jueves 18 de abril de 2024

El espía Américo Balbuena fue condenado a 2 años de prisión

Quien supo infiltrarse en las filas de la Agencia Rodolfo Walsh, como parte de una persecución a organizaciones sociales y líderes sindicales, deberá servir por “incumplimiento de deberes de funcionario público”. Nota al Pie conversó con Rodolfo Grinberg, ex director de la agencia, para conocer los detalles.
américo balbuena
Rafecas indicó enviar testimonios de la sentencia a la Comisión de Seguridad Interior de la Cámara de Diputados y a la Comisión Bicameral de Fiscalización de Organismos y Actividades de Inteligencia del Poder Legislativo. Crédito: Bernardino Avila.

El ex miembro de la Policía Federal, Américo Balbuena, fue condenado a dos años de prisión en suspenso por “incumplimiento de deberes de funcionario público”. Daniel Rafecas, juez federal a cargo de la causa, dictó la condena tanto para él como para sus ex jefes, Alfonso Ustares y Alejandro Sánchez. Así se resolvió el pasado 31 de marzo en la Sala de Audiencias B en Comodoro Py, lugar donde comenzó el juicio.

Tras la sucesión de hechos, Nota al Pie dialogó con Rodolfo Grinberg, ex director de la agencia Rodolfo Walsh, para conocer detalles y su mirada al respecto. 

Grinberg hizo una diferenciación clave. “Él no fue condenado por espionaje, sino por incumplimiento de los deberes de funcionario público”, remarcó. 

Según explicó el entrevistado, la figura de espionaje se incorporó al Código Penal en 2015 y la denuncia se radicó en 2013. En consecuencia, él no fue juzgado bajo la carátula de “espionaje ilegal”. Asimismo, el letrado estableció una inhabilitación especial en su contra para prohibir que ejerza cargos durante al menos cuatro años.

No obstante, Grinberg resaltó que “la pena es muy baja”. Ahora bien, es la condena máxima que existe. En esta misma línea, el entrevistado agregó que “en ningún momento Balbuena va a tener que cumplir cárcel en forma efectiva”. Por último, puntualizó que “es terrible que esta figura se haya incorporado recién en 2015”.

américo balbuena
Para Grinberg esta lucha recién empieza, todavía hay que lograr que la Justicia desarticule los sistemas de espionaje. Crédito: Rodolfo Grinberg.

El funcionamiento del espionaje ilegal

La infiltración de Balbuena en la agencia significó un gran golpe del Servicio de Inteligencia (SI). A través de la intromisión de un agente, lograron relevar información sobre organizaciones sociales y líderes sindicales. “El espionaje realizado por Balbuena, en definitiva, fue de la Policía Federal y eso significa que el Estado nos está espiando. Esto realmente es gravísimo”, señaló Grinberg.

En este sentido, los tres involucrados recibieron la misma pena por su rol. Ninguno fue condenado por su tarea como espía porque el Código Penal lo incorporó como figura, luego de esta denuncia.

Frente a este detalle, que cambió el destino de Balbuena y recibió una condena excarcelable, el entrevistado apuntó contra la Justicia argentina. “Esto nos habla de una justicia de clase que condena a los pobres por cualquier cuestión, pero no a quienes nos están controlando”, aseveró.

Históricamente, los casos de espionaje en Argentina son innumerables y ninguno tuvo una resolución clara a lo largo de estos años. Por este motivo, Rodolfo enfatizó: “En cuarenta años de democracia, esta es una de las grandes deudas que tiene la propia democracia porque todavía existe un sistema de control y vigilancia social”.

américo balbuena
Según Myriam Bregman, abogada querellante, el objetivo era exponer los servicios de inteligencia en Argentina. Crédito: Santa Cruz.

Américo Balbuena sienta un precedente

El avance en la investigación, respecto a los casos más significativos de espionaje, es un punto flojo en Argentina. Sin embargo, Balbuena recibió una condena por los 11 años de infiltración, dada la incompatibilidad de funciones como periodista y policía, según establece la Ley N.º 25.520 de Inteligencia Nacional

“Estos espías existen en muchísimas organizaciones y no sabemos sus nombres y apellidos, pero existen”, explicó Grinberg. Y agregó que “la pena tendría que haber sido más contundente”.

Ahora bien, el ex director remarcó que el fallo “fija un antecedente porque el Estado reconoce que existe el espionaje, aunque la condena no lo diga”. Además, confesó: “Me sentí aliviado”. 

“Lo que hizo él (Balbuena) y la Policía Federal implicó un daño a toda la sociedad y al pueblo, que aún persiste”, ratificó Grinberg. Por lo tanto, añadió que “lo más importante es difundir el tema con claridad porque aún existe el espionaje y hay que desmontar el aparato represivo”.

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

Emanero, el artista multifacético que regresa al Luna Park

Tras el éxito de sus últimos lanzamientos, el músico argentino anunció un show en el emblemático estadio. Ante la demanda de sus seguidores, agregó una segunda fecha para el 14 de junio. En esta nota, todos los detalles.

“Bajo el Sol del Rocanrol”, un retrato fílmico de la contracultura argentina

El documental dirigido por Mónica Simoncini y Omar Neri, que aborda la figura del editor y periodista Jorge Pistocchi, se estrenará en los próximos días en el marco del festival BAFICI.

En medio de la tensión social, el Gobierno presiona para que avance la Ley Bases

El oficialismo busca establecer acuerdos con diputades y gobernadores dialoguistas para fortalecer el nuevo proyecto. En este contexto, se espera que la próxima semana el documento sea tratado en comisiones y luego pase al recinto de la Cámara de Diputados.

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto