Ago 1, 2022 | Economía

Otro aumento más: sube el pasaje de colectivos y trenes en el AMBA

La medida, que por ahora no afectó al subte porteño, incrementa un 40% el boleto del transporte urbano. El director del ISEPCi, Isaac Rudnik, reflexionó sobre el golpe al bolsillo que se suma al aumento del 11% que sufrieron los alimentos en julio.
Aumento
Tras tres años de congelamiento, el pasaje del transporte público en el AMBA subirá un 40% su valor. Crédito: Estela García, Nota al Pie. 

Desde este lunes, rige el aumento de un 40% en el pasaje de colectivos y trenes urbanos. La medida que implementó el Ministerio de Transporte de la Nación afecta al Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). Es decir, la zona que incluye Capital Federal y los partidos del conurbano bonaerense.

De esta forma, el valor para el trayecto más corto de viajes en colectivo pasará de $18 a $25,20. Mientras que el boleto que cubre mayor distancia aumenta de $23 a $32,20. La suba en los trenes afecta a las líneas Mitre, Sarmiento, San Martín, Urquiza, Roca y Belgrano Sur.

Por otra parte, el subte porteño continúa con su valor actual. Pero no por mucho tiempo, ya que desde Subterráneos de Buenos Aires S. E. (SBASE) convocaron a una audiencia pública para el 26 de agosto. En ella se comenzará a definir el nuevo cuadro tarifario. La propuesta inicial indica que el precio del pasaje del subte pasaría de $30 a $42, mientras que el costo del premetro sería de $15.

Otro aumento más: sube el pasaje de colectivos y tr
Nota al Pie te muestra el nuevo cuadro tarifario para que lo tengas en cuenta a la hora de cargar la SUBE. Crédito: Bárbara Galván, Nota al Pie.

Estos aumentos se dan en un contexto de descontento entre los sectores empresariales que se encargan de los servicios de transporte público. En la última mitad de julio, en el AMBA circularon de forma acotada, como parte de un reclamo por el atraso en el pago de compensaciones. De esta forma, diversas líneas trabajaron con reducciones del 20, 30 y hasta 50%. 

A su vez, la Unión de Tranviarios Argentinos (UTA) anunció un paro de colectivos para el martes 2 de agosto en reclamo de mejoras salariales. La medida de fuerza se realizará desde las 22 hasta las 6 de la mañana del miércoles. Forma parte de la negativa de les empresaries a pagar un bono de 25 mil pesos para afrontar los efectos de la inflación. Se llevará a cabo en el AMBA y se replicará en Córdoba, Rosario y San Juan

El transporte no será el único aumento de agosto. También se esperan subas en otros rubros, como prepagas y expensas. Isaac Rudnik, director del Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (ISEPCi), reflexionó al respecto en la página web del organismo. 

“Hay que detener el impulso inflacionario (que es motivado por múltiples causas difíciles de abordar simultáneamente)”, explicó el especialista; y agregó: “Pero no achicando el déficit fiscal mediante la reducción del gasto del Estado”. 

La solución que propuso Rudnik es la “suba de la recaudación con más contribuciones tributarias a los sectores económicos que vienen incrementando sus ya enormes ganancias”.

Otro aumento más: sube el pasaje de colectivos y trenes en el AMBA
El 22, 25 y 26 de julio, el Ministerio de Transporte nacional abrió una instancia de consulta popular por los nuevos valores del boleto en el AMBA. Crédito: María Caucia, Nota al Pie. 

Aumento del transporte público: los detalles 

El valor del pasaje de los colectivos y trenes en el AMBA ostenta el título del más barato del país, aún con la reciente suba. De todas formas, representa un golpe al bolsillo de les trabajadores, que ven cómo el costo de vida en el país sube sin parar. 

Existen algunas ayudas para mermar el efecto de este nuevo aumento. Por una parte, continúa el funcionamiento de la Red SUBE, que abarca cinco combinaciones de transporte público (trenes, colectivos, metrobus y subte) en dos horas. Aplica un descuento del 50% de la tarifa al momento del segundo viaje, y un 75% menos del valor de la tarifa a partir del tercer viaje realizado dentro de ese lapso de tiempo. 

Además, sigue vigente la Tarifa Social, una asistencia económica que se brinda a través de la tarjeta SUBE a los sectores de la población en situación de vulnerabilidad. Se trata de un descuento del 55% en cada boleto que se tramita a través de la página de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES). 

Les destinataries son jubilades y/o pensionades, trabajadores de casas particulares, veteranes de la Guerra de Malvinas y monotributistas sociales. También quienes reciben diferentes asignaciones y prestaciones por parte del Estado, y les beneficiaries de programas como Progresar o Potenciar Trabajo

Al aumentar el valor del pasaje también lo hará el saldo negativo de la SUBE, que se amplía a $100,80. A su vez, la tarjeta valdrá ahora $126. La novedad es que se puede adquirir de forma online. 


2022: siete meses de aumentos

La primera mitad del año significó una suba en el valor de muchos aspectos de la vida. Según datos del ISEPCI, la canasta básica de alimentos en enero costaba $33685. Mientras tanto, en julio valía $50411. En el último mes, el incremento del costo de la comida fue de 11%. 

El mismo organismo explicó que esa situación se traslada a la Canasta Básica Total (CBT). La cual contiene productos indispensables además de los alimentos, como transporte, salud, educación, mantenimiento del hogar, tarifas, combustibles, vestimentas, etc. 

Su posibilidad de acceso marca el límite para evitar caer por debajo de la línea de pobreza. Una familia de cuatro personas necesitó en julio $112.922,54 para conseguirla (también un 11% más que en junio). 

Sin embargo, los salarios no suben con la misma celeridad. El Salario Mínimo, Vital y Móvil es de $47850 (desde el mes de agosto). 

Isaac Rudnik, director del ISEPCI, habló en la página web del organismo acerca de esta situación. Afirmó que durante la breve permanencia de Silvina Batakis como ministra de Economía la inflación batió el récord del año (hasta ahora).

“Desde las organizaciones sociales una y otra vez le solicitaron entrevistas a las que nunca accedió”, explicó. Pero según reflexionó Rudnik, la ex ministra sí dialogó con las exportadoras cerealeras. No sólo eso, sino que les brindó una fuerte concesión, “que implicará un importante incremento de sus ya enormes ganancias”.

“Los grandes grupos económicos de este país consideraron que las concesiones obtenidas eran demasiado pocas”, continuó el director del ISEPCI; y agregó: “Entonces ejercieron más presiones mediante corridas contra el peso para impulsar una devaluación”.

Así, consideró que se llegó al nombramiento del nuevo ministro de Economía, Producción y Agricultura, Sergio Massa. Y se cuestionó su capacidad para detener el impulso inflacionario mediante el incremento de la recaudación a los sectores económicos que más tienen. 

Mientras estas cuestiones se definen, les ciudadanes del AMBA deberán enfrentar un nuevo ataque a su economía mensual a través del aumento del transporte público. 

Notas Relacionadas