Feb 18, 2022 | Cultura

«Chainsaw Man»: los metafóricos demonios de la actualidad

El manga de Tatsuki Fujimoto se vale de tropos conocidos para exponer la grotesca diferencia de clases y las problemáticas sociales.
Chainsaw Man
Denji transformado en Chainsaw Man es un diseño realmente imponente. Crédito: Guion y Arte de Tatsuki Fujimoto.

En diciembre de 2018, comenzó a serializarse en la Shükan Shönen Jump el manga Chainsaw Man (El Hombre Motosierra) de Tatsuki Fujioto. La trama gira en torno a un mundo fantástico con demonios, donde el protagonista es un chico de la calle y sin educación al cual las diferentes castas sociales lo utilizarán para su beneficio. Sin embargo, la historia se centra en la pasión y el deseo.

La primera parte de su recorrido ha finalizado con 97 números que fueron recopilados en once tomos tanköbon (edición de bolsillo). Se estima que la obra de Fujimoto continuará en la Shönen Jump+ en la segunda mitad de 2022.

La historia de Chainsaw Man

La trama nos sitúa en un mundo plagado de demonios, seres que son la encarnación del miedo hacia cualquier cosa. En esta historia, existen facciones de Cazadores de Demonios provistos tanto por el Estado como por el sector privado.

Denji es un joven huérfano de 16 años. Luego de que su padre fuera asesinado, él contrajo la deuda de su progenitor para con los Yakuza y comenzó a trabajar para ellos. La herramienta de Denji es “Pochita”, un demonio motosierra al cual él salvó y le tomó cariño. Cuando sus empleadores lo quieren sacrificar, un pacto con “Pochita” salva a Denji, quien se convierte en un Hombre Motosierra.

El muchacho es contratado como un perro por Makima, miembro de la agencia mata demonios del Estado, quien lo pone a trabajar a cambio de mínimos pagos. Aquí, el mundo se expande y el lector descubre que los demonios se han vuelto más fuertes desde el ataque de un “Demonio Pistola”. Esto en base a un atentado que recuerda sugerentemente el desastre del 11 de septiembre.

Trailer de de Chainsaw Man. Crédito: Canal de Youtube de MAPPA CHANNEL.

Un argumento sospechosamente conocido

La idea de utilizar demonios como villanos y/o aliados, es algo bastante común, tanto en occidente como en oriente. Sin embargo, esta obra tiene una enorme cantidad de similitudes con otra que salió meses atrás el mismo año: Jujutsu Kaisen

Para una persona que lee mucho manga, esto no será sorprendente en absoluto. En Jujutsu Kaisen, deben juntar los dedos de Sukuna para finalmente destruirlo. En Chainsaw, necesitan recolectar pedazos del Demonio Pistola para poder encontrarlo y finalizar con su existencia.

La diferencia radica en el por qué de la personalidad de Denji, así como en la utilización de los organismos, tanto oficiales como clandestinos (Estado y Mafias). 

Así y todo, hay comparaciones inevitables. El personaje de Aki, es capaz de conjurar un demonio lobo (tal como Megumi Fushiguro en Jujutsu), o las armas de sangre de Power (y los clavos de Nobara Kugisaki).

Si bien en Jujutsu Kaisen Yuuji Itadori tiene una personalidad extravagante como cualquier protagonista de un shönen, Denji tiene un motivo de peso. El héroe de Chainsaw Man es un muchacho que no ha recibido educación, y que ha tenido que sobrevivir en la miseria más brutal.

Los personajes de la historia

Denji no será el único personaje protagonista. Makima es una misteriosa cazademonios que sabe mucho más de lo que aparenta. Aki es un muchacho que quiere vengar a su familia y está dispuesto a llegar a donde sea. Y por su parte, Power es una demonio de sangre que, debido a su capacidad de razonar, es utilizada por el escuadrón.

Cada uno de los personajes tiene sus motivaciones. Algunas son más elementales que otras, pero la dinámica que se forma es excelente.

Chainsaw Man
Denji será utilizado incluso por Power, quien se aprovechará descaradamente de sus impulsos. Crédito: Guion y Arte de Tatsuki Fujimoto.

El factor “Empatía”

Cuando “Pochita” salva a Denji, la cláusula del pacto es que, a través de él, el demonio pueda compartir sus sueños. Al haber vivido en la indigencia, los deseos de Denji son, en comparación con sus compañeres matademonios, muy sencillos. El chico cree que es suficiente tener una cama para dormir, un techo y comida al menos dos veces al día. Para él, incluso tener un baño es un lujo.

Esta característica del protagonista hace que el lector pueda empatizar mucho más rápido. Además, la fusión con el demonio motosierra, cuyo diseño es muy tierno, multiplica la conexión entre el consumidor y el producto. En contraposición, tenemos a los cazadores cuyas motivaciones van mucho más allá de las meras comodidades mundanas.

En el grupo de cazademonios, el factor clave para la motivación es la búsqueda de la venganza. Un motivo oscuro, pero que saca lo peor de cada persona. Esto hará que utilicen a Denji de la misma forma que los Yakuza lo hicieron antes, lo que advierte al lector sobre su forma de proceder. Aquí, si bien se propone un lado “bueno” y otro “malo”, vemos que los grises abundan.

Mapa geopolítico del manga de Tatsuki Fujimoto

Si bien la obra se desarrolla en Japón, el lector será testigo de cómo las grandes potencias se valen de demonios y agentes para cumplir sus caprichos. Con el pasar de los números, se presenta una realidad que va más allá de la mera historia de venganza contra un mal desconocido. El “demoniopistola” pasa a tener una relevancia estratégica internacional.

La representación misma de los demonios, hace una lupa sobre las preocupaciones sociales reales del mundo. Luego del ataque a Estados Unidos (EEUU), el temor a las armas se extendió, dando creación al demoniopistola. Esto, a su vez, incrementó la fuerza de los demás demonios que habitaban el globo. El mensaje es claro: el miedo engendra más miedo y, con esto, la amenaza social.

Al avanzar la historia, encontraremos que las agencias que se enfrentan a nivel global se identifican con los países que son realmente potencia. El enfrentamiento y alianzas que se generen entre Japón, China, Rusia y EEUU es crucial para entender la crítica del manga.

Chainsaw Man
La representación de la destrucción masiva del demonio-pistola es impresionante. Crédito: Guion y Arte de Tatsuki Fujimoto.

Adaptaciones del manga

Como se ha mencionado, Chainsaw Man tiene muchos puntos que coinciden con Jujutsu Kaisen, manga del cual ya hemos hablado. Sin embargo, la diferencia en la profundidad de los temas es lo que ha hecho que este manga destaque. En 2020, con el final de la serialización de su primera parte, se ha anunciado que el estudio MAPPA realizará una adaptación animada.

El anime llegaría a pantallas niponas durante el transcurso de 2022. En Argentina la editorial Ivrea edita el manga en tomos tanköbon, y los primeros once tomos ya se encuentran disponibles para el público.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto