Mar 17, 2023 | Internacional

Un dron estadounidense derribado reaviva la tensión con Rusia

El Pentágono desclasificó imágenes de lo que asegura es un caza ruso que libera combustible sobre el vehículo de vigilancia. Desde Washington trabajan a contrarreloj para encontrar los restos.
dron
El video filtrado por el Pentágono en el cual un caza ruso rociaría con combustible el dron estadounidense. Crédito: Télam.

La tensión entre Estados Unidos y Rusia no para de crecer. Desde las acusaciones rusas sobre el saboteo del gasoducto Nordstream y el apoyo estadounidense a Ucrania. A ello, ahora se suma una nueva acusación: EE.UU acusó a la aviación rusa de haber “interceptado y chocado” un dron suyo sobre el mar Negro.

El Pentágono publicó el pasado miércoles imágenes desclasificadas de lo que asegura ser un avión de caza ruso, que libera combustible sobre el dron estadounidense que se encontraba cerca de Ucrania. 

El video muestra la cámara del dron MQ-9 Reaper apuntando hacia atrás y su hélice montada en la parte trasera, girando, antes de que un caza ruso Sukhoi SU-27 se acerque, descargue combustible e intercepte la nave no tripulada estadounidense. Según el Pentágono, esto fue con el objetivo de cegar sus instrumentos ópticos y expulsarlo del área.

Además, revelaron detalles sobre lo ocurrido: por más de medio hora, dos jets rusos sobrepasaron 19 veces al dron e intentaron rociarlo con combustible. Y aseguraron que el incidente ocurrió por la impericia del piloto ruso.

El hecho, ocurrido el martes, explotó la tensión entre ambas potencias mundiales. Desde Estados Unidos convocaron al embajador ruso, aunque este explicó que era una provocación estadounidense.

“Dos aviones rusos Su-27 realizaron hoy una interceptación insegura y poco profesional con un avión no tripulado MQ-9 de las Fuerzas Aéreas estadounidenses de Inteligencia, Vigilancia y Reconocimiento que operaba dentro del espacio aéreo internacional sobre el Mar Negro”, indicó el Mando Europeo de Estados Unidos.

foto 2 Andrew Caballero Reynolds Pool via AP
El secretario de Defensa Austin Lloyd y el jefe de Estado Mayor Mark Milley en el Pentágono. Crédito: Andrew Caballero-Reynolds.

La defensa rusa

El embajador ruso en Estados Unidos, Anatoli Antonov, salió al cruce rápidamente y lejos de calmar las aguas, expresó: “Lo más importante, creo, es que los aviones y buques estadounidenses no tienen nada que hacer junto a la frontera de la Federación Rusa”. 

Por otro lado, se preguntó: «¿Se imaginan que un avión, un dron (ruso) como ese aparezca cerca de Nueva York o San Francisco?”. En esa misma línea, cuestionó: “¿Se imaginan cuál sería la reacción de los medios informativos estadounidenses o del Pentágono a ese dron?”. Además, afirmó que su país no está interesado en una confrontación.

Por otro lado, el director del Servicio de Inteligencia Exterior de Rusia, Serguei Narishkin, denunció a Estados Unidos. “Emplea muy activamente todos los medios de espionaje, tanto espaciales como visuales y de radiointeligencia”, aseguró. 

Además, el ministerio de Defensa ruso sostuvo que sus aviones cazas no derribaron ningún dron. Sin embargo, admitieron que ese dron penetró el espacio aéreo de acceso prohibido hasta que el Ejército ruso concluya su misión militar en Ucrania. 

foto 3 dw
El MQ-9 Reaper que fue derribado en territorio ucraniano. Crédito: Haley Fourmet Gustavsen.

Riesgo de confrontación

La famosa tensa calma ya no existe y escaló a un nuevo estrato: el enfrentamiento está más cerca. Para darse cuenta de la gravedad de este hecho, solo basta con mirar la cantidad de voces oficiales de ambos países que salieron a aclarar o en algunos casos, oscurecer. 

Por ejemplo, el vocero de la Casa Blanca, John Kirby, aseguró que los rusos son los que “tienen que tener más cuidado”. Incluso el secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin, en diálogo con su par ruso, le recordó al país que sus fuerzas áreas debían actuar con profesionalidad.

En este sentido, Austin aseguró: “Estados Unidos seguirá volando y operando allá donde lo permitan las leyes internacionales”. “Es importante que las grandes potencias sean modelos de transparencia y comunicación”, agregó.

En tanto, desde Ucrania apuntaron a Vladimir Putin por este hecho, dejando entrever que tiene la intención de “ampliar la zona de conflicto con la participación de otras partes”. Asimismo, señaló que esto demuestra la “constante disminución de la superioridad estratégica rusa”.

Compartir:

Seguir Leyendo

Nota al Pie | Noticias en contexto