martes 16 de julio de 2024

El club Okinawa SV de Japón presentó su nueva indumentaria con los colores de Boca

El equipo del fútbol japonés dio a conocer las nuevas camisetas que usarán para la temporada 2023 con la particularidad de que se asemeja al diseño del equipo argentino, por un fanatismo que llegó desde Sudamérica hace más de 20 años.
El club Okinawa SV de Japón presentó su nueva indumentaria con los colores de Boca 1
Okinawa SV presentó la indumentaria para la temporada 2023 con una calcada semejanza al diseño de la camiseta de Boca. Créditos: El Observador.

El fútbol supera fronteras y la pasión que genera logra llegar a varios territorios donde, para demostrarla, se conforman peñas identificadas con ciertos clubes. En Japón hubo un caso aún superior con la presentación de la nueva indumentaria del Okinawa SV, la cual se asemeja por completo a la de Boca, de Argentina. Esta elección se produjo debido al gran fanatismo que tiene su fundador, Naohiro Takahara, quien jugó en el “Xeneize” hace más de 20 años.

De cara a la temporada oficial de este año, el club japonés presentó la nueva pilcha que vestirá, la cual ostenta un diseño idéntico al conjunto de La Ribera. Su camiseta titular es toda azul con una franja horizontal amarilla a la altura del pecho, mientras que la suplente utiliza los colores invertidos. Por último, la casaca suplente es gris, con vivos en azul y amarillo, la cual recuerda a la que utilizó Boca entre 2000 y 2001, con Carlos Bianchi como técnico. 

Durante el 2001 se concretó una sorpresiva incorporación en el fútbol argentino, la inclusión del delantero japonés Naohiro Takahara a Boca. El fútbol japonés estaba muy lejos de las miradas  del mundo pero el conjunto argentino conoció el territorio un año antes al vencer en Tokio al Real Madrid en la Copa Intercontinental. En total, el futbolista asiático solo disputó siete partidos con Boca y pudo marcar un gol ante Lanús.

En aquel entonces, se catalogó su arribo a la Argentina como un negocio de marketing más que futbolístico. “Takahara para mí fue una idea innovadora que pudo haber tenido, además, un resultado deportivo”, afirmó Mauricio Macri, presidente de Boca en 2001. Por su parte, Fabián Fiori, colaborador del plantel en aquel año, también recordó lo que significó su fichaje. Definió a Takahara como uno de los personajes del “mundo Boca que venían a generar marketing más que fútbol”. 

Luego de su fugaz paso por el conjunto de La Ribera, Takahara se destacó en Alemania y su país natal sobre todo. De igual modo, nunca dejó de lado las sensaciones que la causaron vestir la camiseta de Boca y su fanatismo por la institución que lo llevó hasta Oriente. Muchos años después de su estadía en Argentina, incursionó en diversos ámbitos y roles pero sin dejar de ser futbolista. En 2016 fundó un club en la ciudad de Okinawa, el cual portaría los míticos colores azul y amarillo de su querido Boca.

Una fundación con objetivos claros

Con 37 años, Takahara usó el fútbol y su historia en él como identidad para fundar el club Okinawa SV en 2016. La camiseta de la institución lleva los colores azul y amarillo en alusión al equipo argentino. Además, las últimas dos letras del nombre son las mismas que la del Hamburgo alemán, club en el que jugó 119 cotejos y anotó 16 goles. Hoy por hoy, la institución nipona se encuentra en la quinta división del fútbol japonés.

Asimismo, Takahara no solo es el fundador del Okinawa SV, sino que también es el presidente, técnico y, con 43 años, uno de los jugadores del plantel. “No se trata solo de armar un equipo, se trata de poder colaborar con la gente local”, argumentó “Taka” en 2019 en diálogo con el fanático japonés bostero, Isamu Kato. A lo que agregó: “También construir una identidad fuerte con la misma gente del barrio y así crear un lazo más sólido con ellos”. 

El club Okinawa SV de Japón presentó su nueva indumentaria con los colores de Boca 2
El fundador de Okinawa SV es Naohiro Takahara, ex futbolista xeneize, quien ejerce como presidente, entrenador y jugador, a sus 43 años, dentro de la institución que creó en 2016.
Créditos: Instagram Takahara.

Al respecto, indicó que buscó vincularse con distintas empresas que “no tienen nada que ver con el fútbol”, con el objetivo de que la relación se expanda en la comunidad. Es por eso que en la actualidad el mayor sponsor del club nipón es una empresa de café instantáneo. Incluso, Takahara levantó una huerta de café en donde trabajan los mismos futbolistas con el fin de recaudar fondos para construir un estadio “como La Bombonera” en un futuro.

Una locación que se vincula con Argentina

Aunque por los casi 18 mil kilómetros que separan a la Argentina de Japón, no habría relación alguna en la fundación del Okinawa SV, existe otra llamativa coincidencia. Más allá de los colores que homenajean a Boca, la ciudad de Okinawa representa la tierra de origen de la mayor parte de la inmigración japonesa en Argentina. En base a algunos estudios, casi un 70%  de los miembros de esa nacionalidad pertenecen a dicha comunidad. 

Uno de esos miembros es Shiroma, profesor del Centro Nikkei argentino, la asociación sin fines de lucro que agrupa a los descendientes de Japón en la Argentina. Sobre el tema, argumentó que “Okinawa es una isla muy chiquita que está en el sur de Japón, con una cultura muy diferente a la del resto del país”. Luego, añadió que “por mucho tiempo, fue un reino independiente que actuaba de intermediario comercial entre Japón y China”. 

Sin dejar las coincidencias de lado, el docente japonés afirmó que en algún momento fue vecino de Takahara. “Antes, tenía una huerta cerca de mi casa. Ahora, su campo de café está en el norte de Okinawa y queda a dos horas de la casa de él”, concluyó Shiroma. Sin lugar a dudas, el nombre de Taka tomó mucha más relevancia luego de su paso por Boca y el fútbol alemán.

Una carrera aún vigente

El fútbol moderno permite que sean los futbolistas quienes deciden cuándo dejar la profesión y no el cuerpo ni sus años. Con más de 40 años, Takahara aún se desempeña como jugador en el Okinawa SV. El oriundo de Mishima, Prefectura de Shizouka, inició su carrera en el Júbilo Iwata en 1998, club en que estuvo hasta 2001 y logró convertir 32 goles en 78 partidos. Luego de tres años, llegaría a Boca como un jugador de renombre pero no pudo asentarse en el fútbol argentino.

Para 2003 regresaría a su primer club, donde destacaría como mejor jugador de la liga japonesa y máximo goleador con 26 anotaciones en 27 cotejos. Con dicha institución asiática obtendría la J1 League en 1999 y 2002, y la Liga de Campeones y Supercopa de la AFC en 1999. En la temporada 2004-2005 sería fichado por el Hamburgo alemán, donde estaría dos años y lograría consagrarse campeón de la copa nacional en 2003 y la Copa Intertoto en 2005. 

Entre 2006 y 2008 defendería los colores de Eintracht Frankfurt, también de Alemania, pero conformaría un paso sin pena ni gloria. Tras su experiencia europea volvería a Japón para jugar una temporada en Urawa Red Diamonds, mientras que en 2010 tendría una corta estadía en Suwon Bluewings, de Corea del Sur. Antes de jugar en Okinawa SV desde 2016, tuvo otros tres destinos sin sobresalientes actuaciones en su país: Shimizu S-Pulse (2011-2012), Tokyo Verdy (2013-2014) y Sagamihara (2014-2016).

En cuanto a la selección de Japón, empezó a ser convocado de manera constante desde su debut en el 2000. Ese mismo año jugó los Juegos Olímpicos de Sídney y la Copa Asiática, donde logró consagrarse campeón. Sin embargo, quedó afuera de la Copa del Mundo del 2002 por una enfermedad y recién regresó con el seleccionado en la Copa Confederaciones 2003. De igual modo, participó en el Mundial 2006, y además fue campeón con la Sub-16 en el campeonato asiático de selecciones de la categoría.

Varios clubes sirvieron como inspiración

La fundación del Okinawa SV se dio por el cariño que Taka sentía por Boca. Sin embargo, hay otros clubes que surgieron por la inspiración y buen momento de ciertas instituciones. El Rayo Vallecano de España adoptó su banda roja en honor a River, por el gran reconocimiento que tenía en el equipo argentino en Europa. De este modo colocó ese distintivo en su camiseta blanca tras acordar con Atlético de Madrid que no copiaría su diseño.

El Barcelona de España también fue gran inspiración para algunos clubes. El más popular es el Barcelona de Guayaquil. El conjunto ecuatoriano se asemeja al español en el escudo y el nombre desde sus inicios. El motivo fue que entre sus fundadores había un grupo de españoles afincados en Ecuador, cuya influencia pesó más sobre los locales. De igual modo, en un principio copiarían la bandera catalana, pero al final se inclinaron por el club con pequeñas modificaciones en el escudo.

Como contracara, el equipo ”culé” se inspiró en el Basilea suizo gracias a Joan Gamper, quien fue uno de los fundadores de la institución española en 1899. Durante el acto fundacional se decidió que se usara el modelo blaugrana. Real Madrid también sirvió como modelo para un cambio radical en Leeds de Inglaterra durante la década de los 60. El histórico DT Don Revie decidió cambiar el azul y amarillo, con el no ganaba nada, por el blanco del equipo “merengue”. 

El club Okinawa SV de Japón presentó su nueva indumentaria con los colores de Boca 3
El delantero japonés festeja su gol ante Lanús, el único que marcó en los siete partidos que jugó con Boca en 2001. Créditos: Twitter @PlanetaBoca.

Es así que desde 1961, el Leeds adoptó el color blanco en similitud al equipo que dominaba Europa en aquellos años. En Inglaterra también está el caso del Arsenal, que en su buen momento de época permitió que un grupo de argentinos fundaran un club en Sarandí con el mismo nombre. Asimismo, el Everton inglés sirvió como inspiración para su par chileno, que fue fundado por un grupo de inmigrantes ingleses. El conjunto de Liverpool realizó una exitosa gira a principios del siglo XX por Argentina.

Sobre los equipos argentinos, el Deportivo Espanyol, fue fundado por un grupo de inmigrantes españoles. La inspiración para la institución salió de la selección española y prueba de ello es que a lo largo de la historia ha modificado su indumentaria para vincularse con “La Roja”. Por último, un caso más que llamativo es el Club Deportivo Luis Ángel Firpo de El Salvador que se fundó en 1923 en honor al gran boxeador argentino Luis Ángel Firpo. El motivo fue su pelea por el campeonato mundial de peso completo contra Jack Dempsey

Compartir:

Nota al Pie es un joven medio alternativo y autogestivo. Precisamos tu aporte para sostener el día a día de un periodismo popular que encuentra cada día más dificultades para mantenerse independiente. Con tu suscripción mensual nos ayudás muchísimo. Podés cancelarla cuando quieras. Por mail te iremos informando de los beneficios de ser parte de Nota al Pie.
¡Muchas Gracias!

Notas Relacionadas

Seguir Leyendo

Atentado a Trump, ¿última bala de un Estado profundo en agonía?

El intento de magnicidio contra el ex presidente y actual candidato para la Casa Blanca expone la profunda crisis de proyecto nacional y civilizatorio de la élite de Estados Unidos.

La Justicia falló a favor de ATE y logra la reincorporación de trabajadores trans despedidos

La decisión fue tomada por la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo. Desde la Asociación Trabajadores del Estado señalaron que el Gobierno no renovó los contratos de forma arbitraria e ilegal. Ahora, esperan respuestas en otras causas que se encuentran en trámite.

El Gobierno convocó a referentes de la CGT y empresarios

El secretario de Trabajo, Julio Cordero, anunció una reunión para esta semana con los dirigentes de la Confederación General del Trabajo y los principales empresarios para dialogar sobre el sistema laboral.

Ultimas Noticias

Más del autor

Nota al Pie | Noticias en contexto