sábado 25 de mayo de 2024

24hs por el Krill, una obra que cuestiona el poder y la comunicación

La misma puede disfrutarse todos los jueves hasta el 25 de abril en el teatro El Grito. La historia transcurre en la época malvinense y se centra en Amadeo, líder comunicacional de la Junta Militar y creador de un programa marcado por la manipulación de la opinión pública. Para conocer más detalles, Nota al Pie dialogó con el director Flavio Abraldes.
krill
El elenco está integrado por Pato Berardo, Cecilia Capello, Iván Diaz Benitez, Antonella Fittipaldi y Carolina Krivoruk.Crédito: Cesar Capasso.

Este 4 de abril, en la semana del homenaje a la Guerra de Malvinas, se estrenó la segunda temporada de “24 hs por el Krill. La obra tendrá cuatro únicas funciones, que se realizan todos los jueves a las 21 en el teatro El Grito ubicado en Costa Rica 5459. Las entradas se encuentran disponibles en Alternativa Teatral. 

El espectáculo se desarrolla en 1982 y se centra en Amadeo, líder comunicacional de la Junta Militar, quién aprovecha el espíritu nacionalista de todes y planea 24hs por el Krill. Se trata de un programa televisivo que busca juntar donaciones para la guerra. Sin embargo, el militar planea su golpe maestro: bailar en horario central en el evento televisivo para liderar el renacer de una Junta ya desgastada frente a la opinión pública. 

En el marco del estreno, Nota al Pie dialogó con el director y dramaturgo Flavio Abraldes.

¿Qué motivó la creación de 24hs por el krill?

Empecé a escribir los primeros conceptos de manera bastante inconsciente, aparece como un primer juego de imaginar durante la pandemia. Me llegó un recuerdo infantil. Recordaba un momento crucial en esos tiempos, y es el de ese programa llamado 24H por Malvinas

En esa época la televisión no era como ahora; empezaba a las 12 y terminaba a las 11 de la noche. Era muy distinto, había cinco o cuatro canales. Sin embargo, 24h por Malvinas era un programa ómnibus con una duración de corrido. 

Era como si todos estuviéramos viendo en cadena nacional eso, que era como una gesta nacional donde todos participan, donaban…muy emotivo. Los artistas, la gente de la farándula, los deportistas, estaban todos, todo el mundo estaba ahí detrás de esa causa.

Había una cosa muy hermosa de nacionalismo, de unirse, de ingenuidad, de querer apoyar a los chicos. Sobre todo donar cosas para que allá reciban una guitarra. Ahí estaba presente el “vamos ganando”. Un triunfalismo, una cosa muy grande, inocente,  ingenua y  manipulada.

A partir de ese momento empecé a encontrar cierto paralelismo con otros momentos de la historia o de la actualidad.

1 prensa 24 hs por el krill
Flavio Abraldes es un escritor, director y dramaturgo que se desempeñó en teatro, televisión y publicidad de reconocidas marcas. Crédito: Cesar Capasso.

¿Cómo cuáles?

Diferentes momentos en los que uno pasa el tiempo y dice “¿cómo me creí esto?”. Hago un listado de recuerdos: desde la convertibilidad de Menem, que tuvo respaldo 4 años y con el 57% del país; Alfonsín, que fue masivo el apoyo y finalizó mal al igual que el menemismo; Alberto (Fernández) en la pandemia, tenía un 80% de imagen positiva y terminó como terminó. El kirchnerismo, espacio político que apoyé con el voto y después los resultados no fueron los esperados. 

Hoy está sucediendo otra cosa con un sector de la población, los jóvenes le dieron un voto a un espacio político que los llena de ilusión y no sabemos cómo va a terminar.

Hay una recurrencia a la ilusión que no tendría por qué ser de otra manera, pero  que está relacionado con el manejo de la comunicación por parte del poder y de los poderes.

El poder político no es el único, hay un poder mediático. Hay una construcción de una noticia y una manera de comunicar. Un contenido que tiene como objetivo hacer creer a la gente algo para el beneficio de alguien que sabe que es de otra manera.

Creo que la guerra de Malvinas y en especial ese programa de televisión, tenían como objetivo lavar caras que ya estaban sucias. Malvinas es muchas cosas, pero también es un último intento de la Junta Militar de mantenerse en el poder unos años más.

¿Los momentos que me comentas se entrelazan con la obra?

No, la obra habla de Malvinas pero desde la metáfora. Es parte de un núcleo generador de propaganda que nos hace creer por ejemplo el icónico “vamos ganando”. 

Nosotros hacemos parte de la obra al público, que en boletería recibe una donación para entrar en el clima de la obra, tal como ocurría en el programa 24 hs Malvinas

Nuestro público hace del público de ese tipo de programas pero desde el backstage.

En esa ficción usamos eventos que ocurrieron históricamente con el acento en la cúpula de la Junta Militar y los comunicadores con relación a que las donaciones llegarán a los chicos. En lugar de eso, quedan en sus quintas y mansiones. 

Los espectadores van a encontrarse con un ambiente triunfalista, que se va ir degradando al igual que la Junta. Éstos se van a ver interpelados como pasó en la temporada anterior. Mi tía fue a ver la obra, y cuando salió me dijo “cuántas cosas nos creímos”. La obra apunta a que nos hagamos esa pregunta. 

¿Para vos qué significa el 2 de abril? 

Significa muchas cosas. Entre ellas, recuerdos. Me acuerdo de mi primo anotándose como voluntario para ir a las islas, y yo envidiando con mis 9 años. También significa mi mamá llorando y diciendo: “No saben lo que es una guerra”. Ella vino de la guerra civil española. Entonces, en mi casa había como una contradicción porque se sabía que mis papás venían del hambre y la guerra, mientras mi maestra nos decía “chicos esto es una fiesta. Recuperamos heroicamente las Malvinas”. Antes de eso nunca en mi vida había escuchado que existían. 

A su vez, significa un punto de inflexión porque cuando termina la guerra se llama a elecciones. Fue una época de cambio también para mi, toda mi infancia fue bajo la dictadura y de repente aparece algo nuevo: la ilusión y el voto. Lo viví muy presente. 

Mi mamá no me dejaba ir a inglés en esos días por miedo a que pongan una bomba, cosas que para los chicos de ahora sería un montón. Quienes vivimos la violencia de los 70, nos quedan las maneras de manejarnos. Empecé a hacer salidas de adolescente en el 84. Recuerdo que mi papá me decía: “Si te para un policía y no tenés documento, no corras porque te tiran”. 

3 prensa 24 hs por el krill
El diseño de vestuario y escenografía es realizado por Maite Corona, la iluminación por  Ricardo Sica, la escenografía por Walter Lamas, y vestuario por Atelier Lau Perez. Crédito: Cesar Capasso.

¿Cómo fue el proceso de producción? 

Nosotros comenzamos a ensayar con un texto escrito por la mitad. Empezamos a trabajar con los actores en el montaje de las escenas. En esas instancias se me abría el imaginario y continuaba con la escritura. 

Cuando tuvimos la obra más o menos delineada y estábamos en un proceso de pulido de detalles, empecé a trabajar con Maite Corona sobre el vestuario. Después lo hice con Ricardo Singani en iluminación para que se asemeje a la de los 80. 

En cuanto a la música, se interpreta en vivo en el elenco. Están Ivan Diaz Benitez, que interpreta en guitarra a Leonardo Favio y Sandro; Antonella Fittipaldi, que es cantante y viene de la comedia musical; y Patricio Berardo, que no está en el mundo de la música pero canta increíble. 

Hay una textura musical que tiene que ver con la época que está relacionada con el cine que me llevaba a ver mi vieja. Películas como La Carpa del Amor, las de Sandro, y las de Palito Ortega. En la estructura de la obra también hay algo de eso. En este caso tratamos un tema pesado y profundo, y la música sirve para descomprimir. 

¿Cómo se vivió el estreno de la primera temporada?

Estuvo muy bien, es muy loco porque nos sorprendió. La obra tiene cierto humor vinculado a la época, que era más violenta. Pensé que alguien podía hacer algún comentario sobre eso en las críticas pero no, la gente entendió el contexto de la obra. Sin embargo, hoy el contexto actual es distinto. Entonces quiero ver cómo resuena lo que dicen los personajes después de un año. 

¿Qué diferencia hay entre el año pasado y hoy que puede afectar en la interpretación de los personajes?

Creo que si bien el humor que se traza en la obra está claramente contenida en 1982, donde la cultura y los códigos eran determinados, lo permitido y no permitido era distinto al de hoy. 

Partiendo desde ese punto de vista, el año pasado la crueldad no era regla, no era parte del discurso oficial. Entonces había una tolerancia, hasta un cierto lugar de cuestionamiento puesto en el humor. 

Decir “mogólico” en un chiste el año pasado podía enojar a alguien, pero había algo que se sabía que no se puede. Distinto es el panorama cuando el discurso oficial es decir mogólico como insulto. A nadie le da gracia un chiste que diga “mogólico” cuando el presidente hace uso de esa palabra para insultar a un senador. Por eso me gustaría ver qué pasa con los chistes, es como una investigación en el humor. 

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

Sin Pacto y con represión: Milei celebró el acto por el 25 de mayo en Córdoba 

La visita del presidente fue recibida con manifestaciones lideradas por la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), quienes criticaron las políticas de ajuste y declararon a Javier Milei como “persona no grata”.

Pampas ganó y Dogos XV empató en el cierre de la fase regular del Súper Rugby América

Concluyó la fase inicial del campeonato, y tanto las franquicias argentinas como Peñarol y Yacaré XV están en la carrera por el título en el SRA. Con un desempeño sólido, los cuatro equipos disputarán los playoffs.

Sin el MECIS, ¿quién registrará los juicios de lesa humanidad?

El gobierno dejó en proceso de disponibilidad a les trabajadores del INCAA que realizaban esa tarea. La importancia del programa y qué sucederá de acá en más.

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto