martes 16 de abril de 2024

Sequía en la Amazonía: acción humana, devastación, fenómenos naturales y crisis climática

La selva amazónica atraviesa una megasequía con cauces agotados, muerte de animales e impacto en los ecosistemas y las comunidades de agricultores familiares y pueblos indígenas. El fenómeno de El Niño y la crisis climática la agudizan, pero es necesario mirar las responsabilidades del agronegocio, la deforestación, la minería y las hidroeléctricas para pensar soluciones de preservación con justicia social.
DESTACADA. Credito Alex Oazuello secom
Crédito: Alex Oazuello – secom.

Reconocida por su biodiversidad y su papel crucial en el equilibrio climático global, la Amazonía enfrenta actualmente uno de los desafíos más apremiantes de su historia: la sequía. Este fenómeno, agravado por los efectos de la crisis climática que ya vivimos, tiene graves repercusiones para la región, afectando a los ecosistemas, a la sociedad local, especialmente a los habitantes de las afueras de las grandes ciudades, a los ribereños, a los agricultores familiares y a las comunidades indígenas, además de a la generación de energía en controvertidas Centrales Hidroeléctricas (UHE).

Es cierto que el escenario de sequía no es nuevo en la región, pues en 2005 y 2010 la Amazonía ya enfrentó severas sequías, con reducción de los cauces de importantes ríos, lagos y arroyos, provocando la muerte de peces y delfines debido al calentamiento del agua y la reducción del oxígeno. Además, hubo escasez de agua en varias comunidades. Sin embargo, este año, estas manifestaciones han sido más intensas, advirtiendo la necesidad de atención ante la gigantesca injerencia humana en la región, incluyendo deforestación, incendios, construcción de carreteras, minería, agroindustria e hidroindustria, además de fenómenos naturales como El Niño. Estos elementos exigen una respuesta más eficaz por parte de la sociedad, los ayuntamientos y los estados, especialmente cuando hay avisos anticipados de estos fenómenos meteorológicos extremos.

La sequía en la Amazonía es el resultado de una compleja interacción de factores, en los que la crisis climática juega un papel central. El aumento global de la temperatura contribuye a una disminución de las precipitaciones y un aumento de la evaporación, impactando directamente la disponibilidad de agua en la región. Además, la deforestación ilegal y los incendios criminales empeoran la situación, comprometiendo aún más a todo el sistema.

Los impactos de la sequía cubren una amplia y diversa gama de ecosistemas, tanto acuáticos como terrestres. La reducción de ríos, lagos y arroyos pone en riesgo la supervivencia de varias especies animales y vegetales. Las comunidades locales, que dependen directamente de estos recursos hídricos, enfrentan escasez de agua para el consumo y dificultades en la producción agrícola y la pesca, lo que impacta directamente en su seguridad alimentaria y nutricional y en su calidad de vida. En un lugar reconocido mundialmente como un paraíso acuático, hoy nos enfrentamos a un escenario de escasez de agua, embarcaciones varadas en ríos que alguna vez fueron caudalosos, incluso en épocas más secas, fauna y flora sufriendo y comunidades lidiando con la falta de agua.

En el caso específico de Brasil, al menos en los últimos 60 años, ha habido una ocupación más intensa de este vasto territorio, con procesos migratorios y políticas estatales de desplazamiento humano hacia la región. Estas acciones fueron seguidas por un conjunto de obras de infraestructura, inversiones y apoyo a la minería, carreteras, agronegocios y plantas hidroeléctricas, sin considerar los impactos sociales y ambientales reales que estos grandes proyectos tendrían en la Amazonía.

El modelo extractivo y la sequía en la Amazonía

En el caso específico de las centrales hidroeléctricas, que son una de las principales fuentes de energía de Brasil y la Amazonía, representando una porción importante de la matriz energética del país, la implementación de estos proyectos en la región es sumamente controvertida, especialmente por sus costos asociados: impactos ambientales y sociales.

Las centrales hidroeléctricas modifican drásticamente los ecosistemas fluviales, inundando vastas áreas de bosque y provocando la pérdida de hábitats naturales y biodiversidad. Además, la variación del caudal de los ríos afecta la dispersión de nutrientes y sedimentos, interfiriendo con los ciclos naturales de los ecosistemas.

La construcción de centrales hidroeléctricas a menudo conduce a la expulsión forzosa de comunidades locales, lo que provoca desplazamientos, pérdida de tierras y trastornos sociales y familiares. Estas comunidades a menudo dependen de recursos naturales que se ven afectados por las represas, lo que empeora su vulnerabilidad y genera conflictos y desigualdades socioeconómicas.

La severa sequía en la Amazonía agrava los desafíos relacionados con las Centrales Hidroeléctricas. La disminución del volumen de agua en los ríos reduce la capacidad de producción de energía, comprometiendo el suministro y aumentando los costos operativos. Plantas de reciente construcción y con proyectos muy cuestionados, como Belo Monte, Jirau y Santo Antônio, tienen niveles de generación de energía muy bajos o han tenido sus actividades suspendidas temporalmente, en el caso de estas últimas, según informó el Sistema Nacional. Operador Eléctrico (ONS).

2. Bruno Kelly Telam Reuters
Crédito: Bruno Kelly / Télam / Reuters.

Pese a la complejidad de la situación, persisten inversiones y estudios para la implementación de nuevas centrales hidroeléctricas. En Roraima, que también enfrenta una de las peores sequías de su historia, cuyo pico se espera para los meses de diciembre y enero, los estudios de impacto ambiental (EIA/RIMA) y el Estudio del Componente Indígena (ECI) están a punto de finalizar la construcción de la Central Hidroeléctrica de Bem Querer. Es importante resaltar que, aunque se trata de una «planta de pasada» (que no requiera la estructura tradicional del embalse), aún provocará la inundación de una vasta área de aproximadamente 500 kilómetros cuadrados. Este proyecto plantea preocupaciones sobre la transparencia y ignora varios impactos sociales y ambientales para el Estado y su principal curso de agua, el río Branco, además de las implicaciones para el Parque Nacional Anavilhanas en Amazonas.

La sequía en el Amazonas se ve agravada por una intersección de factores, incluido el fenómeno climático El Niño, que desplaza los patrones atmosféricos y oceánicos, intensificando la sequía en la región. Además, la deforestación y los incendios desempeñan un papel crucial, liberando dióxido de carbono a la atmósfera y destruyendo vastas áreas de bosque, comprometiendo el ciclo hidrológico y la humedad del aire. El avance de la agroindustria, a menudo asociado con la deforestación, también contribuye a la sequía, reduciendo la cubierta vegetal y aumentando el sellado del suelo.

El avance de los sectores agroindustriales en la Amazonía, que a menudo provoca deforestación, representa un desafío importante. Las prácticas inadecuadas de gestión del agua y de riego exacerban la escasez de agua. Además, el abandono del medio ambiente en la región, ya sea por la falta de una inspección eficaz o por la flexibilización de las leyes medioambientales, aumenta los problemas relacionados con la sequía.

amazonía
Crédito: Bruno Kelly / Télam / Reuters.

La sequía en la Amazonía brasileña es una crisis compleja, influenciada por una serie de factores interconectados. Abordar esta crisis requiere acciones integrales que involucren políticas ecológicas, educación ambiental, aplicación rigurosa y esfuerzos globales para combatir la crisis climática que ya estamos experimentando. La vida en la Amazonía está intrínsecamente ligada al futuro no sólo de Brasil, sino del planeta en su conjunto. Es crucial encontrar soluciones equilibradas que consideren la necesidad de energía, la preservación del ambiente y el bienestar de las comunidades locales, ya que no es posible debatir la preservación de la Amazonía sin discutir la justicia social.

Parece que ante esta megasequía y todos los problemas ambientales y sociales, el Estado brasileño aún no ha dado la debida importancia a los impactos de los grandes proyectos de infraestructura para la Amazonía. Científicos, ambientalistas, movimientos sociales y organizaciones indígenas vienen alertando sobre los problemas, sin embargo, siguen siendo voces desoídas ante la voracidad del capital.

Es urgente implementar una nueva dinámica que promueva una perspectiva de gestión más integral, incorporando valores sociales, culturales y ecológicos. Es crucial que cuestionemos efectivamente el discurso del desarrollo sostenible, a menudo disfrazado de estrategia de marketing por parte de las grandes corporaciones, especialmente aquellas que impactan más negativamente el medio ambiente en la Amazonía.

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

Galperin y Milei avalaron el nuevo sistema de cobro de programas sociales: ¿Negocio redondo?

Mercado Pago comunicó oficialmente que los beneficiarios de los programas sociales de Asignación Universal, Progresar, Programa Hogar podrán percibir el cobro mensual a través de esta billetera virtual.

Una aventura que comienza, el cantante Ian Carter celebra su etapa solista con un show

El músico nacido en Lima y residente en Buenos Aires se presentará en el Cultural Morán este 20 de abril, donde mostrará canciones de su nuevo proyecto. Para saber más detalles sobre su presente y su historia, Nota al Pie dialogó con el compositor.

Rafael Nadal anticipó que el 2024 podría ser su último año como profesional

El tenista español brindó una entrevista en la previa de su debut en el ATP de Barcelona y dejó abierta la posibilidad de que la actual temporada sea el punto final de su carrera.

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto