un árbol, o cuando todos corren entre la tormenta de un cielo oscuro y destellante. Sin duda, resulta una historia innegablemente dulce y mágica, espejo de una amistad inesperada.

Sin embargo, a pesar de la gran estética y la ternura del film, el mismo no tiene un resultado del todo cautivante. En esta línea, otro punto en contra es que la adaptación audiovisual pierde profundidad reflexiva.

El niño, el topo, el zorro y el caballo
El film forma una historia sensible a partir de la amistad de cuatro personajes sumergidos en las metáforas reflexivas de un libro exitoso del 2019. Crédito: @mike.mccain.art.

Una fábula moderna de especial estética

Desde su primera edición el libro fue un éxito, sin embargo también llegaron las comparaciones. Todo ello a causa de que (en su versión impresa) es un texto corto y sencillo pero lleno de enseñanzas. Y, a su vez, una invitación a reflexionar ante cada frase. 

En varios sitios especializados se lo comenzó a llamar “El Principito del siglo XXI”, obra de Antoine de Saint-Exupéry. Los personajes de esta historia generan empatía desde el comienzo, donde uno es un niño inseguro y otros son animales parlantes de notables personalidades. Pese a que en esto último hay cierta coincidencia, los protagonistas de este producto carecen de la profundidad y madurez que ganaban los del Principito durante la trama. 

En tanto, otra diferencia notable entre ambas obras es la lectura que subyace, ya que en el caso de “El Principito” hay cierta profundidad o complejidad dentro del texto. En tanto, en “El niño, el topo, el zorro y el caballo” el autor plasma consejos específicos, claros y evidentes para todo lector, ya sea un niñe o un adulte.

Diferencias entre el libro y la historia animada

En su adaptación, la película animada presenta muchos cambios. Así, lo primero que se puede identificar es la inmensidad del lugar en que se hallan los cuatro personajes. En el caso del libro esto último no se ve representado. 

El niño, el topo, el zorro y el caballo
El libro publicado en 2019 está colmado de mensajes positivos y logró cautivar a grandes y chiques por igual. Crédito: @mike.mccain.art.

Además, en el film sí hay una búsqueda real para llegar a un lado: el hogar tan anhelado por el pequeño. También en lo fílmico las frases e ideas del libro cobran más sentido, ya que gracias a ellas se construye el cuento. Así todas esas dudas, miedos, conexiones, preguntas y la esperanza dan el presente en la película. 

El libro fue un éxito porque lo podía leer un infante de ocho años como también un mayor de 80 años. En él cada cita invitaba a dejar la lectura por un minuto y meditar sobre lo leído o incluso debatir con otre las ideas y conceptos sobre la vida. Sin embargo, todo ello se pierde en un film que luce bello y sensible pero poco profundo. 

A pesar de todo, su autor Charlie Mackesy se mostró satisfecho con el resultado final. Esto se debe a que la adaptación conserva, de alguna manera, los principales mensajes o consejos del libro. 

En este sentido, en una reciente nota a la BBC en Londres, el autor exclamó: “Espero que la película transmita a la gente lo mismo que el libro: bondad, amistad, amor, esperanza, y ánimo para contar la verdad de lo que somos”.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto