May 28, 2022 | Cultura

Perdón por ser tan genial: un interesante cadáver exquisito

La autora, Mariela Viglietti, desarrolla una historieta que abarcará múltiples problemáticas hiladas en el transcurso de una loca noche.
perdón por ser tan genial
El diseño de la portada de Podestá logra transmitir la tridimensionalidad de la obra, pero manteniéndose críptico – Créditos: Diseño de Renzo Podestá.

En 2018 se edita la historieta “Perdón por ser tan genial” creada por Mariela Viglietti. Una historia corta, simple en apariencia, pero con varias capas dignas de analizar. La autora, desde el vamos, establece un tono que puede llegar a sorprender a lo largo de las páginas.

Mariela es una artista plástica que también se desempeña como editora para Le Noise Comix que es parte del Colectivo Editorial BS. Pública desde el año 2015, cuando comenzó con su obra “Eldritch”. Su tercer trabajo, “María”, le valió dos nominaciones para los Premios Carlos Trillo, en categorías “Mejor portada” y “Mejor Autora Integral”.

Conozcan a Tania y Merlín

Lo que comienza como una especie de intento de suicidio impedido por una figura tenebrosa, se convierte en un interrogatorio. Tania es una chica que vive junto con Merlín, un ser que tiene la apariencia clásica de la muerte. Ella es una persona completamente despreocupada, a la que su espectral compañero se encarga de proteger de cuanto mal pueda.

Durante una salida nocturna un cadáver terminará por hacer que Tania acabe declarando ante una comisaría. La historia nos llevará por los ríspidos caminos nocturnos que la protagonista decidió recorrer. Todo, mientras intenta lograr que su memoria reconstruya los hechos acontecidos que la dejaron en donde la encontramos al comienzo.

Un cadáver exquisito

perdón por ser tan genial
La relación entre Tania y Merlín es una de esas amistades donde son brutalmente sinceros y compinches – Créditos: Historia y dibujos de Mariela Viglietti.

Al comenzar la historia todo irá siguiendo un formato específico, pero la concatenación errática de hechos puede marear. Esto se debe a que Viglietti parece haber estado hilando ideas que en un principio parecen inconexas, con la excusa de la amnesia de la protagonista. De esta manera, Tania no sólo contará su historia al policía que la interroga, sino también al lector. 

El cadáver exquisito es un juego donde una historia se narra desde la perspectiva de cada jugador. Se escribe una frase y se deja visible solo la última palabra, el que escribirá la siguiente oración debe hacerlo utilizando la palabra a la vista. Así, se irán concatenando hechos que cuando se lean, sólo tendrán sentido para quienes participaron.

Cómo Tania irá de un lugar a otro, su encuentro sexual casual, el peligro de ser drogada y ser salvada por Merlín se relacionan de una forma fluida. Dentro de este crisol de eventos, la autora aprovecha para explorar varias temáticas. La sexualidad del personaje, problemas existenciales e incluso el peligro que corren las mujeres en lugares de esparcimiento como clubes nocturnos.

El factor sobrenatural

El personaje Merlín, este amigo y en ocasiones salvador de Tania, permite la entrada al mundo metafísico. En apariencia, su diseño se asemeja a lo que popularmente se relaciona con la figura de la muerte, pero es mucho más que eso. A través de Merlín,  Tania creará un vínculo simbólico con el que tendrá que convivir para bien o para mal.

La violencia de género es uno de los elementos que Viglietti incluye en su corta historia. Aunque parece llegar en un momento tardío se convierte en uno de los elementos centrales de la historia. Este evento no sólo tendrá repercusión a nivel externo, sino también a nivel psicológico.

Merlín no servirá de mero acompañante para Tania, él tendrá su propio desarrollo en la historia. Desde este personaje se explorará el concepto de identidad, no sólo propio, sino también respecto a nuestro entorno. La relación entre los dos amigos buscará crecer respecto a los eventos narrados. El dolor por el que atravesarán se hará incluso visible de forma explícita.

El arte dinámico

perdón por ser tan genial
El diseño secuencial aprovecha intercalar lugares y personajes para establecer una fuerte conexión – Créditos: Historia y dibujos de Mariela Viglietti.

Utilizando un enfoque más caricaturesco que realista, Viglietti logra transitar por el mundo real y el espiritual. La crudeza de la revelación de la naturaleza de Merlín se ve contrapuesta por el diseño sencillo que eligió para mostrar su rostro, en apariencia inofensivo.

El cuerpo femenino también es explorado por la autora. Por un lado, Tania no tendrá problemas para mostrarse en su desnudez frente a Merlín, exponiendo así la confianza y fraternidad en su relación. Por otro, su encuentro sexual se mostrará de forma explícita. Las decisiones tomadas por Viglietti le valieron la nominación a “Mejor artista integral” para los Premios Carlos Trillo. 

La elección del diseño de Renzo Podestá que valió a la obra de otra nominación se debe tomar en cuenta. En la misma, además del título, sobre fondo negro se ve una mano hecha de huesos haciendo un “fuck you” al lector. Los colores que se desprenden en off-set de los huesos refieren a las antiguas imágenes en 3D para ver con anteojos especiales.

Desde la portada misma, podemos ver que la obra será irreverente, tridimensional y además, explícita. “Perdón por ser tan genial” puede conseguirse en comiquerías, editada por Le Noise Comix.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto