sábado 20 de julio de 2024

Talevi y Midel se unen para hacer un “Pacto” musical

Los traperos presentan en un nuevo y poderoso sencillo, que promete cautivar a les oyentes con su mensaje profundo sobre la importancia de la hermandad y la lealtad. Talevi dialogó con Nota al Pie sobre la composición que captura la esencia del freestyle.
1 Gentileza de prensa Talevi
Talevi y Midel han logrado capturar la esencia de un pacto inquebrantable a través de esta colaboración que ya se encuentra disponible en todas las plataformas. Créditos: Gentileza de prensa Talevi

Talevi y Midel, oriundos de Beccar, zona norte del Gran Buenos Aires, unen fuerzas en su nuevo feat, ‘Pacto‘, una colaboración musical que destaca la hermandad y la lealtad. A través de su profunda letra, exploran el significado de una alianza en los momentos buenos y malos, resaltando la importancia de nuestras raíces. 

«Pacto» es una obra maestra musical de improvisación y composición escrita, que captura la esencia del freestyle. Con letras enigmáticas como «ese pacto no se revela«, en la que refleja la importancia de mantener la confidencialidad dentro de una hermandad, permitiendo una comunicación sin restricciones y sin temor al juicio externo. 

El productor Vlixes desempeñó un papel fundamental en la creación de esta colaboración, aportando su genialidad para dar vida a una pista que se sumerge en el fascinante subgénero del Supertrap

Esta canción desafía las convenciones musicales y eleva la experiencia auditiva a nuevas alturas, sorprendiendo a los oyentes con una mezcla única y vanguardista. 

El artista emergente Talevi conversó con Nota al Pie sobre este nuevo proyecto y aseguró que la canción es un himno a la libertad creativa y al poder de las conexiones auténticas.

La canción “Pacto”, invita a reflexionar sobre la importancia de esos lazos indestructibles que compartimos con aquellos que han estado a nuestro lado desde el principio. Créditos: Gentileza de prensa Talevi
La canción “Pacto”, invita a reflexionar sobre la importancia de esos lazos indestructibles que compartimos con aquellos que han estado a nuestro lado desde el principio. Créditos: Gentileza de prensa Talevi

Talevi y Midel: “Pacto” de hermandad y lealtad

¿Cómo fueron tus inicios con la música?

El amor por la música nace a raíz del freestyle. Yo me empiezo a encariñar muchísimo más con la música por el freestyle. El improvisar, el rap, todo como que me terminó haciéndome que me enamore completamente de la música. La música representa salvación, a mí me salvó. Le debo muchísimo más que nada al freestyle, pero la música es demasiada.

¿Cómo fue ese paso por el freestyle?

El freestyle inició en mi vida a temprana edad con unos amigos que yo no sabía que improvisaban.Y una vez estábamos en una plaza y de la nada se pusieron a improvisar y yo me metí, y fue ahí que nació la gracia de este amor por el freestyle. El freestyle mismo en mi vida me recontra sirvió para salir de muchas ruinas, de muchos pozos, así que estoy muy agradecido.


¿Cómo ha sido el proceso de crecimiento y evolución como artista desde tus primeros trabajos hasta ahora?

¡La evolución me parece abismal!, desde que arranqué hasta la actualidad de cómo estoy trabajando el cambio que tuve como Talevi para mí es enorme. Me pasó justo hace poco que me puse a verlo y decir: “Uff… este tipo tuvo un paisaje limado”. Así como hoy hay temas que no me gusta escucharlos, no los odio, pero antes me criticaba mucho y no los podía ni escuchar, hoy elijo no hacerlo. El tramo de artista y crecimiento es abismal. 

¿Por qué no te gustaban esas canciones?

Terminé dándole cierre a mi faceta de freestyler competidor, y ahí nace Talevi. En ese momento yo estaba con otra mentalidad, pensando en cosas que no me molestaba pensar. De hecho, hoy no es que cambié totalmente mi ideal en base a eso, pero sí cambié la forma en cómo expresarlo.

Lo que siento que pasó entre Orbit, que era mi álter ego anterior, y Talevi, que es mi álter ego actual, es que Talevi se sabe expresar de la manera correcta, que Orbit quizás le costaba un poquito más. Entonces siento que ahí hubo un quiebre en mí que dijo, bueno, hay que cambiar todo lo que se conoce y hacer algo completamente de cero.

Actualmente, Talevi está en el proceso de su próximo disco “Cacería de demonios”. Créditos: Gentileza de prensa Talevi
Actualmente, Talevi está en el proceso de su próximo disco “Cacería de demonios”. Créditos: Gentileza de prensa Talevi

¿Cómo describirías el subgénero «Supertrap» y cómo se refleja en «Pacto»?

El Supertrap es un subgénero del Trap, el cual tiene muchísimo más golpes y es más oscuro y tiene los hi-hats que pegan de una manera distinta en el Supertrap que en el Trap. En “Pacto” se refleja con la instrumental que es Supertrap. 

¿Cómo surgió la colaboración con Midel en la canción «Pacto» y cómo viviste esta experiencia?

La colaboración nace gracias a él. Vino a mi casa e hicimos la canción, yo tenía la instrumental de la canción “Pacto” que había intentado usarla el día anterior y no me salía nada y le dije: “Che, amigo mirá tengo esta pista que la verdad ayer intenté hacer algo y no salió nada”, y efectivamente nos tiramos un freestyle los dos y quedó de esa manera.

La experiencia estuvo muy buena la verdad, lo hicimos todo muy rápido, fue todo muy orgánico, no se forzó absolutamente nada. La canción es mitad freestyle y mitad escrita y siento que salió un recontra buen producto.

¿De qué se trata la canción?

Hablamos del “Pacto”, de cómo una persona con otra se puede hacer de sangre sin ser de sangre y cómo se pueden aliar y saber que se cierra un pacto. Hay personas con las que sabés que se cierra el pacto instantáneamente. Decís, “Ok, esta persona sé que no me va a romper nunca la confianza”, o al menos así lo ves, porque justamente una persona puede cambiar de un día para el otro, pero confía ciegamente en que hay un pacto y va como muy referido a justamente.

Se viene tu próximo disco «Cacería de demonios», ¿Qué podemos esperar de él?

Para “Cacería de Demonios” yo recomendaría que la gente realmente se espere el personaje completo. La “Cacería de Demonios”, es una lucha que tenemos todos. Lo que yo hice fue patentárselo a Talevi y decir, bueno, este es mi mensaje, esta es la lucha que yo quiero dar en cuanto a cómo yo hago que salgan mis demonios y poder cazarlos. Entonces yo creo que en “Cacería de Demonios”, lo que va a pasar va a ser exactamente eso. 

Se va a notar, la gente va a entender mucho más el concepto, a qué voy referido cuando lo hago y por qué lo hago. Yo soy una persona rebuscada, entonces voy a dejar muchos trucos dentro del disco para que la gente cada vez que vayan escuchando el disco se vaya enterando de trucos nuevos. Yo siento que “Cacería de Demonios”, es la representación perfecta de Talevi en la actualidad, sin ningún tipo de dudas.

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

Cien años de la Masacre de Napalpí: un delito de lesa humanidad y la memoria indígena que clama territorio

Fue el 19 de julio de 1924, cuando la Gendarmería y la Policía fusilaron a cientos de hombres, mujeres y niños del Pueblo Qom y Moqoit. Los responsables materiales e intelectuales tuvieron impunidad. Se trató de un delito de lesa humanidad perpetrado por una política estatal. El trasfondo, al igual que hoy, los territorios indígenas.

Identidad digital: el nuevo aliado contra la ludopatía infantil

En un contexto donde esta problemática continúa en ascenso, ¿existen opciones que puedan contribuir a proteger a los menores? En esta nota te contamos.

Teatro Eureka, un puente cultural entre Buenos Aires y Madrid

Una escuela de teatro argentina conquista Madrid con un ambicioso programa de intercambio denominado "Experiencia Gira".

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto