Dic 30, 2022 | Economía

Entre ajustes y acuerdos con el FMI, Argentina podría cerrar el año con una inflación del 95%

Ante nuevos ministros, inflación y una suba exponencial de precios al consumidor, el país cierra su economía con números en rojo. Nota al Pie repasa los escenarios que se vivieron en este 2022.
inflación
Apodado «El superministro», Sergio Massa mantiene una fuerte relación con Kristalina Georgieva, Presidenta del Fondo Monetario Internacional (FMI) Crédito: La voz.

Con la abrupta salida del ex ministro de Economía, Martin Guzmán, el gobierno de Alberto Fernández tuvo que tomar decisiones que no estaban planeadas. En medio de acampes, ajustes y una inflación mensual de casi 6 puntos, Argentina se posicionó como el segundo país con más inflación ¿Qué pasará en el 2023?

Apertura del acuerdo

Tras el cierre total producto de la pandemia del Covid-19, Argentina comenzó el 2022 con un total de 117.204 personas fallecidas y 5694930 personas contagiadas. Si bien los números se encontraban en rojo, poco a poco se fue haciendo una apertura progresiva a nivel nacional. 

Ante esta situación y a los parates laborales que hubo, debido al cierre de comercios y/o empresas, la inflación de dicho mes fue del 3,9%. Los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) revelaron que, los servicios de comunicación sufrieron un aumento del 7,5%. 

En el primer trimestre del 2022, Argentina tuvo desequilibrios económicos debido a que, en el 2021, no logró sumar reservas. Sumado a la inflación y al valor del dólar, la economía sufrió un shock. A finales de enero, el ex ministro Martin Guzmán explicó que “Se apunta a que en 2022 el financiamiento monetario sea del 1% del PBI, en 2023 que esté en alrededor de 0,6% del mismo y que en 2024 sea cercano a 0%”.

En marzo, tanto Guzmán como el presidente de la Nación, Alberto Fernández, cerraron el acuerdo para refinanciar la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI). El proyecto de Ley 27.668 se elevó a la Cámara de Diputados para que suplante al viejo programa de Stand By, que fue acordado en el 2018, sobre Facilidades Extendidas.

Como era de esperarse, en marzo, el proyecto del acuerdo con el FMI obtuvo 202 votos a favor, 37 en contra y 13 abstenciones. Es por ello que, la Cámara Baja otorgó media sanción al proyecto y pasó al Senado

Solo bastó unos días para que el Senado aprobara el proyecto con 56 votos afirmativos, 13 negativos y 3 abstenciones. En un escenario económico delicado, el FIT-U y el Polo Obrero, convocaron a manifestarse en plena sesión. La marcha se llevó a cabo en Avellaneda, Quilmes, Berazategui, Moreno, Vicente López, La Plata, Florencio Varela y La Matanza, bajo la consigna “No al FMI, la deuda es con el pueblo”.

inflación
Los acampes, producto del ajuste y la inflación, tuvo una gran relevancia en toma de decisiones sobre políticas sociales como el Potenciar Trabajo Crédito: Federico Groba, Nota al Pie.

La voz del pueblo

Como era de esperarse, el acuerdo con el FMI supo mantener sus metas y sus desembolsos, gracias a las políticas económicas que se fueron aplicando. Pero, antes de las medidas tomadas, Barrios de Pie- Libres del Sur marchó en contra del acuerdo, bajo el lema “el hambre y la miseria salarial no se aguantan más”.

El pasado 15 de febrero, la Unidad Piquetera comunicó que “El pacto con el FMI significa profundizar el empobrecimiento y la desocupación crónica que se instaló en nuestro país gobierno tras gobierno”.

Por otra parte, Humberto Tumini, Presidente de Libres del Sur, opinó acerca del acuerdo entre el gobierno nacional y el Fondo Monetario Internacional. En ese sentido, Tumini expresó que “Acuerdan con el FMI, preparan el ajuste que va a afectar a muchos millones de compatriotas y, al mismo tiempo, critican a los más humildes que defienden su dignidad y su familia con argumentos de la derecha”.

Renuncias inesperadas

Ante complicaciones económicas como la suba de tasas de interés y el aumento en las restricciones de las importaciones y a su vez, en medio del acuerdo con FMI, Martin Guzmán, el entonces ministro de Economía, renunció. El sábado 2 de julio, su decisión fue comunicada a través de Twitter, donde compartió 7 carillas explicando su medida. 

“Al asumir nuestro gobierno, Argentina se encontraba sumida en una profunda crisis económica, social y de deuda, y a ello se le agregó primero una pandemia global y luego la actual guerra en Ucrania” inició el comunicado.

“Por la nueva legislación que nuestro propio gobierno había propuesto, por primera vez en la historia un acuerdo con el FMI tuvo que ser sometido a la consideración del Congreso de la Nación para su aprobación” explicó Guzmán y agregó que “Más allá de las incertidumbres que generan las divisiones en el Congreso, este proceso constituyó un paso histórico hacia adelante para nuestra República”.

Tras declaraciones económicas en 99 días de trabajo, el ex ministro económico cerró sus páginas mencionando que “Con la profunda convicción y la confianza en mi visión sobre cuál es el camino que debe seguir la Argentina, seguiré trabajando y actuando por una Patria más justa, libre y soberana”.

Claro está que, para sorpresa de todos, la renuncia del ministro no estaba en los planes. Una de las situaciones que se vivió en vivo y en directo, fue la de la Vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quién se enteró de la renuncia en medio de un acto político en Ensenada, Provincia de Buenos Aires.

Un cargo que duró poco

En julio, Argentina presenció uno de los sucesos más escandalosos del momento. Una renuncia por redes sociales y un país sin un ministro de economía por un día. Ante los hechos, el presidente Alberto Fernández debió tomar cartas sobre el asunto y decidir el reemplazo de Guzmán. 

El resultado a los apurones, fue designar a la entonces secretaria de Provincias del Ministerio del Interior, Silvina Batakis. El lunes 4 de julio tomó juramento como ministra de economía, luego de su asunción expresó que “El rumbo de Argentina tiene que ver con el manejo fiscal, seguir con el programa económico que el Presidente viene marcando, tener más exportaciones y fortalecer más reservas”.

Bastó dos semanas para que, la nueva ministra, realice su viaje a Estados Unidos en medio de acuerdos con el FMI. Entre las reuniones que mantuvo Batakis, se aprobó un nuevo préstamo por 200 millones de dólares para el crecimiento sostenible con el foco en la innovación tecnológica. 

Si bien, Batakis mantuvo el visto bueno con el ente internacional, su lugar no iba a ser permanente. Su mandato sólo duró aproximadamente 24 días y fue el caballo de Troya para que Sergio Massa, sea el nuevo ministro de Economía. 

En medio de una profunda crisis económica, el gobierno nacional jugó una partida de ajedrez, para mover las fichas necesarias para darle un nuevo rumbo al país. Allí, la nueva y ex ministra económica pasó a un nuevo puesto de trabajo:  presidenta del Banco Nación, en reemplazo de Eduardo Hecker.

“El presidente reconoce y agradece el compromiso que demostró al sumarse al Gabinete” mencionaron en el comunicado de prensa de la presidencia. En medio de acuerdos y negociaciones, los aplausos se los llevó Sergio Massa, el denominado “Superministro”. 

inflación
Dentro de los aumento en el 2022, la nafta fue uno de ellos. En diciembre aumentó un 4% y se espera que en enero y febrero aumente el mismo porcentaje. Crédito: Puntal Villa María.

Cierre del año al rojo vivo

Entre desembolsos y metas pactadas con el organismo internacional presidido por Kristalina Georgieva, el acuerdo con el FMI sigue en curso pese a los duros ajustes al pueblo argentino.

Una inflación de 6 puntos mensuales, suba en combustibles, impuestos, aumento en los precios de los alimentos, y salarios que no alcanzan para llegar a fin de mes, son algunos de los puntos que el “superministro” no está teniendo en cuenta. Si bien el objetivo económico del país es fortalecer las reservas y bajar el déficit primario, la pregunta sería ¿A qué costo?

Cuando las papas queman, el resultado es tocarle el bolsillo a quienes menos tienen. Y claro está que, quienes son beneficiarios de programas sociales, son los que se llevan los platos rotos del ajuste. Quita de planes sociales y el no aumento de las prestaciones fueron algunas de las medidas que el gobierno planteó para poder llegar a las metas con el FMI.

Como eso no es todo, entre el ajuste, la cultura también se vio afectada debido a la falta de prórroga de las asignaciones, para diversas áreas culturales. Esta medida que afectaba a la comercialización, producción, creación de puestos de trabajo y de proyectos culturales, tuvo una fuerte concentración para que se pueda votar una nueva prórroga por 50 años.

Además, también surgió la discusión acerca del Presupuesto 2023. En temas económicos, el eje central es el ajuste y la reducción de presupuesto a ciertas áreas que son necesarias, una de ellas, la educación.

El principal objetivo del Proyecto 2023 es el de generar un crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) del 2% y un gasto estimado de $29 billones de pesos, sumándole una reducción del déficit fiscal primario al 1,9%. La contracara de este proyecto, que ya fue aprobado, es acerca de cómo sobrevivirá la economía, tanto con el proyecto y el pago de la deuda, en el 2023.

Un cierre con un 95% de inflación

Aún falta el cierre del año y los informes preliminares del 2022, pero, el documento del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), del primer semestre indicó que el 27,7% de los hogares se encuentran bajo la línea de la pobreza. En tanto, el 36,5% es el total de la población que se encuentra por debajo de la línea de la pobreza.

Habrá que esperar, qué dice el informe del último semestre del 2022, para también saber qué rumbo tendrá Argentina en el 2023. Si bien en temas de inflación, en noviembre hubo una baja y llegó a 4,9%, en total, Argentina se encuentra con un 85,3% de variación acumulada.

Según las estimaciones, se espera una inflación de casi un 95% para el cierre del año. En ese sentido, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), lanzó un informe en donde menciona que Venezuela lidera el ranking como el país con más inflación, es decir, con un 146%.

En el listado, el segundo puesto lo ocupa Argentina, donde se encuentra con el 87,8% de inflación y, en el tercer lugar se encuentra Cuba, con el 34,2%. El balance económico no fue para nada positivo en términos económicos -sociales. Aunque el gobierno nacional viene cumpliendo las metas al pie de la letra, aun no queda claro si el 2023 será, mejor o peor que el 2022.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto