Ago 16, 2021 | Género & Sexualidad

Cinco meses sin Tehuel: ¿cómo debería tratarse su caso?

En diálogo con Nota al Pie, la Dra. Román, abogada especialista en Género y DDHH, habló sobre cómo la Justicia debería abordar el caso de Tehuel.

Cinco meses sin Tehuel
Tehuel de la Torre, un joven trans de 22 años, se encuentra desaparecido desde el 11 de marzo. Crédito: Twitter @rociocriado.

A cinco meses de la desaparición de Tehuel de la Torre, Nota al Pie dialogó con María José Román, abogada especialista en Género y Derechos Humanos (DDHH) y funcionaria en la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires

Tehuel, un varón trans de 22 años, desapareció el 11 de marzo en la localidad bonaerense de Alejandro Korn. Ese día tenía pautada una reunión laboral con Luis Alberto Ramos y Oscar Montes. Al día de hoy, son los únicos sospechosos detenidos.

¿Por qué la causa de Tehuel no avanza a pesar de haber detenidos? ¿Qué medidas debería tomar la Justicia en ese caso en particular?

Desde ya que un  expediente o investigación penal debe poder leerse de punta a punta para poder precisar técnicamente por qué no avanza en términos positivos. Sin embargo, es posible analizar lo que en general sucede en el marco de las investigaciones judiciales penales respecto de la limitación a considerar la óptica de perspectiva de género dentro de la líneas investigativas donde se tiene por víctimas a personas con diversidades sexuales y de género.

En esta primera etapa investigativa quizás es donde mejor se puede advertir una falta de capacitación o preparación adecuada de los operadores de justicia, fiscales en este caso, en la comprensión de la problemática de las violencias por razón de género. Es vital para dar con Tehuel, o  para cualquier otra investigación penal que involucre al colectivo LGBTQ+, que se internalice que sobre estas personas pesa una especial violencia y ensañamiento, que se diferencia, en general, a otras  violencias a grupos sociales.

Estas investigaciones mantienen cierta estadística de impunidad por la particular situación de vulnerabilidad que estas personas tienen; ya que, como sabemos, son expulsadas tempranamente de sus núcleos familiares y segregadas a la marginalidad. Y se acostumbra que cuando una o uno desaparece y es víctima de violencias, nadie camina por los pasillos de Tribunales exigiendo respuestas. 

Con Tehuel, contrariamente por suerte, esta invisibilización social no ha tenido lugar; porque sus familiares, amigues, organizaciones sociales, colectivos y nosotres, desde la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires, abogamos porque se visibilice una forma de investigar adecuadamente bajo la lupa de la perspectiva de género. Y reclamamos que se entienda que la desaparición de un varón trans exige especial tratamiento y cuidado judicial; justamente por las violencias de las que son víctima.

Cinco meses sin Tehuel
María José Román, abogada especialista en Género y DDHH y funcionaria en la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires. Crédito: gentileza de la Doctora Román.

En ese sentido, ¿hubo errores en el abordaje de la causa de Tehuel? ¿Cómo piensa que debería abordarse la desaparición de una persona trans?

Hubo una posible demora, en una primera instancia, en encauzar la investigación bajo el criterio de perspectiva de género. Esto hubiera posibilitado que se considere como móvil de ensañamiento la razón de género. Pero, no obstante dicho eso, la pesquisa individualiza dos posibles autores que se encuentran detenidos. Aunque, lamentablemente, la localización de Tehuel todavía no ha podido arrojar un resultado positivo. 

Esto hace que debamos insistir en una igualdad jurídica real. Ya que si bien nuestro país cuenta con la Ley 26.485, que regula la problemática de género para erradicar, sancionar, y prevenir todo tipo de violencia contra las mujeres en el ámbito público y privado, también es cierto que esta ley es extensiva a todas las personas que no se identifican como mujeres, pero sí son violentadas por motivo de su identidad, orientación o expresión de género. 

Eso va en línea con la ratificación de tratados internacionales de la CEDAW (La Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer), más conocida como la Convención de Belén Do Para, que data de 1994. La misma obliga a los Estados firmantes a realizar las acciones, estrategias, políticas necesarias para proteger a las  mujeres y/o diversidades de todo tipo de violencias. De modo que el marco normativo lo tenemos; los organismos estatales; también, las políticas públicas están orientadas a la protección de estas realidades y de estas conflictividades.

Cinco meses sin Tehuel
“Falta una mayor formación y capacitación de los agentes judiciales en torno a introducir rápidamente la perspectiva de género a las líneas investigativas cuando la víctima es un chico trans como Tehuel”, dijo la Dra. Román. Crédito: Iván Gebetsrberger, Nota al Pie.

¿Qué tipo de reformas se necesitan en la Justicia en ese sentido?

Seguramente falta una mayor formación y capacitación de los agentes judiciales; en torno a introducir rápidamente la perspectiva de género a las líneas investigativas cuando la víctima es un chico trans como Tehuel.

¿Qué otras medidas, en materia legal, podrían tomarse para garantizar los derechos de las personas trans?

Pienso que las políticas públicas integrales que se están desarrollando para dar equidad a este grupo social, deben contar con presupuesto real para combatir y prevenir la causa de las conflictividades; que no dejan de ser la pobreza; la marginalidad y la muerte que rodea a estas dos causales, que hace este grupo poblacional esté más expuestos que otros grupos a estas realidades.

Notas Relacionadas

¡RECIBÍ LA MEJOR INFO!

Mantenete al día con las noticias que más te importan

Bienvenido a la actualidad