Jun 22, 2023 | Sociedad

Argentina: nació el primer bebé del mundo por una técnica nacional de fertilización asistida

Investigadores del país desarrollaron un proyecto de fertilidad que activa la capacidad de fecundar de los espermatozoides. Este logro es el resultado de un prueba piloto que se realizó en la clínica In Vitro Buenos Aires, la cual colabora en la investigación del CONICET y la Universidad Nacional de Rosario.
Fertilización asistida
Los espermatozoides tratados con HyperSperm generaron un 63% más de embriones de alta calidad en comparación con otros métodos de fertilización asistida. Crédito: cpcesfe2.org.ar.

El pasado miércoles nació un bebé en Argentina, pero ¿qué tiene esto de novedoso? Su concepción fue el resultado positivo de una prueba piloto de HyperSperm, un proyecto de fertilidad que desarrollaron científiques en el país. 

Es el primer niño en nacer tras ser engendrado con una nueva técnica que activa la capacidad de fecundar de los espermatozoides. Lo innovador es que se trata a las semillas masculinas en un laboratorio, pero el proceso de gestación se lleva naturalmente en el sistema reproductor femenino. 

Este logro científico fue realizado en la clínica In vitro Buenos Aires, que colabora en la investigación junto con el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y la Universidad Nacional de Rosario (UNR).

HyperSperm es un método desarrollado por Fecundis, una startup de tecnología médica con sede en Argentina y en el Parc Cientific de Barcelona (España), que fue fundada por los investigadores Dario Krapf y Mariano Buffone, ambos del CONICET, y Rita Vassena, CEO de la empresa.

En este caso, según informó Vassena, les padres fueron personas con un largo historial de infertilidad. Esta técnica aumenta las probabilidades en las fecundaciones asistidas, ya que mediante este procedimiento se genera un número de embriones de alta calidad a partir de espermatozoides tratados que incrementan en un 63% la eficacia de la fecundación.  

Como resultado de este método, se podrían reducir a la mitad el tiempo y el costo de los tratamientos de fertilización asistida, ya que habitualmente sólo uno de cada tres embriones implantados acaba en un nacimiento.

Cabe mencionar que históricamente, en casos de infertilidad, se centró la atención en el tratamiento del óvulo. Sin embargo, según explicó Vassena, se demostró científicamente que la actividad del semen contribuye más allá de la fecundación y que su actividad es clave para un buen desarrollo de los embriones y del éxito de los tratamientos.

Fertilización asistida
Históricamente, en casos de infertilidad, se centró la atención en el tratamiento del óvulo. Sin embargo, la actividad del semen contribuye más allá de la fecundación. Crédito: argentina.microjuris.com.

¿Cómo funciona esta técnica?

El sistema HyperSperm es un procedimiento científico mediante el cual se activan  espermatozoides de una muestra determinada de un donante. Éste puede ser el padre, si la mujer es estéril, o un donante anónimo en el caso de que el hombre sea infértil o se trate de una pareja de mujeres. Allí se reproduce en los espermatozoides los mismos cambios bioquímicos que se generan de forma natural en el aparato reproductor femenino durante una fecundación natural.

Esto permite al espermatozoide adquirir una capacidad de movimiento llamada “hiperactivación”, que es crítica para el éxito de las fecundaciones y que, sin embargo, no ocurre correctamente con las técnicas actuales de reproducción asistida, según aclaran les especialistas. “En las clínicas de reproducción asistida, en general, se presta poca atención a los espermatozoides y carecemos de protocolos estandarizados de manejo del semen”, explicó Vassena.

Fertilización asistida
Este logro científico fue realizado en la clínica In vitro Buenos Aires, que colabora en la investigación junto al CONICET y la Universidad Nacional de Rosario. Crédito: cuidateplus.marca.com.

Fecundis comenzó en 2022 un ensayo piloto en Argentina, donde se desarrolla una gran parte de su actividad científica. Para dicho estudio se seleccionaron 10 parejas infértiles, que fueron sometidas por igual a la técnica tradicional y a la innovadora que plantea el proyecto. De este modo, les investigadores comprobaron que los espermatozoides tratados con HyperSperm generaron un 63% más de embriones de alta calidad en comparación con los otros controles. 

Pese al éxito de este examen, les especialistas puntualizan en que se trata de un estudio de tamaño y alcance limitados, mientras se preparan ensayos más amplios. Este es un primer paso del desarrollo de este sistema que dio resultados positivos para ser una prueba piloto.

Compartir:

Seguir Leyendo

Nota al Pie | Noticias en contexto